¡¡Me lo Quitan de las Manos!!

Se acercan las Navidades. Es un hecho. No he descubierto nada.
Y añado obviedades: cada día que pasa están más cerca. Sí, hoy estoy que me salgo.
Bueno pues esta realidad, este acercamiento, coincide sospechosamente con el incremento de mails en mi correo electrónico (todomundopeques@gmail.com) de empresas relacionadas con el maravilloso mundo del juguete.
Mientras escribo este post estoy esperando la llegada de uno para que lo prueben mis peques y luego sortearlo, pero no el probado sino uno nuevo… ¡cómo sois!
De ese ya hablaremos otro día que hoy vengo…. ¡¡¡cargadita, cargadita!!!

Lo dicho, se pone en contacto conmigo una empresa de distribución de juguetes en nuestro país para invitarme a sortear en el blog un juego que tiene una pinta estupenda pero que es para peques a partir de los 18 meses… los míos esa época la dejaron hace muuuucho, muuuucho tiempo.
Como no me parece lógico pues les escribo y les comento lo que pasa, que ese juego en cuestión a mis hijos les va a quedar algo pequeño pero, sorpresas del internet, resulta que tienen su empresa a escasos kilómetros de mi casa.
Concertamos una entrevista para hablar de toooodos sus juguetes.

Yo cojo a mis hijos, les siento en el coche después del cole, les llevo su merienda para el viaje (cortito si no hubiera sido por las vueltas que dí en el terrorífico polígono industrial…) y allí que nos plantamos a charlar con María Jesús y Paolo, responsable de comunicación y gerente, respectivamente de Mercurio Distribuciones.

Hoy sólo os voy a hablar del juguete que tuvo la culpa del estupendo encuentro porque os va a interesar…. ¡¡y mucho!!
Roll’n’Play es un cubo de tela con sus caras de colores al que acompañan una serie de cartas de los mismos colores de cada cara. El juego consiste en lanzar el dado, cae con un color hacia arriba y hay que seleccionar la carta de ese color. Esto evidentemente los peques lo pueden hacer perfectamente. Pero ahora llega lo mejor.
Al coger la carta de ese color, el jugador tiene que hacer lo que solicita la carta y esto puede ser desde darle un abrazo a mamá, hasta buscar el color en cuestión en la sala donde estamos jugando, hasta saltar,…
Es un juego que busca la interacción entre padres y peques y pueden jugar un número de jugadores indeterminado así que se puede pasar una tarde de invierno de lo más entretenido en casa con la abuela, con el peque, con mamá, con papá, con algún hermano un poco más mayorcillo…
La diversión en el fondo yo creo que no la marca tanto el juego, aunque sea una ayuda, la marca el hecho de hacer algo divertido juntos ¿no os parece?
Según me contaron Maru y Paolo, este juego es norteamericano y se vende en los “Estates” desde hace por lo menos tres años, lo que pasa es que se vendía en reuniones del tipo de AVON, Thermomix, denominadas “TupperGames”… sí, estos games son infantiles, se entiende…
Y ahora empieza a comercializarse al público en general por las tiendas y por eso lo han traído a España este mes de Septiembre.
Si lo piensas tiene su puntito educativo porque el peque va reconociendo colores, va reconociendo estados de ánimo, objetos de la casa… y además tiene pinta de ser de lo más entretenido, la verdad.
¿No estamos siempre queriendo pasar tiempo y divertirnos con los peques?
Pues este juguete es una ayuda perfecta para conseguirlo.

Y… como estamos que nos salimos…

¡¡¡Segundo Sorteo de TMP!!!
¡Qué derroche!

Si quereis que la gente de Mercurio Distribuciones os envíe el Roll’n’Play para que jugueis este frío invierno calentitos en casa con el peque y con el primo y la sobrina…. ¡¡que vienen las Navidades!!
Lo primero que tenéis que hacer es: PARTICIPAR!!

