Francia es un país eminentemente verde y es delicioso recorrerlo. 

Siempre hay algún rincón que te atrapa, que te envuelve y en el que tú te dejas envolver. Siempre hay un sitio para evocar recuerdos, para soñar y para respirar paz.

Normalmente casi siempre estos sitios están rodeados de grandes y poderosos árboles, de densos y mágicos bosques que nos dan mucho más de lo que nos piden, de lo que deberían exigirnos incluso.

Algunos de los que hemos recorrido nosotros, antes de que llegara ElCanijo, os los enseño aquí, grandes bosques que van recuperando su terreno y van tragando las ruinas de otros tiempos; tranquilos bosques de ribera que abrazan las orillas de los ríos con su dulce calma; poderosos bosques que encumbran la arena de una duna hasta convertirla en la más grande de Europa y que después saben convivir en armonía juntos.

Bosques que siempre dan lecciones de vida.

Naturaleza Bosques Ruinas
Bosques Rivera Río Francia Europa
Pilat Duna Francia Europa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

veinte − ocho =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.