Días de Inspiración

Iba a hablaros de otras cosas, de libros, de pelis,… ya lo haré en otros posts pero es que, cuando se ponen graciosos, los peques se salen.
El primer día de cole empezó medio-medio…
Y luego en casa, la cosa mejoró….
¿Queréis echar unas risas? ¡Pues vamos a ello!

Lunes 10. Septiembre. 9,05 de la mañana.
Iba todo muy bien hasta que el peque-peque ha visto llorar a sus amigos desesperadamente a la puerta del aula… ha empatizado con ellos como un campeón y se ha convertido en un mar de lágrimas. Su SantoPadre se ha hecho con el control de la situación, le ha cogido, le ha achuchado y entre susurros, besos y cariños varios, le ha introducido en la clase y se ha despedido consolándole y dejandole sorbiendo moquillo pero sin llorar.

Lunes 10.Septiembre.14.35 de la tarde.
La hora de recogerlo ha sido toda mía y me moría de curiosidad por ver cómo había ido el día:
Mamá.- ¿Qué tal cariño cómo te lo has pasado?
Peque-peque.- Muy bien mamá, hoy hemos comido pero no hemos tenido siesta. Mañana sí pero como en casa.
M.- No mi amor, comes en el cole
P-P.- ¡¡Mañana también hay cole!! – entre cabreado y sorprendido
M.- Pues claro, cielo
P-P.- ¡¡Pero es que hay cole toda la vida!!

Ahí ya no he podido decirle nada, me he echado a reir ante su desesperación, así que mejor no confirmarle sus peores sospechas…

Lunes 10.Septiembre. 19.15 de la tarde.
Se ponen los dos peques a “hacer música” con la abuela. Uno con la guitarra del SantoPadre, la abuela con el timbal y el pequeño con una guitarrilla cuasi de juguete. Cuando ya llevan un rato con su propósito de hacer música y lo único que han conseguido es llenarme la cabeza de grillos… la abuela tiene calor y abrimos las ventanas.
Mamá.- Y si quereis salir a tocar al jardín no os priveis ¿eh, por mí no os priveis?
Abuela.- No, no, mejor no… a ver si molestamos a los vecinos…

El peque-peque sale al jardín con su guitarrilla, está fuera un minuto y vuelve a entrar.
Peque-peque.- ¡Tranquilos! Podemos salir…. no me han tirado tomates….

Nos quedamos entre ojipláticas y divertidad. Es evidente que hay días que están especialmente inspirados… ¿qué no?

21 opiniones en “Días de Inspiración”

  1. Gracias a las tres por pasaros y comentar… Sí, asumo que está para comérselo, sobre todo ayer y… asumo también que cuando crezca me arrepentiré ¡¡de no habermelo comido!!… ja,ja,ja…
    Besos para las tres guapas!!
    Pilar.

  2. Qué bueno el peque!
    Me ha recordado algo que siempre cuenta mi tía. Cuando mis primos eran pequeños, la más chiquita estaba super cansina con que quería ir al cole de su hermano, un día tras otro, venga a dar la paliza.
    Mi tía decide llevarla por fin.
    Al segundo día la levanta y ella, sorprendida, le dice: ¿Al cole? No, si ya lo vi ayer…
    En fin, pobrecillos lo que les espera…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

3 × 1 =