Y para eso:
1.- Darle al “Me gusta” en la página de facebook de Mercurio Distribución
2.- Haceros fieles seguidoras de este vuestro blog
3.- Contar en un comentario a esta entrada cual era vuestro juego o juguete favorito cuando eráis peques y sobre todo por qué.

Fácil, fácil, fácil…. y tenéis para hacer toooodas esas cosas hasta el próximo día 19 de Noviembre, lunes, que saldrá la entrada con el nombre del ganador y/o ganadora…. ¡¡qué nervios!!

Por cierto que de los juguetes que comercializan desde Mercurio os seguiré contando cosas chulas, entre ellas las que me contaron mis “expertos gestores del banco de pruebas”… no se puede llevar a niños a una nave industrial llena de juguetes…. je,je,je…

De Vísperas

Ya no queda nada. El miércoles… por la noche… uffff….
Hay miedito en el ambiente ¿no?
Bueno pues aún queda tiempo para cositas sencillas y resultonas como las que os traigo hoy para la noche de Halloween..

Nosotros al final me parece que este año nos quedamos tranquilitos en casa, los cuatro, que andamos liados cambiando la cara de una de las habitaciones de la casa y está todo que ya da bastante miedo de por sí… pero lo mismo nos hacemos una cena “mosntruosa” con los peques y alguna peli ad-hoc. Para eso, ambientamos la casa con una botella y una ristra de esas de luces de Navidad, un rotu indeleble y sale una cosa tan chula como esta: “la botella de los sustos” ¿Qué os parece?

Y por el pasillo ¿os acordáis de los botes fantasmas con unas velitas y un poco de gasa que tenemos también en el blog?
No me digáis que con las luces apagadas y estos farolillos-fantasmillas por el suelo, la cosa no se pone interesante y asustante, sobre todo asustante que es lo que nos interesa en esta noche…

NO hay una fiesta de Halloween que se precie que no tenga chuches de por medio… aquí además vienen en unos botes que se pueden “tunear” en casa para dejarles asi de guapos y aparentes. No me digais que no son adorables… perdón, quise decir ¡terroríficos!

Incluso estas botellas, son de lo más pintonas, con unas etiquetas que expliquen lo que hay en su interior, como ojos de bruja o corazones de murciélago… por ejemplo… no me digáis que no es sencillo poner un toque terrorífico en casa, además los peques seguro que vienen ya disfrazados del cole… ¡¡una fiesta en familia!!

¿En Tu Casa o En La Mía?

Hace ya unos meses leía en “La Voz de Galicia” una noticia que ahora no puedo encontrar, por cierto… sobre la puesta en marcha de “Casa Nido” particulares en esa comunidad y la verdad, me pareció una gran idea.. ¿a vosotras no?

Mamás Full Time Conciliar Educar

Y luego me fui acordando de cosas..


Se trata de una alternativa estupenda a las escuelas infantiles convencionales cuando los peques son muy peques. Además, sí, también son una alternativa a la crisis.

