Con Fundamento: Entrevistamos al Nutricionista de la General

Rico, rico… 

Con la semana tan “alimenticia” que hemos tenido en el blog, había que buscar un broche a la altura.

Mejor dicho.

Había que encontrar “la guinda del pastel” porque anda que no hemos comido, cenado y merendado y alguna que otra vez nos hemos metido en la cocina a preparar lo que después disfrutaríamos juntos en la mesa.
Y después de tanto derroche… ¿por qué no hablar con un experto en estas lides? 
Alguien que desde un punto de vista profesional nos ponga en nuestro sitio en esto de la nutrición y la dietética y encima… ¡¡bloguero!!
Hoy en el blog, hablamos con Juan Revenga, el nutricionista de la general que amablemente ha respondido a todas las cuestiones que le he enviado. 
Un gusto contar con tus apreciaciones y con esa loa al sentido común que a veces.. parece que dejamos encerrado en el baño para que no entre en la cocina…
Os dejo con la entrevista que estoy segura de que os va a parecer de lo más interesante…

TMP.- Empieza el nuevo año y lo de la dieta es una norma, ¿qué piensas cuándo lees o
te cuentan esos propósitos de perder peso un año tras otro?
J.R.- Hola Pilar, pues la verdad es que es una mezcla de
sentimientos… rabia, porque la
dieta no es el camino
y por la cantidad de voces
desautorizadas
que se hacen estandarte de aquello de hacer dietas. Incredulidad por ver con qué “novedad”
nos van a sorprender (de sorprender nada de nada o muy poco ya que casi nada es
realmente novedoso en este terreno, salvo algún que otro hilarante
despropósito
) quienes llevamos un tiempo viendo la evolución de esta
circunstancia tenemos la perspectiva que casi siempre se trata de los mismos
perros con distintos collares. Y por tanto también hay un importante
sentimiento de aburrimiento… y es
que todos los años sucede lo mismo, será que tenemos muy poca memoria. O que no
nos interesa recordar
, porque también puede haber mucho de eso.
TMP.
Como profesional, ¿dirías que estamos (sobre todo las mujeres) algo
obsesionadas con el tema del peso?, ¿y crees que hay una relación con la edad?
es decir, la adolescencia está muy ligada a la anorexia pero pasados los 40…
¿no hay un repunte en los problemas alimenticios? No sé lo mismo es una
apreciación personal mía.
J.R.- Bueno, es una apreciación que comparto contigo. Es
cierto que de modo general hay una especie de obsesión en el tema del peso, y
creo también que en el caso de las mujeres esta preocupación, casi enfermiza,
está más presente. El extremo de estas obsesiones y por tanto los casos en los
que más fácilmente se aprecia esta gravedad, son como apuntas los trastornos de
la conducta alimentaria: anorexia y bulimia son los más conocidos, pero también
otros como el trastorno
alimentario compulsivo
(con un especial repunte en nuestro tiempo), o
la ortorexia
entre otros. En cuanto a la incidencia de estas obsesiones a todo lo largo
del ciclo vital, cada edad tiene sus riesgos. De todas formas déjame decirte
que según las recientes encuestas nacionales y europeas de salud (INE) el peso de los españoles aumenta de forma
paralela a la edad. Es decir, a
mayor edad del grupo observado, mayor incidencia del sobrepeso y de la obesidad
,

y lo que es peor, esta es una
tendencia que va a más con los años
. Por lo tanto, seas hombre o mujer,
sería razonable pensar que tenemos motivos para preocuparnos pero, ¡caramba!
¿porqué no afrontamos esa preocupación poniendo las medidas adecuadas en vez de
las frecuentes dietas de quita y pon?
Volviendo a la pregunta, creo que en el caso de la
mujer esta está sometida a una tiranía de la estética muy poco saludable tanto
en el plano estrictamente fisiológico como en el psicológico. Y lo peor no es
quienes ejercen de tiranos (no es momento de citar culpables que por otra parte
todos conocemos) sino lo dóciles que se muestran algunas mujeres a dejarse
tiranizar. 
TMP.-
Y claro, si las mamás andamos poniéndonos a dieta como poco cada primero de año
¿crees que eso tiene relación con la alimentación del resto de la familia?
J.R.- ¿Que si tiene relación? Absolutamente. La madre uno de
los elementos de la unidad parental y por tanto un modelo a seguir, a imitar,
por sus hijos. En una frase que se le atribuye a A. Einstein (no estoy seguro
del origen) se dice que educar con el ejemplo no es una forma más de educar sino
que es la única. La única válida, se entiende. ¿Qué
valores y actitudes estamos transmitiendo a nuestros hijos
si una madre
(o un padre) se pone a hacer tonterías con su alimentación, dejando de comer lo
que come le resto de la familia, tomando potingues en sustitución del menú
normal, preparándose la comida aparte, etcétera? Yo te lo digo, una mierda de
valores que luego con mucha probabilidad repetirán cuando tengan la posibilidad
de hacerlo.
Volvemos al tema de “hacer dieta” tal y como habitualmente
se entiende este término. Para bajar de peso basta con llevar un estilo de vida
saludable en lo que respecta especialmente a la actividad física y a la
alimentación. Si haces las cosas mal y esa conducta te ha llevado a ganar
cierto peso de más, la solución parte de cambiar de hábitos y pasar a hacer las
cosas bien, de por vida, no tener prisa en lo que marque la báscula, los
resultados llegarán, olvidarse de hacer dietas de “quita y pon” y transmitir
así a nuestra descendencia unos
valores adecuados sobre lo que es un estilo de vida saludable
.


** Las respuestas de Juan Revenga ya véis que son tremendamente sensatas e interesantes, así que la segunda parte de la entrevista la tendréis aquí el próximo domingo. Os recomendaría que nadie se la perdiera, la segunda parte es igual de interesante o más… seguro que aprendemos un montón. 

4 opiniones en “Con Fundamento: Entrevistamos al Nutricionista de la General”

  1. Muy interesante! Creo que tenemos que cambiar la mentalidad a pequeña escala (en los hogares) y a gran escala (la sociedad)
    A veces hacemos locuras y no es buen ejemplo para nuestros hijos
    Esperando la prox entrega 🙂

    1. ¡¡Me alegro un montón que te haya gustado!!
      Muy cierto, pequeños gestos al final consiguen grandes cambios, además, grandes cambios en aquellos a los que más queremos..
      ¡¡Espero que la segunda parte te guste tanto o más que la primera!!
      Un abrazo!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

6 − 3 =