Yo casi que he perdido la cuenta de por qué capítulo vamos si os digo la verdad, así que quizás sea el mejor momento para hacer una recopilación ¿no os parece?

Capítulo 1 allá por el 2 de Febrero de 2015

“No sabía que le había azorado más si la tibieza de sus palabras o la de su mano.
Obviamente no le iba a dar un beso, la primera vez que le veía. 
Se dieron la mano mientras sus padres cruzaban unas palabras en el descansillo.
Eran los nuevos vecinos que se acababan de mudar a la casa que llevaba meses vacía.
Él era de su edad y la había mirado entre el pelo del largo y torcido flequillo que le tapaba media cara.
Ella no había querido ni mirarle y lo peor o lo mejor, es que no sabía por qué…



Mañana le volvería a ver, había que ir a devolver el plato del bizcocho que les había traído su madre, una mujer francesa que la había mirado con una media sonrisa después de mirar a su hijo. Hay veces que entendía más de lo que le gustaría… o no.”
Y después del primer capítulo de esta historia en 150 palabras…
Amores Adolescentes Mamás Full Time
…pues si os parece os dejo el segundo, también de 150 Palabras, claro…
Capítulo 2 allá por el 9 de Febrero de 2015
“Su madre cerró la puerta tras ella.

– Oye, muy mono el vecino ¿verdad Carmen? Tímido pero muy mono..
– No sé, mamá, no seas plasta no me he fijado – mintió, su madre lo sabía y ella sabía que lo sabía
– Sí, te has fijado que te he visto.. jajajaja.. y no pongas ahora cara de enfado que no cuela – su madre tenía ganas de risas a su costa y ella se estaba poniendo cada vez más colorada con ese discurso, se le notaba en la cara y no sabía si quería dejar de hablar del tema o liarse a hacerla preguntas sobre lo que le estaba pasando. Aunque claro.. era su madre, si fuera su amiga Laura lo tendría mucho más claro
– Mamá.. que me voy a hacer los deberes..
– Vaaaale tonta 



Y dió un beso a esa hija que no dejaba de crecer.!”

Y ya, ahora toca el de hoy que “la jefa” fue de lo más generosa con las palabras en tiempo y forma y una tiene que ser seria y agradecida por lo menos…

“-         
Mamá, mira a ver qué te parece… ¿me puedo comprar
estas?
Estaban en la
zona de perfumería del supermercado, terminando la compra semanal y Carmen le
enseñaba a su madre una caja con sombras de ojo.
Su madre las
miró y asintió con la cabeza con mirada cómplice.
Carmen las puso
en el carro, junto a los yogures y la tableta de chocolate con almendras y
empezó a empujarlo hasta la caja que estaba más cerca de la salida.
Su madre iba
detrás de ella, mirándola con esa misma sonrisa aunque poco a poco dejaba de
ser cómplice para cargarse de ternura.

La realidad era esa, su
niña empezaba a dejar de serlo a una velocidad que a su madre le daba vértigo y
quizás ese muchacho, el nuevo vecino, tenía algo que ver con eso, además del
tiempo que pasaba despacio pero pasaba, por todos, incluso por ella.”

2 thoughts on “150 Palabras: Multiplicadas Por Tres.”

  1. El tiempo pasa lentamente para las madres, no así para nuestros hijos. Nos quejamos del poco tiempo, pero es que no sabemos disfrutarlo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos
Responsable Pilar Fonseca. +info....
Finalidad Gestionar y moderar tus comentarios.. +info...
Legitimación Consentimiento del interesado. +info...
Destinatarios No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal. +info...
Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional.
Información adicional Puedes consultar la información adicional y detallada sobre protección de datos en nuestra página de política de privacidad.

ocho + dieciseis =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.