Lo que pringa el machismo y más con este calor

machismo igualdad verano político
Yo creo que es el calor, el calor que
derrite el cerebro y abotarga los sentidos. Tiene que ser eso porque si no, no
entiendo estos días que hemos tenido en los que el machismo más rancio, el de
palillo en la boca y escupitajo al suelo, ha surgido en nuestras vidas otra
vez.
Y claro era inevitable que me
remangara los pantalones y me metiera en el charco, porque una está un poco
harta de que le hablen de educación desde los atriles mientras le pegan patadas
en el culo a la igualdad de género. Y aquí estoy, aquí estamos porque espero que
sigas leyendo…

Sí era inevitable que os contara lo
que me ha parecido el “Momentazo Hernando” en el Congreso de los Diputados, ese
momento en el que la caspa se subió a la tribuna de oradores y se hizo sitio a
codazos.
Hernando nos tiene acostumbradas a sus lindezas, bueno es de esos hombres muy hombres que en algún pasillo ha intentado
agredir físicamente a sus contrarios parlamentarios como le pasó con Rubalcaba
hace algunos años.
Con esa incontinencia en lo que
agresiones se refier
e pues claro, no se iba a cortar un pelo con una mujer por
muy parlamentaria que sea, por muchos méritos propios que tenga y por muchas
vueltas que le dé a él en educación, respecto y empatía. No, Rafa de eso no
tiene mucho por lo que se ve.

Se quitó el palillo de la boca y soltó
lo que piensa ni más ni menos, porque sí, Rafa lo piensa. Se cree gracioso y
cree que los demás también le encontramos gracioso.

Es cierto que alguna de sus compañeras
de bancada
, diputadas electas por los ciudadanos y las ciudadanas, también lo
piensan y también lo soltaron en sus perfiles de twitter porque ellas no iban a
subir a la tribuna, ni para decir eso ni para decir nada.
Además es que twitter es tan cómodo,
debieron pensar, doy rienda suelta a lo que pienso, al machismo que llevo en el
ADN y si se lía muy parda pues borro el tuit y solucionado. Pío, pío que yo no
he sido.
¡Qué grandes son algunos periodistas
que hacen capturas de pantalla de esos tuits que sospechosamente desaparecen al
cabo de las horas!

De mujeres y hombres

mujeres hombres machismo agresividad

Rafa no disimula, Rafa es como es,
plano. Además, hay que tener en cuenta que para el arte de la mentira y el
disimulo es imprescindible ser inteligente
y claro, ahí Rafa pincha en hueso.
Rafa y sus compañeras, no las
olvidemos. Mujeres diputadas, mujeres votadas por otras mujeres, mujeres que
han podido ejercer su derecho al voto gracias a la lucha de otras mujeres
anteriores a ellas, otras mujeres que tuvieron que enfrentarse a machismos y a
golpes, algunos provenientes de las mujeres de su época, como las diputadas tuiteras de las que os hablo.
El círculo se cierra. No es tanto una
cuestión de género como de ideología
, es evidente y para una ideología que no
entiende de derechos sociales más allá de lo básico, que no entiende de
solidaridad sino de caridad, que no entiende de igualdad sino de hegemonía.
Para esa ideología hay mujeres y mujeres e Irene no es una de las suyas.
Que no pasa nada porque Celia juegue
al CandyCrush y su marido sea asesor del partido desde tiempos inmemoriales,
que es que “Celia es de las nuestras” y es más maja aunque sí, vaya boquita tiene Celia
que hasta la presidenta del Congreso le tiene que llamar la atención con
vehemencia.
Que no pasa nada porque a Andrea, la hija de
Fabra se le escape semejante taco en el hemiciclo dedicado a los desempleados,
es que es joven y claro, aún no sabe que los tacos se dicen en bajito, que
todos sabemos que en el fondo tiene razón y que ella está ahí por méritos
propios y que quien no trabaja en este estupendo país es porque no quiere, no
hay más que verla a ella además que “Andrea es de las nuestras” y punto.

machismo igualdad género ideología

Ellas son de las suyas e Irene no.

En una entrevista a un medio de
comunicación femenino (este concepto me cuesta asumirlo, lo reconozco) la
presentadora de televisión Tania Llasera, comentó lo que pensaba hacer en la crianza de su próxima hija y la lió parda.
Está embarazada, será su segundo bebé,
sabe lo que vivió con el primero y quiere evitarse sufrimientos, lo ha coordinado
con su pareja y están de acuerdo, sólo quieren conciliar su vida laboral y
familiar, sólo quieren cuidar su salud la de los cuatro y sólo quieren ser
felices pero… para algunas de sus seguidores eso significa que “ya no es de las
suyas”.
Esto de la intolerancia es muy
cansado, estar todo el tiempo pendiente de lo que hacen los demás para criticarlo o para mofarse, para cuestionarlo o para despreciarlo es pringoso
pero hay gente que encuentra el sentido a su vida en sentar cátedra con lo que
dicen
, hay quien confunde la dialéctica con el insulto y el diálogo con la
discusión y regala sus opiniones y sus juicios aunque nadie se los haya pedido
como si fueran las tablas de la ley, dogmas de fe, verdades reveladas.
A ver si se pasa el calor pronto
porque no sé si voy a poder seguir limpiándome los ojos al leer tanto machismo
en las redes, en la prensa, en el ambiente en general… ¡qué pringoso todo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

once − dos =