Una mamá se encarga en su casa de cuidar a un número muy reducido de peques, con unas medidas higiénico-sanitarias adecuadas y con la total confianza por parte de los padres de esos peques.
Sí, hay que tener mucho cuidado y mucho control pero ¿y si esa mamá que cuida de esos peques es una amiga mía y uno de los peques es mi hijo y el resto son hijos de amigas mías también?
No me digais que no lo veis factible.
Mamás Full Time Colaboración Cooperación
Sí, podéis pensar que esta idea pasaría a formar parte de la economía sumergida, de la “caja B” de este país porque evaden impuestos y tasas… algo así como las grandes fortunas, las sociedades limitadas e ilimitadas, las SICAVS… en fin la lista es tan larga que hasta me da vergüenza y todo.
Que queréis que os diga, si yo tuviera cuatro o cinco amigas que vivieran cerca de casa, que tuvieran bebés y yo también, todos más o menos de la misma edad, os aseguro que nos organizaríamos como os planteaba. Por si acaso vosotras estáis ahora mismo en esta situación, lo mismo os sirve de idea y entre todas podemos echarnos una mano que no viene mal nunca y aún menos en esta época de crisis económica y social.
Conozco una amiga que tiene una amiga (qué lejos queda… ¿verdad?) que tiene una bebé y amigas de distintas nacionalidades, así que se turnan y unos días los peques de todas se quedan en casa de una mamá y otros días en casa de otra. En cada casa los niños escuchan hablar en inglés o en castellano y como los críos son bilingües en su mayoría pues no tienen mayor problema. La idea a mí me parece estupenda.
Mamás Full Time Conciliar
En este caso no hay compensación económica porque no es una mamá la que se responsabiliza de forma estable sino que se van turnando entre las mamás del grupo pero en cualquier caso, la idea me seguiría pareciendo estupenda.
Como lo de contratar a una cuidadora entre varias familias y que se queden en casa de una mamá cada semana… ¿no os parece una alternativa estupenda a la crisis de muchas familias que tienen que dejarse medio sueldo en la escuela infantil?
Habría que darle una vuelta a propuestas como estas… no sé…

Guapos de Otoño

Como dicen Los Pingüinos de Madagascar: “Adorables a rabiar, chicos.”
Pues eso, ya sé que no es una referencia que demuestre mi nivel cultural… pero sí es estupendo para ver algunas de las ideas más adorables para vestir a los peques este otoño que poco a poco parece que se va comportando como lo que es: el otoño…
Aquí traigo algunas de las ideas más interesantes y atractivas que he encontrado por la red…

 Este primer peque lleva una chaqueta que me encanta, con esa especie de media solapa que le da un aire de adulto tan chulo ¿no os parece? Además los vaqueros y las Vans, le ponen un añadido estiloso que me encanta…

Otra chaqueta que me ha encantado, además el color es más clarito y por tanto tiene un punto más alegre que en otoño siempre es de agradecer. La camisa vaquera y los jeans siempre son un acierto en el look de los peques pero no me negareis que el detalle del conjunto está en las zapatillas y sobre todo en el gorro. Los gorros son indispensables cuando se acaba el calorcito… y llegan los fríos.

Medio descargados, a medio vestir… un look muy informal y muy divertido. Os podéis imaginar que en este caso lo que más me ha gustado han sido las botas de los dos muchachotes… sobre todo las grises teniendo en cuenta los problemas que tenemos en casa con los lazos y la necesidad de velcros que aún tienen mis peques en los pies… ¿No os parecen una preciosez absoluta?

Source: scotch-soda.com via TMP on Pinterest

Y terminamos con este chico tan guapo y tan elegante, aunque yo no termino de verle con pantalón de chandal, creo que le pondría unos vaqueros, lo demás me parece perfecto. Habrá que buscar una americana para el peque-mayor…
¿Qué os han parecido los looks otoñales?¿Alguna sugerencia?

Source: zara.com via TMP on Pinterest

Tres Hombres y un FinDe: ViernesCanción

Tres eran tres…
Tres temazos para un fin de semana muy de otoño… Lo normal, lo que toca por estas fechas…
Tres músicas para tres momentos, una para cada día, con su puntito melancólico tan otoñal.
Espero que os gusten, son tres musicazos, tres “cantautores” de esos que te pueden sacar una sonrisa o una lagrimilla como te pillen despistada.
Tres de mis músicos de cabecera que seguro que también lo son de la vuestra.

