¡¡Piojos a Mí!! ¡¡JA!!

Y llegó la circular que todos los años aparece en la mochila de los peques de parte de la dirección del cole.
¡Ya están aquí!
Yo no los he visto pero por lo que cuentan: ya están entre nosotros.
Han sido detectados en inafantil y también en algunas cabezas de primaria… sólo falta esperar y salvarse y para eso lo mejor es tomar medidas.
Nuestra relación con los piojos para todo este año está más que cubierta, no queremos tener de nuevo inquilinos así que nos ponemos a ello con mucha pasión…

Pues eso, que como todos los años con la llegada del otoño y del cole, las cabezas de nuestros peques vuelven a alojar a los piojos durante unos días o con mala suerte, unas semanas…
Debe ser que las profesoras ya los han visto en algunas cabecillas infantiles y ya lo han comunicado a dirección y ya nos han mandado la circular informativa a los padres.

Normalmente yo soy de comprar un champú y lavarles el pelo de forma esporádica para prevenir, alternándolo con un champú suave de uso normal pero… como ya os contaba AQUI (con foto incluida…) este verano los he padecido en mis propios folículos pilosos así que estoy terriblemente sensibilizada y me he puesto un poco más…. “radikal” con la prevención.
Me habían hablado de aceite esencial del árbol del té. Algunos lo aplican en la cabeza de los peques directamente y otros lo añaden al champú de uso habitual para que haga su trabajo y mantenga a los piojos fuera de los pelos que tienen este aroma.
Yo sinceramente no lo había probado nunca pero… ¡oh maravillas del blog!
Se ponen en contacto conmigo desde una empresa que comercializa este producto (y muchos más relacionados con la fitoterapia) y me invitan a probarlo y valorarlo… pues perfecto. Aquí está mi valoración:
Ya lo he aplicado al champú y también le puse al peque-peque unas gotas en el pelo la otra noche, me falta ponérselas también al peque-mayor aunque con este me va a costar algo más por culpa del olor del producto.
No huele mal en absoluto, a mí me resulta agradable, huele a invierno, a una mezcla de menta y eucalipto, a caramelos de la tos,… huele verde, huele limpio, huele bien pero es un aroma un poco fuerte, penetrante. Insisto para mí agradable pero la sensibilidad de la pituitaria de mi hijo mayor roza la asquerosidad… y con eso os lo digo todo.
Mi valoración de momento es buena: el pelo del peque-peque huele estupendamente y la pediculosis ha pasado de largo…. al menos por el momento.
También es verdad que el peque-peque parece más “refractario” a los ataques de los parásitos capilares pero por otra parte, en infantil suele ser donde más se propagan por aquello de que comparten cojines, se tumban en colchonetas, los gorros se intercambian voluntaria o involuntariamente,…. en fin que es un campo de cultivo perfecto para que estén todos infectados de bichillos…
Seguiremos informando…

12 opiniones en “¡¡Piojos a Mí!! ¡¡JA!!”

  1. Pufffff los odio con toda mi alma, mi hermana siempre los cogia porque tiene una cabellera pantene de la muerte, y claro como mi madre no ve tres en un burro me tocaba quitárselos a mi. Después con picor durante varios días, qué repelus por Dios!!!!
    No conocia nada esto, pero mira ya una cosa más que aprendo aunque ella ya dejó el cole hace tiempo seguro que me vendrá bien para más adelante 🙂
    Besos Pilar!!

    1. ¡¡Qué buena persona!! Colaborando en quitarle los piojillos a tu hermana y sin tener en cuenta el asquito y el repelús… ¡¡eso esser valiente y lo demás son tontás!!
      Oye… pues para Chewy cuando crezca no vaya a ser que saque el pelo pantene de la tía… por probar.
      Besos guapos!!

    2. Me pasaba igual, mi madre ve muy poco (es ciega de un ojo y muy miope del otro) y siempre me tocaba a mí despiojar a mis hermanos. Ahora con mis hijos tengo una práctica que no veas…

  2. Ay maja, menos mal que esta vez no has puesto foto ilustrativa de esas asquerositas…
    Pues yo no les echo nada en plan prevención… fatal, no? Y eso que si los cogen soy capaz de comprar un mono solo para que los despioje, como en los documentales, que a mí me dan un repelús…

    Un besillo maja

    1. Ja,ja,ja,ja… con lo favorecido que salía el parásito en la fotillo!! Como sois…
      Pues no sé, de vez en cuando el champú y ahora con esto de las gotas, la verdad es que no cuesta nada y…. te evitas el mal trago ¿no?
      Besitos guapa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

19 − diecisiete =