Cinco nuevas películas para ver con niños que crecen

películas ver hijos crecen hablar

Continuamos añadiendo títulos a
nuestra lista de Películas para Ver con Niños que Crecen y además, esta semana
con mayor motivo.

Porque a falta de unos días para que
llegue oficialmente el invierno y con él un nuevo periodo de vacaciones
escolares, la opción de película y manta para pasar la tarde se hace hueco
entre nuestro tiempo libre.
Cinco títulos de películas que no son
propiamente infantiles y que sin embargo podemos (y deberíamos, quizás…) ver
con nuestros hijos que ya han cumplido los 8, los 10 o los 12 años ¿las habéis
visto ya vosotros?

Siempre es recomendable verlas primero
nosotros porque somos los que mejor conocemos a nuestros hijos y sabemos si
estarán o no preparados para verlas, para entenderlas y sobre todo, para comentarlas juntos
después. Empezamos:

“El nuevo exótico Hotel
Marigold”

Se estrenó en marzo de 2015 esta
segunda parte de la historia del Hotel Marigold (película de la que ya hemos hablado en esta sección anteriormente) y sus interesantes e intrépidos
moradores.

Los principales intérpretes siguen
siendo Judi Dench, Maggie Smith y Dev Pattel y la dirección vuelve a correr a
cargo de John Madden, así que por ese lado la calidad está garantizada.
Quizás le falta un poco del tono
amable y comprensivo de la primera parte de la historia, pero lo suple con
grandes dosis de sentido del humor.
Para nuestros pequeños preadolescentes
una película como esta, sin tiros ni peleas y con una media de edad por encima
de los sesenta años, es sin duda todo un aprendizaje.

“La teoría del todo”

Basada en la vida de Steven Hawkings a
partir del libro que escribió su primera mujer, Jane, la película estrenada en
el año 2014 es más que recomendable para ver con nuestros hijos.

Personalmente creo que en torno a los
10 años tienen una edad perfecta para comprender la mayor parte de las circunstancias
que rodean su vida.
Dirigida por James Marsh y
protagonizada por Eddie Redmayn y Felicity Jones, es una producción británica
que merece mucho la pena ver y comentar en familia.

“Hotel Rwanda”

Sí, es más dura porque el conflicto lo
fue.
Quizás a partir de los 12 sea la mejor
edad para ver con ellos esta historia estrenada en 2004 y en la que el
conflicto armado queda casi en un segundo plano, escondido tras la solidaridad
y la colaboración de algunas personas. Del director de un hotel concretamente.
Una coproducción británica, dirigida
por Terry George y protagonizada en su papel principal por Don Cheadle.
Una historia basada en hechos reales
con la que aprender cómo se puede cambiar la historia de un país, cambiando el
destino de sus habitantes, al menos de algunos de ellos.

“Descifrando Enigma”

Hay niños que lo pasan mal en el
colegio porque son diferentes y verse reflejados en la gran pantalla puede
ayudarles, puede darles armas para superar esos malos momentos escolares.
La historia de Alan Turing no es fácil,
no es sencilla y no es justa pero sin embargo su papel en la historia fue
decisivo, vital para miles de personas a nivel mundial.
La historia se cuenta en “Descifrando
Enigma” trayendo retazos de su etapa infantil a la memoria del protagonista y a
la retina del espectador.
Benedict Cumberbatch es Alan Turing en
“Descifrando enigma”, una película estrenada en el año 2014

“En el corazón del mar”

Ron Howard es el responsable de esta
nueva versión del clásico de Meville, “Moby Dick” en el que la historia da un
giro y sus protagonistas cambian un poco.
Es una producción del año 2015 en la
que podemos ver a Chris Hemsworth en el papel principal, a Cillian Murphy en el
papel de un buen amigo y a Tom Holland como un niño que crece muy rápido en el
mar.
Para aprender lo que es la lealtad y
el honor, lo que son los principios y ser fiel a uno mismo, para aprender lo
que es la humildad y la soberbia es una película perfecta.
La música es de Roque Baños, uno de
los compositores españoles más vinculados y más respetados en el mundo del
cine, si podéis escuchar otras bandas sonoras suyas, no dejéis de hacerlo… no
todo tienen por qué ser villancicos ¿no?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

doce − seis =