Empiezo con el idóneo para la tarde del viernes.
No sé si os pasa a vosotras pero yo veo en mis peques como va pasando la semana y el viernes andan tan agotados físicamente como animados en lo anímico por aquello de que empieza el fin de semana. Están deseando empezar a jugar, cenar a su libre albedrío, quedar con los amigos, ver una peli mientras cenan…. y luego todos esos deseos suelen terminar en un plácido sueño en el sofá tapaditos con una manta al lado de mamá o de papá. La verdad es que para nosotros, ya eso es un planazo, nos tienen “locos” estos “Locos Bajitos” del maestro Serrat…

El sábado la cosa se pone más movida, más divertida, más irónica,…
Ya hemos descansado y tenemos tiempo libre por delante para disfrutar juntos así que le ponemos un poco de humor al día que por algo es sábado.
Yo no es que sea fan, es que soy devota de Sabina así que “Como te digo una co…” no puede faltar un sábado para que la dosis de “buenrollismo” sea la perfecta para todo el fin de semana… y si me apurais para la semana que se otea en el horizonte… y que llegará muy, muy prontito, así… sin avisar.

Y tal y como está la actulidad de terca con los asuntos de economía, de política, de justicia social,… lo mejor es tener el domingo más o menos tranquilo pero reivindicativo y muy didáctico. No vaya a ser que se nos olvide nuestra propia historia… En este caso es quizás uno de los temas más conocidos de Ismael Serrano, “Papá cuéntame otra vez”,  aunque para mí no sea el mejor pero no cabe duda de que es muy, muy bueno, por lo que cuenta, por como lo cuenta y… por lo actual en muchos aspectos…
¡Qué paséis un gran finde!

Y Luego Llegó el Segundo

Ya sabéis que tras la lectura del parto de lamadrenovata (la mamá bloguera más “pinturera” que conozco) me animé a contaros el nacimiento del peque-mayor con pelos y señales AQUI.
Y claro, no os iba a contar el primero sin dejar de contaros el segundo.
Así que paso a contaros mi segunda experiencia en el paritorio, cuando nació el peque-peque que así, entre nosotras, tampoco tiene desperdicio…

Mis hijos no son madrugadores y lo mismo esto les viene de nacimiento.
El primero llegó en torno a las doce de la noche, un poquito antes. Y el segundo no, se hizo de rogar un poco más y llegó de madrugada, en torno a las tres de la mañana, más o menos cuando cierran los bares… je,je,je.
Yo dormía plácidamente junto al santo padre cuando me desperté sorprendida con la extraña sensación de que me estaba haciendo pis encima, así, sin avisar.
Fui al baño y sí, parecía que mi vejiga tenía vida propia, me sentaba y salía algo de líquido, me levantaba y paraba,… o tenía más incontinencia que Concha Velasco en el famoso anuncio de compresas o la culpable de todo eso no era mi vejiga…
En las pelis siempre hay que ducharse antes de ir al paritorio y mi madre siempre ha sido de esas madres de “ponte muda limpia por si tienes que ir al hospital”, así que por supuesto me duché y cuando iba a vestirme desperté suavemente al santo padre… por lo que pudiera pasar.
– Que digo que… o me estoy haciendo pis de forma incontrolada desde hace media hora o lo mismo es que se ha roto la bolsa mientras dormía y estamos de parto…
– ¡¡En serio!! ¿me ducho?¿me da tiempo?¿nos vamos ya?… ¡¡No tardo nada!!
– Vale, voy a preparar las cosas… pero antes llama a tus padres para que vengan a quedarse con el niño, ten cuidado no les asustes…
– ¡¡Ah claro, ahora mismo!!

