Ante las cifras de acoso escolar ¿no os preocupa cómo estamos educando a nuestros hijos?

ciberbullying bullying

No consigo quitarme de la cabeza la
noticia de la niña a la que sus compañeros de colegio le dieron una paliza que
la llevó al hospital.

No paro de darle vueltas a la noticia, a la tremenda realidad del acoso escolar y me asalta la duda: ¿cómo estamos educando a nuestros
hijos?
Si se os ocurre algo no os cortéis y
comentarlo, por favor, a ver si así entre todos le vamos dando vueltas a este
problema que tengo la sensación que se nos está escapando de las manos y no nos
estamos dando ni cuenta.
Los datos ponen los pelos de punta y
deberíamos conocerlos para tomar conciencia del drama que viven muchos niños en
las aulas, los pasillos y el patio del colegio.

Hace poco se suicidaba un niño de once
años porque no soportaba más el acoso al que estaba siendo sometido en su
colegio. Se quitaba la vida, no podía más.
Su madre decía hace sólo unos días que
esa vez había sido su hijo pero mañana podría ser el tuyo o quizás el mío. ¿Por
qué no?¿Quién nos asegura que no, que nuestro hijo no está siendo acosado o no
es acosador o no forma parte del público silencioso que mira y otorga?
infancia enfermedades acoso escolar
Los datos son demoledores. Según la ONG Save the Children, el año pasado, en 2015, uno de cada diez estudiantes en
España de entre 12 y 16 años habría sufrido acoso escolar durante los últimos
meses.
Sólo en la Comunidad de Madrid, en
2015 se detectaron el triple de casos de acoso escolar que durante el curso
anterior ¡el triple! Pasamos de 69 casos en 2014 a 179 en 2015.
Son cifras que deberían caer como
losas sobre los responsables del sector educativo de nuestro país y sobre
nosotros como responsables de la educación de nuestros hijos en casa pero no sé
si somos conscientes realmente de la magnitud del problema.
Porque es un tremendo problema que
tiene un recorrido muy largo en la vida del menor acosado.
El acoso escolar
tiene consecuencias a largo plazo en la salud mental de las víctimas e incluso
puede provocar enfermedades graves según el último estudio publicado en Reino Unido en el que tras realizar una encuesta a casi 9.000 jóvenes de entre 12 y
20 años, los datos les mostraron que un 44% de las personas que habían sufrido
acoso reconoció haber tenido depresión y de ellos un 33% confesaron que habían
intentado suicidarse.
Algo estamos haciendo mal como padres,
como educadores, como sociedad.
ciberbullying bullying presión social

Y llegaron las redes sociales

Y todo se multiplicó y no para bien
precisamente.
El acoso no termina en el patio,
continua en el tiempo y crece y se expande y puede llegar a ser casi
incontrolable.
Mientras que la mayoría de nuestros
hijos tiene móvil cada vez más pronto, nosotros como padres ¿sabemos lo que
pueden hacer con el móvil?¿sabemos lo que son las redes sociales?¿sabemos lo
que implican? Y lo más importante ¿hemos tenido el sentido común suficiente
como para explicárselo a ellos, a nuestros hijos?
Antes de dejarles meterse en la piscina
les pusimos manguitos y flotadores, después les enseñamos a nadar, incluso les
llevamos a cursos de natación y todo pero ¿antes de prestarles o regalarles un
móvil les hemos explicado lo que pueden y no pueden hacer con él o les hemos
lanzado a la piscina confiando en quién sabe qué?

Tengo mis dudas, la verdad pero esta
semana sólo puedo pensar en esa niña en la que en el patio de su colegio y sin
que ningún profesor lo viera, sus compañeros de patio la dieron una paliza que
la produjo desprendimiento de riñón, fisura de costillas y distintos hematomas
¿cuándo nos responsabilizaremos cada uno de la parte que nos toca de dramas
como este?
acoso escolar colegio redes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cinco × 1 =