La Educación como Arma para Luchar contra la Pobreza y la Injusticia. Para Conquistar su Futuro.

Os hablaba hace poco más de un mes, de la campaña de IKEA por Navidad “Peluches para la Educación” ya sabéis lo fácil
que es formar parte de esta campaña. 
Tan fácil como comprar un peluche en este
establecimiento sueco y un euro del precio de cada peluche se destinará a los
proyectos educativos que dos ONGs como son UNICEF y Save the Children están
llevando a cabo en distintos países.

¿Por qué educación? ¿Por qué no otro de
los muchos aspectos que seguro que necesita la infancia en esos mismos países?
Porque la educación no es una inversión
sólo para el presente, es una inversión de futuro…aunque algunos incluso en
nuestro país no saben o no quieren verlo.

pobreza justicia social inversión educación Unicef Ikea

UNICEF y Save the Children, lo tienen
muy claro en este sentido desde el año 2003, cuando empezaron a colaborar con
la Fundación IKEA como receptores del dinero que genera la campaña “Peluches
para
la Educación”
Es evidente que la educación aporta a la vida de un niño un
cambio enorme tanto en su bienestar, en su salud, como sobre todo en sus
posibilidades de futuro.
Es evidente que el conocimiento capacita
a los niños y les proporciona habilidades y confianza para construirse un
futuro mejor, pero no sólo a ellos sino también a su comunidad. 
Cuando un niño
va a la escuela y permanece en ella cursando sus estudios, cambia el curso de
su vida y se sabe que también el curso de la vida de generaciones futuras.

Save the Children Unicef Educación inversión futuro

Desde IKEA se ha aportado a UNICEF y a
Save the Children la nada desdeñable cifra de 67 millones de euros que han dado
vida a 99 proyectos, en 46 países. Han repercutido en las vidas de 11 millones
de niños en esos países, en sus vidas y en las vidas futuras de otros miles de
niños…

Algunos de esos países son Angola, Mali,
Sudáfrica, Malaui, China o Bangladesh..
Y algunos de esos proyectos han servido
para cambiar el futuro y el presente de niños afectados por conflictos armados, por malnutrición, por inundaciones, han sido proyectos para niños discapacitados, para niños de minorías étnicas abocados a la
marginación y a la pobreza.

Save the Children Unicef niños educación contra pobreza

Los ejemplos son inmensos, hasta cubrir
esa cifra de 11 millones de niños en todo el mundo y a pesar de las trabas, los
problemas y a veces la falta de intención de algunos de los gobiernos de
algunos de los países en los que trabajan Save the Children y UNICEF
No
podemos olvidar que no hay nada más peligroso para un gobierno corrupto o
injusto que un pueblo educado, instruido, un pueblo con un pensamiento crítico.

La educación es la mejor arma que
tenemos y la mejor que podemos dar a los niños para poder y saber luchar por su
propio futuro.

Y siendo unos logros magníficos por
parte de ONGs como UNICEF y Save the Children, debemos ser conscientes de lo
mucho que queda por hacer y de lo mucho con lo que nosotros debemos colaborar.
Hay aún en torno a los 57 millones de niños en el mundo sin escolarizar, niños
sin más futuro que su presente. 
No es justo y debemos entre todos, tratar de
evitarlo.

futuro libertad educación pobreza justicia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

doce + diecinueve =