Y nos fuimos al hospital. En el coche mis sospechas se confirmaron al ver como iba mi pantalón: se rompió la bolsa mientras dormía. ¿Quién dijo eso de que no hay dos partos iguales? Pues tenía razón.
Llegamos, entramos, nos metieron en una salita de dilatación diminuta y al cabo de un ratillo, cuando la cosa se ponía chunga en lo que a dolor se refiere, me pusieron la epidural y esta vez ¡me conectaron a la dichosa máquina! ¡Qué gusto!
De un parto sin epidural a otro con ella, tengo que reconocer que va un abismo y de los grandes…
Ya dilaté lo necesario, charlé con mi chico de todo lo que se nos ocurrió, hablamos por teléfono con los abuelos que habían llevado al peque-mayor al cole,… todo rozaba la perfección.
Entramos en el paritorio y aún llevábamos la sonrisa puesta.
El paso del tiempo se encargó de quitárnosla…
Todo iba estupendamente, la matrona estaba haciendo su trabajo, la enfermera ayudándola, la epidural haciendo efecto y mi chico apoyándome y animándome. Faltaba la ginecologa y parecía que no iba a llegar nunca.
– ¿Por qué no lo sacamos ya? – preguntó mi chico a las profesionales cuando la matrona le enseñó la cabeza del peque asomando por mi útero.
– No te preocupes, todo va bien, en seguida llega – es matemático, cuando alguien te dice que no te preocupes es porque tienes que preocuparte.
Llegó un momento en el que la epidural me evitaba el dolor pero el agotamiento, la posición, el hecho de tener al bebé encajado tanto tiempo, todo eso me estaba agotando por completo.
La matrona mantenía el tipo, hasta que por uno de los ventanucos redondos de la puerta se vió la cara de la ginecóloga haciendo el gesto de que iba a cambiarse antes de entrar con nosotros.
– ¡¡Qué se lave y que entre ya!! – indicó tajantemente la matrona a mi lado mirándola con ojos no de preocupación sino lo siguiente.
Ariel salió completamente morado, inmóvil, con los ojos hinchados y la boca muy abierta… Evidentemente necesitó reanimación al nacer y por la tarde se nos privó un par de veces, tuvieron que ponerle un aspirador para limparle los líquidos que debía haber tragado durante el parto.

No, no fueron dos episodios amorosos ni deliciosos ni dignos de repetirlos… pero trajeron dos preciosidades a nuestras vidas, a pesar de todo la cosa no estuvo nada mal…

¡Encendemos el Horno!

Ya hace fresco, que no frío, aún no hace frío, frío del de verdad, del que seguro que aparece así de repente en un par de días máximo. Eso es lo que dura el otoño en Madrid ¿no?

Pero ya sí apetece algunas tardes cocinar y ¡¡encender el horno para hacerlo!!

Sí, durante el verano lo he tenido muerto de asco (el horno digo…) y no porque no esté limpito y reluciente, no confundamos las cosas. Es que en verano no se puede cocinar nada asado, bastante asados estamos todos como para encender el horno…. ¡¡puff!! ¡¡qué sofoquina!!
Pero ahora ya sí así que toca… ¡¡buscar recetas de galletas!!
Nuestras RokasForestales ya son un clásico por lo que tendré que buscar nuevas recetas, nuevas inspiraciones “galletiles”.
De momento me he encontrado con un artículo muy divertido, como siempre de Mikel Iturriaga alias “el comidista” sobre uno de los grandes enigmas de nuestro país: ¿por qué demonios están tan incomibles la mayoría de los croissants que se hacen en España? AQUI podéis leerle a él y a los expertos con los que habla sobre este tema.
Si habéis estado alguna vez en tierras galas, sin duda coincidiréis conmigo en que uno de los mayores placeres es el gastronómico y su pan no tiene parangón y tiene una fama más que merecida de gran calidad, de delicioso sabor, de mejor textura, de delicioso aroma y como dicen en Ratatouille, de sonido evocador. Bueno pues sus croissants están a la misma altura, estratosférica, son una delicia. Yo creo que es el único bollo que le puede hacer sombra al chocolate en mi lista de “Dulces y Bollitos Preferidos” pero el de verdad, el croissant croissant, no el que se vende, se compra y se come en la mayoría de los establecimientos españoles.
Lo mismo un día de estos me animo y preparo unos croissants… habrá que buscar una receta y sobre todo tener mucho tiempo por delante para mimar la masa…

Los croissants aún no los he trabajado, lo reconozco, pero lo que sí hemos hecho en casa varias veces han sido magdalenas caseras y aunque no siempre consiga que salgan con el copete típico de la magdalena, la verdad es que de sabor siempre (y digo siempre…) me han salido espectaculares, para que os voy a engañar.

