Viajar. Portugal. Lisboa. Alfama. Recién Llegados.

“La lluvia no va a pararnos.”
Es fue nuestro mantra y la verdad es
que no, no lo consiguió y eso que tampoco consintió en abandonarnos…
Una semana de vacaciones en Lisboa con
los niños en la que prácticamente no nos ha dejado de llover, en la que nos
hemos mojado tanto como caminado, reído, sorprendido, comido, disfrutado,
caminado, caminado otra vez, aprendido, cansado y sobre todo compartido entre los cuatro.
Si andáis pensando en pasar unos días
en Lisboa con los peques, os cuento en este post y seguramente en algún otro
más próximamente… lo que nosotros hemos hecho para que hayan sido unas
vacaciones de esas de recordar con una sonrisa.
¿Preparados para tomar nota?
¡Destino Lisboa!

Lisboa es una ciudad grande,
obviamente, es una de las capitales europeas, pero tiene una serie de encantos
que la hacen un poco especial. 
El mar es uno de ellos, los tranvías son otro y
ese aire de elegante decadencia es uno más.
Lisboa nos gusta mucho al SantoPadre y
a mí y era ya hora de presentársela a nuestros hijos, era hora de que la conocieran porque aún no la habíamos visitado con ellos.
Así que terminadas las navidades, dado
que en mi casa los reyes magos no hacen escala, nos vamos a la republicana
Lisboa para pasar una semana antes de volver al colegio. Dicho y hecho.
Cuartel General
Para viajar con niños, nosotros nos
decantamos casi siempre, por un apartamento y en este caso bastante céntrico.
Para estos siete días alquilamos uno que se encontraba en pleno barrio de Alfama, podías bajar a
la Plaza del Comercio en cinco minutos si ibas andando o podías coger el 28 (el
tranvía, sí) a dos minutos de la puerta del apartamento y muy cerquita de la iglesia de San Vicente de Fora para que os hagáis una idea si conocéis el barrio.
La ubicación muy buena
en ese sentido, la verdad, un acierto.
Tenéis webs donde seleccionar cientos
de apartamentos que seguro os cuadran en espacio, ubicación y sobre todo
tiempo.
¿Y por qué un apartamento? Pues porque
los primeros días fueron del tirón pero los tres últimos necesitamos hacer un
descanso después de comer… por los peques y por los mayores, la verdad. 
Tumbarnos un rato por la tarde, descansar un poco viendo una película, fue una
solución magnífica para reponer fuerzas y salir después a dar un pequeño paseo
antes de cenar.
alojamiento apartamento familia niños

alojamiento apartamento familia niños
Alfama
Como os decía, nosotros nos ubicamos en Alfama porque nos gusta, nos parece uno de esos barrios que sigue
manteniendo un sabor antiguo, rancio en algunos rincones y auténtico en otros
muchos. Es un barrio que poco a poco va siendo fagocitado por los turistas, es
cierto pero aún conserva el encanto. Sus miradores son magníficos para contemplar
la ciudad a los pies y arriba el Castillo de San Jorge, que bien merece una
visita con los peques. Recorrer las murallas con muchísimo cuidado siempre y
pasear entre los cañones es toda una aventura y un ejercicio de imaginación que
nos divierte a ellos y a nosotros.
No dejéis de entrar en “el cuarto
oscuro” donde os enseñarán la ciudad a través de un periscopio instalado en la
torre y que va haciendo una panorámica increíble de todo Lisboa… eso siempre
que la lluvia no quiera quitarle el protagonismo…

De momento nos quedamos aquí… el
viernes que viene os espero de nuevo en Lisboa.

6 opiniones en “Viajar. Portugal. Lisboa. Alfama. Recién Llegados.”

  1. Lisboa es una ciudad imprescindible. Yo cuando fui no las tenía todas conmigo y luego me encantó. Con mi hijo aún no he ido, igual este verano…

    1. A nosotros nos encanta desde hace años, esta es la primera vez que hemos ido con los críos y la verdad es que ellos también han quedado encantados.
      Así que.. ¡habrá que volver!
      Seguro que al tuyo le pasa lo mismo, ya nos contarás..

  2. Me encantó Lisboa. Fuimos antes de tener a los niños y guardo un recuerdo muy especial de ese viaje, muchos sentimientos, muchas decisiones… un més después me quede embarazada.

    Nos llovió muchisimo, pero aún así la disfrutamos. Estoy deseando volver

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

diecisiete − dieciseis =