Viajar: Salimos de Lisboa. La Magia de Sintra y dos de sus Palacios.

Hicimos una pausa la semana pasada
pero hoy toca volver de nuevo a recorrer Lisboa, más concretamente sus
alrededores.
Hoy preparaos porque si normalmente Lisboa
tiene encanto, los dos lugares a los que os voy a llevar están
cargados de magia.
Muy cerquita de Lisboa está Sintra…
¿os suena?
Pues preparaos para entrar en una
historia de fantasía y sueños mientras recorremos dos de los entornos más
increíbles que vais a encontrar en esta villa portuguesa.

Como os decía, Sintra es una localidad
del distrito de Lisboa que tiene unos 30.000 habitantes en su casco histórico y más
de 350.000 en su término municipal. A nosotros y a otros miles de visitantes diarios de
la villa nos interesa fundamentalmente su casco histórico que fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO allá por el mes de Diciembre de 1995,
ha llovido desde entonces y más por estas latitudes.
Empezamos por uno de sus lugares más
representativos…

El Palacio da Pena

Es simplemente único pero no como una magnífica catedral o
como un imponente castillo. Este palacio es realmente único, no
vais a encontrar ni uno solo como él en el mundo (al menos que yo sepa…).
El Palacio Nacional da Pena, también
declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1995 como os decía antes,
fue una de las principales residencias de la familia real portuguesa durante el
siglo XIX, de hecho, está conservado de tal modo que se pueden recorrer sus estancias
sintiendo que en cualquier momento sus moradores van a volver a la hora de la
cena o se acaban de ir hace sólo unos minutos.
Sintra Lisboa Portugal Palacio da Pena
El palacio está erigido en una montaña, en lo más alto, por lo que es imponente la vista desde sus patios. Como conjunto de edificios tiene una completa mezcla de estilos arquitectónicos, se pueden encontrar elementos neogóticos,
neomanuelinos, neorrenacentistas,… que se entienden por la mentalidad romántica
del siglo XIX fascinada por todo lo exótico.
En algún sitio habíamos leído que el
Palacio debe sus formas a la pasión del príncipe Fernando II de Portugal por la
ópera, hasta el punto de contar con un escenógrafo en el equipo de
constructores del palacio allá por el 1836, no sé si será o no cierto pero la verdad es que esta es una versión que
nos cuadra perfectamente después de recorrer el palacio… se parece más a un
escenario teatral que a cualquier otro palacio o castillo que hayáis podido
recorrer.
Ni os cuento como se lo pasan los
críos en un entorno como este si en cada estancia le ponéis un poco de
imaginación y jugáis a crear historias, toda una aventura.
Y si os pasa como a nosotros que
fuimos casi a la hora de cerrar y los conserjes y operarios iban cerrando las
puertas a nuestro paso, aún tiene más emoción lo que podáis ir inventando sobre
la marcha. 

Quinta da Regaleira

No la conocíamos, no la habíamos
recorrido nunca, nos la recomendaron y he de reconocer que ha sido una más que
agradable sorpresa de cuatro hectáreas de finca o quinta como lo llaman los
vecinos, con un palacio, magníficos jardines, lagos, grutas, cuevas y edificios
de película cargados de simbolismo y misterio.
Sí obviamente también forma parte del
conjunto declarado por la UNESCO Patrimonio Mundial de la Humanidad y después
de recorrerlo este año por primera vez, es evidente que lo merece con creces.
Quinta Regaleira Palacio Finca Arquitectura
El bosque, el rellano de los dioses,
la entrada de los guardianes, la capilla y sus salidas subterráneas y sobre
todo, para nosotros lo más imponente: el pozo iniciático (del que no os voy a decir nada más para no desvelar ninguno de sus secretos…), forman como os digo
un conjunto arquitectónico en el que perfectamente se podría rodar la segunda
parte de “El Laberinto del Fauno” si Guillermo del Toro se lo planteara algún
día o alguno de los exteriores de “Juego de Tronos” o cualquier película
cargada de fantasía y magia en cada uno de sus fotogramas.
Tiene un paseo en el que disfrutar de
la naturaleza, del entorno y de las ideas, la valentía y sobre todo la imponente fortuna de
los creadores de todo ello.

Si tenéis pensado ir a Lisboa unos
días, no dejéis de reservar al menos un día para recorrer Sintra porque aquí
sólo os he hablado de dos de sus joyas, quizás las más llamativas pero no se
debe olvidar el Castelo dos Mouros ni el Palacio Nacional de Sintra, no sería
justo perdérselos tampoco.

3 opiniones en “Viajar: Salimos de Lisboa. La Magia de Sintra y dos de sus Palacios.”

  1. Es cierto que Portugal tiene parajes preciosos y que lo tenemos bastante cerca. Lisboa nos encanta y Oporto también lo hemos descubierto hace relativamente poco y nos ha encantado igualmente.
    Un lujazo además compartir estos sitios con los peques, sin duda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

tres + 13 =