Las mías las podéis ver en ESTE post un poco antigüillo pero muy aparente y con unas fotos muy chulas que dan buena prueba feaciente de la pintaza con la que me salen a mí las magdalenas ¡qué feo está esto de presumir! ¿verdad?
Y las magdalenas de los padresfrikerizos, cargadas de chocolate las tenéis AQUI. Ellos ya no las llaman magdalenas, ellos son más modernos y han vajado y han estado en New York y todo… y están actualizados como es lógico con las últimas novedades y tendencias, ellos las llaman “cupcakes de pueblo” y sobre esto, sobre las cupcakes que no sobre el pueblo… me encuentro con un post estupendo que también os traigo a esta entrada para que no dejéis de pasar un buen rato leyéndolo y… lo que se tercie. AQUI tenéis el enlace.

¡¡A disfrutar que de momento leer es gratis y no engorda!!… ya lo de las magdalenas, es otro cantar…

Una Nueva Remesa de Ideas

Ya queda menos… y cada día que pasa se acerca peligrosamente… y las noches nos recuerdan que está ahí. Tenemos su aliento fétido y frío en nuestra nuca… no nos podemos resistir y la angustia de su cercanía se acrecienta al darnos cuenta de que de nuevo, un año más…. ¡¡¡nos va a pillar sin tenerlo todo preparado!!!
Y mira que hemos tenido tiempo desde el año pasado…
Yo os estaba hablando de la fiesta de Halloween… ¿¿en qué pensabáis vosotras??

Yo por si acaso os traigo más sugerencias, ideas y propuestas de esa meca de la creatividad internacional que es Pinterest, no os preocupéis que ya me paso yo las tardes, las noches y las madrugadas, navegando por sus preciosísimas fotos para traeros todo esto hasta el blog.
Y empiezo por esta sugerencia que es baratita y muy apañada y además… sirve de excusa para que los peques se “devoren a los monstruos” que más les asusten, en este caso eso sí, con forma de mandarina… así que encima se nos llenan de vitamina C que para el invierno que se acerca tampoco nos viene mal…
No me digais que no es fácil: un rotu negro y a colocarlas aparentemente en algún rincón o a distribuirlas por el salón y ya de paso yo las incluía en el reparto de chuches de los “espectros” que vengan a casa con la cantinela de “truco o trato”… que no sé si a muchos les hará gracia pero por lo menos, lo intentaremos…

Y que deciros de estas piedras, ya sabéis que las piedras son una debilidad y que siempre son de lo más socorrido para tener entretenidos a los peques durante, por lo menos, toda una tarde.
Eso sí, cuidado de no mezclar piedras con mandarinas no vaya a ser que alguno se intente comer lo que no es y la líemos…

Una forma original de repartir las chuches entre los visitantes que vayan pasando por casa, además, de este modo, las chuches que no van envueltas están más protegidas que si las repartimos todas sueltas que una será un caos pero para las cosas de comer no deja de ser escrupulosilla…
Además, lo mismo que con las piedras, no me digais que no teneis entretenidos por lo menos una tarde a los peques mientras os ayudan a preparar estos paquetitos-de-calabaza. No quitéis un ojo de encima al material… no vaya a ser que haya más en sus estómagos que en las calabazas, que todo puede ser…

Y para terminar…. algo sencillito y que con ligeras modificaciones se puede preparar durante todo el año.
Un brownie delicioso con azúcar glass por encima y unos recortes estratégicamente colocados, no me diréis que no es una merendola superrrrr-terrorífica….