Y hay tiempo para todo.
¿Por qué no aprovechar un día de sol y acudir a Faunia?
Viviendo en Madrid hay muchas opciones para disfrutar en un parque de ocio, en un parque de naturaleza como este, la verdad es que es una suerte. Alguna cosa buena tenía que tener padecer la contaminación más brutal, un nivel de ruido notable y una prisas exageradas la mayor parte del tiempo.
Nos fuimos a Faunia con los peques, no habíamos ido con ellos aún así que fue toda una aventura y lo pasaron genial.
Además, tengo que contaros una novedad.

Los peques han descubierto… ¡¡tachán!!… ¡¡la fotografía!!
El peque mayor ha heredado la cámara digital “vieja” de sus padres, o sea nosotros, porque hemos comprado una nueva, claro…
Y el peque peque ha heredado la anterior cámara de su hermano, así que los dos se han convertido en unos reporteros muy profesionales…

Muy, muy recomendable visitar Faunia y pasear por los distintos ecosistemas, incluso sentarse un ratito para ver como los animales nos miran a nosotros… je,je,je…. tiene su punto curioso ¿no os parece?

2 thoughts on “Nos Escapamos a la Selva… Casi”

  1. Nosotros estuvimos también hace poco y lo pasamos genial, a pesar de que ese día hacía un poco de frío. Le nena disfrutó de lo lindo y siempre pido ver las fotos en el ordenador.
    Un abrazo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cuatro × 5 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.