Con Telas y a lo Loco

A mí lo de coser no se me da… no es que se me de mal, no… es que no se me da nada.
Soy un poco zote para la aguja y el dedal, eso es una realidad.
Pero también es una realidad que le pongo intención y ganas e ideas… que luego se encarga mi SantaMadre de trasladar a la tela.. sí, ella sí tiene manos..
Así que aprovechando que en algún momento sacaremos la ropa del armario, podíamos aprovechar este tiempo raruno, para hacerle alguna que otra transformación.
¡¡Por supuesto hablo de los looks de los peques!!
¿En qué estabais pensando?

Me encantan los parches y como mis hijos lo saben, se empeñan metódicamente en romperse los pantalones por aquello de hacer feliz a su mamá… jejejeje ¡más majos ellos!

Así que pudiendo optar por esos tan monos que se venden en las mercerías y que se pegan al calor de la plancha… yo me decanto por complicarme la vida y coserles telas de colores por debajo del roto… y a partir de ahora por hacerles cosas tan divertidas como estas en sus rodillas…

¿A vosotras qué os parece la idea?
Que no está la cosa como para cambiar de pantalones por un simple roto… o dos…

Otra idea re-chula ahora que algunas camisetas se empiezan a quedar escandalosamente cortas.
Las de manga corta la verdad es que me preocupan menos, pero las de manga larga, suelen pasar a “mejor vida” con la llegada del verano…

Con esas camisetas podemos hacer varias cosas…
Por un lado cortamos las mangas a la altura de los hombros y nos quedan unas camisetas de “tirantes” a gusto del consumidor bien chulas para ir a la piscina o a la playa.. por ejemplo.
Y además, mirad que chulada podemos hacer pues… ¡¡con las mismas mangas que hemos recortado!!

Me parece una preciosez absoluta… ¡¡qué no!!

Esta es de un sencillo que me atrevería hasta yo a hacerla, con eso ya os hacéis una idea…


Llega debería llegar el calor y no sé en vuestra casa, pero en la mía, las puertas de las habitaciones están siempre abiertas y con los calores las ventanas también… así que los portazos y los ataques cardíacos están garantizados… ¡¡hasta ahora!!
Si ponemos este invento de tela gordita… la puerta ya no se cierra y golpea en la almohadilla que acabamos de colocar estratégicamente.
¡¡Una idea genial por eficaz y sencilla!!
¿No os parece?

22 opiniones en “Con Telas y a lo Loco”

  1. pilar, me encanta lo de la puerta. la foto la había visto como forma de evitar que los niños se quedaran encerrados pero ésta que dices tú me parece muuuuucho mejor. en cuanto puedas me hago tres o cuatro para casa! 🙂
    los parches son superdivertidos 🙂
    un beso

    1. Los parches la verdad es que permiten alargar la vida de los vaqueros que cuando empiezan el cole… duran tannn poquito… jejeje
      Y lo de las puertas, coincido plenamente, yo me tengo que hacer también dos o tres para este verano.
      Un beso enorme!!

  2. Yo también soy un poco negada con a aguja, de hecho, tengo una máquina de coser pero no debemos de hablar el mismo idioma porque nunca hace lo que yo quiero 🙁
    Me han encantado los parches de los monstruos, me apunto el truco.

  3. ¿No sabes que mi hija es la mayor trasto del colegio? Ha roto ya tres vaqueros, que mira que son complicados de romper, y dos leggins, -recién comprados-. Cuando volví del #8J, el padre había cortado unos vaqueros por encima de la rodilla, que casi me da un patatús, porque el agujero tampoco era para tanto. Los leggins acabaron en la basura. Y los dos pantalones restantes… Uno tiene unas rodilleras de mercería que son más grandes que el propio pantalón, y el que me queda, lo tengo preparado para hacerle un monstruito. A ver si lo consigo.

    1. Jejejeje..
      Si es que las madres no podemos faltar de casa, está visto.. 😛
      Ya nos contarás como te salen los monstruitos.. seguro que la mayor va a estar encantada con sus pantalones remodelados o tuneados.. jejeje

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

11 − 4 =