paciente Juan Gómez Jurado
No me extraña lo más mínimo que se
haya vendido en 40 países y que en Hollywood estén preparando la adaptación de
esta angustiosa historia a la pantalla grande.
“El Paciente” de Juan Gómez Jurado, ha sido mi “Uno al Mes” de Septiembre pero para ser sincera no, no me duró un mes,
era muy difícil dejar de leerlo…

“Encajonado en aquel cubículo, decenas
de metros bajo tierra y sin margen de actuación, me sentía profundamente
encerrado.”

La pregunta que encierra esta angustia
que ocupa 63 horas de la vida del personaje principal es certera: ¿hasta dónde
llegaría un padre por salvar la vida de su hija?
Esa es la pregunta a la que se
enfrenta David Evans.
Esa es la pregunta por la que el autor
nos coge de la garganta y ya no nos suelta hasta que no llegamos al final de la
historia.

“La vida mancha. La familia pesa.”

novela thriller intriga medicina
Lo de Juan Gómez Jurado y las novelas
de intriga, los thriller… ¿será preocupante? Vamos a ver, alguien que lo
escribe y lo describe tan bien, con tanta perspicacia, con un detalle que
consigue hacerlo todo cómodamente visual para el lector, sin cansar y sin
agobiar… ¿será todo exclusivamente fruto de su imaginación? Jajajaja… ¿risa nerviosa por mi parte?
No es el primer libro que sufro y
disfruto al mismo tiempo de los que ha firmado este autor.
Ya os hablé de “La leyenda del ladrón”
con la que recorrí una Sevilla que desconocía, oscura, llena de dinero y de
malas personas. Como os hablé también de “Cicatriz” y de lo complicado y a la
vez interesante que es tratar de convivir y empatizar con la gama de grises, lo
fácil son los superhéroes, lo chungo es la gente que crea Juan en sus novelas.

“Había vivido una vida de
incertidumbre en la que el premio más esquivo es la certeza, y yo le estaba
pidiendo que me regalase su confianza.”

Juan Gómez Jurado Paciente
En “El Paciente” no hay viajes ni
desplazamientos, no hay pasados ni infancias, no hay condenas ni largos
periodos de tiempo. En “El Paciente” hay ritmo asfixiante y falta de espacio,
hay una especie de agorafobia que nos constriñe a un escenario que es casi un personaje
más. Hay maldad, maldad absoluta, con mayúsculas. No hay problemas
psiquiátricos, hay personas malas por dentro, oscuras, sucias, frías y malas,
muy malas.

“Los niños en contra de la opinión
general de los adultos, no son imbéciles.”

Y luego estamos todos los demás, los
que adaptamos nuestros principios a nuestras circunstancias. Gente que creemos
que somos de fiar hasta que nos planteamos que podríamos dejar de serlo… pocas
diferencias hay entre nosotros y Kate, la verdad.
Quiero pensar que la mayoría de los humanos tenemos buenas intenciones, de verdad que quiero pensarlo pero, en el fondo no somos
nosotros los que decidimos sino las circunstancias en las que vivimos… ¿o no?

Lo mejor que podéis hacer es descubrir
quién es “El Paciente” y dejaros llevar ¿qué haríais vosotros en las mismas
circunstancias que el doctor Evans? No tratéis de engañaros, aunque no se lo confeséis
a nadie, al menos a vosotros mismos: no tratéis de engañaros.

Título:  “El Paciente”Autor:  Juan Gómez JuradoEditorial: Editorial Planeta

Si os animáis o si os atrevéis.. podéis comprar “El Paciente” en la página de Amazon en alguna de sus distintas versiones.

3 thoughts on “El Paciente, de Juan Gómez Jurado o como sufrir y disfrutar al ritmo de un libro”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos
Responsable Pilar Fonseca. +info....
Finalidad Gestionar y moderar tus comentarios.. +info...
Legitimación Consentimiento del interesado. +info...
Destinatarios No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal. +info...
Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional.
Información adicional Puedes consultar la información adicional y detallada sobre protección de datos en nuestra página de política de privacidad.

11 + trece =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.