Lo siento, ha sido imposible escribir nada en toooooda la semana, ha sido una semana muuuuuy complicada.
El peque-peque ha empezado en la escuela infantil, el peque mayor sigue en el cole y la mamá, o sea, quien escribe este blog, está terminando también un curso que me tiene ocupadas todas las mañanas.
Todos entramos en nuestros respectios “coles” a las 9’00h, teniendo en cuenta que cada uno tenemos el “cole” en un sitio distintos, es evidente que: es imposible que los tres seamos puntuales.
En el cole del peque-mayor suena la sirena de inicio de la jornada a las 9’00h en punto, en la escuela infantil del peque-peque tenemos un margen de entrada de 9’00h a 9’30h pero yo entro también en mi “cole” a las 9’00h en punto y como él de momento no puede ir solo…. obviamente…. pues a la que le toca llegar tarde es a su sufrida mamá, o sea, a mí.
Pero eso no es lo peor…. Es que esta además, también ha sido la semana de adaptación, es decir, ha ido el primer y el segundo día dos horas, el tercer y el cuarto día tres horas y el viernes, para redondear la jugada ¡¡¡no han tenido colegio ninguno de los dos!!!
En fin…. un lío….
¿Cómo me organizaba yo antes para currar fuera de casa ocho horas, volver a casa para preparar lo necesario y ordenar lo imprescindible y adémás tener tiempo para poder perderlo, antes de tener a estos dos pequeñajos a mi alrdedor?
¡¡Lo he olvidado!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cinco × 1 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.