Vamos a conseguir las mejores cenas para ganar la partida a la rutina, IKEA nos echa una mano

Las prisas, las extraescolares, los eternos deberes que tienen en su mayoría los niños españoles y la tarde que pasa a ser noche antes de lo que nos gustaría… todo eso hace que los días de diario sean un poco aburridos ¿no os pasa a vosotras que se os pintan de gris
así, sin avisar?

En IKEA lo tienen claro y el momento perfecto para sacar la espada y pelear contra la rutina es el momento de las cenas en familia… ¿os apuntáis a este duelo que tenemos ganado con estas ideas?

Bueno pues quizás sea un buen momento este que no ha llegado todavía la rutina a nuestras vidas, para replantearnos esos días monótonos en los que nos dejamos llevar por la inercia y la rutina nos marca el ritmo, esas tardes que se nos llenan de tareas y nos empujan a una cena poco agradecida y poco agradable.

 

Se acabaron los turnos a la hora de la cena o el bocata delante del ordenador o tragar algo rápido, cualquier cosa que pillemos cada uno en la nevera porque no hay tiempo para más y ha quedado mucho aún por hacer.

Vamos a poner un poco de nuestra parte y vamos a darle la vuelta a esa rutina destructiva y aburrida.

Planificamos entre todos el menú semanal

Ikea y la cena en familia

Vamos a consensuarlo (más o menos) en una especie de asamblea familiar en la que todos participen y aporten sus ideas, incluso los más pequeños.

No, no se trata de comer espaguetis todos los días como querrían ellos pero se trata de comentar, consensuar e incluso proponer ideas de platos y recetas procurando que sea equilibrado y sano, que tenga frutas y verduras y que nos guste más o menos a todos ¿por qué no?

Vital: La compra de la semana

Ya tenemos la lista de las comidas, desayunos, meriendas y cenas que vamos a preparar así que la lista de la compra es muy sencillo de elaborar ahora aunque sí, siempre caerá alguna sugerencia caprichosa que también rompe un poco la rutina.
Es una forma de que nuestras comidas sean más equilibradas y nuestra economía también, eso es indiscutible.

Osado: Repartimos responsabilidades

Los adultos van a llevar el peso de la compra, organización de la despensa y preparación de las comidas así que los pequeños pueden ser responsables de poner la mesa para que todos podamos sentarnos a cenar, comer o desayunar.

Dar responsabilidades a los niños es enseñarles a madurar, hacerles más seguros e independientes y hacer que aprendan a valorar el esfuerzo y la empatía ¿se puede pedir más a un gesto tan sencillo como el de poner la mesa?

Dejadme pensar pero yo creo que no, no se puede.

Innovador: Que ellos también sean los chefs

Ikea y la cena en familia

Sí, depende de su edad pueden ser más o menos activos para participar en la elaboración de los platos siempre les gusta.

La cocina se parece muchísimo a un laboratorio a los ojos de un niño y hay pocas cosas que les gusten más que “hacer experimentos” que con la tutela de un adulto se pueden convertir en una deliciosa cena, por ejemplo.

 

Delicioso: Nos sentamos a cenar

Hemos participado todos, somos parte activa de lo que tenemos delante y encima lo compartimos, lo comentamos, lo criticamos con cariño y sentido del humor si es preciso.

Es nuestro y nosotros estamos también en ello, es un  momento estupendo en el que charlar.

Podemos contar qué hemos hecho durante el día y podríamos hacer un ejercicio de recordar y compartir el momento más divertido, en el que mejor nos hemos sentido, el momento más tierno o más positivo que hemos tenido durante el día.

Sí, al principio nos va a costar, ya sabéis que las prisas y la rutina nos vigilan pero después, si lo hacemos durante varios días, si conseguimos que se convierta en costumbre, pondremos un broche al día cargado de sonrisas y personalmente creo que no hay mejor forma de empezar a descansar ¿no os parece?

2 opiniones en “Vamos a conseguir las mejores cenas para ganar la partida a la rutina, IKEA nos echa una mano”

  1. Nosotros también tenemos muchas "manias" de las que describes. Nos gusta hacer el menú de las cenas entre todos, así siempre habrá un día para los gustos de cada uno. Además estamos haciendo que, al menos, una noche en semana, la cocina sea territorio infantil. Hay recetas sencillas que ellos pueden hacer sin ningún problema 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cinco × 2 =