Seguimos sumando grandes películas a nuestra lista: verano de cine

películas adolescentes niños familia
Cada mes vamos subiendo cinco
películas a nuestra lista de “Películas para ver con niños que crecen”. Esto
empieza a tener vida propia así que lo mismo para Septiembre hago algo con
ello… porque empezábamos esta larga lista hace ya dos años, así que ¡imaginad
la cantidad de películas que hemos ido recopilando!
Pero eso será (si es que es) en
Septiembre, hoy son otras cinco las que se añaden a nuestra lista. Cinco
películas para tenerlas preparadas y disfrutarlas en las vacaciones veraniegas
que ya están ahí, a la vuelta de la esquina.

Para una tarde de calor asfixiante en
el exterior, para una noche de cine en casa, para un desplazamiento en coche,
en tren, en avión,… para ese momento en el que no sabes qué hacer una
de estas películas es un plan perfecto.
Lo de las palomitas o los refrescos o
los helados… eso ya es cosa tuya, yo me encargo de buscar la peli, a ver qué
tal estas de hoy.

Kubo y las dos cuerdas
mágicas

Fue la revelación en 2016 y de hecho
os hablé de ella cuando se estrenaba y llenaba las salas con una historia que
encantaba a pequeños y a mayores.
Nominado al Oscar al mejor
largometraje de animación, nominado al Globo de Oro y ganador del BAFTA en la
misma categoría, esta historia del estudio de animación LAIKA es de esas con
las que podemos disfrutar todos, más allá de la edad que se tenga y mucho más
allá de que sean dibujos animados. No tiene nada ni de tradicional ni de
aburrido, ya lo veréis.

La costilla de Adán

Sencillamente una delicia. Sí,
recuperamos un clásico de candente actualidad con esta película ideal para
hablar a nuestros hijos (9-10 años quizás) de igualdad y de machismo.
El mismo caso visto desde los puntos
de vista de una mujer y un hombre que además son pareja (casualmente fuera de
la pantalla también).
Como siempre Katherine Hepburn está
magistral y Spencer Tracy le da la réplica con tanta complicidad que es de esas
películas que siempre nos sacan una sonrisa.
Comedia blanca y sofisticada que
seguro será todo un descubrimiento para los más jóvenes de la familia.

Trumbo

Una historia real, lo que viene a
llamarse ahora un biopic sobre la figura del guionista norteamericano Dalton
Trumbo
y cómo se vió obligado a vivir una vida “secreta” por culpa de la
censura en la época de la Caza de Brujas.
Muy adecuada a partir de los 9-10 años
para hablar de integridad, de valores, de dignidad, de intolerancia y de
hipocresía. De esas películas que utilizaría en clase si fuera profesora de “valores”,
ningún libro de texto puede mostrar tan a las claras lo que muestra Bryan
Cranston dando vida a Dalton Trumbo.
Si habéis visto “Vacaciones en Roma” o
“Espartaco” que sepáis que quien se esconde detrás del nombre que firma esos
oscarizados trabajos, es él.

Aprendiendo a conducir

Que la vida parece que va a
desarrollarse de una forma y resulta que de pronto todo cambia, eso es lo que
le pasa a la protagonista de esta historia dirigida por Isabel Coixet que se
puede ver perfectamente con esos niños que están entrando en la adolescencia,
que han cumplido ya los 12-13 años, que han empezado el instituto.
Lo intrascendente que puede ser para
muchos apuntarse a clases de conducir y lo importante que puede ser para Wendy
y para su profesor, un refugiado político indio.
Como se ayudan entre ellos y como
deciden que hay que ir siempre hacia delante y no sólo en el coche sino también
en la vida.

Con la muerte en los talones

Un caos, una confusión, un error
absurdo y una vida truncada por completo. Una tensión durante toda la película
que hará que nadie se separe de la pantalla hasta que Cary Grant no nos lo diga
o Alfred Hitchcock le deje.
Es apta para todos los públicos pero
obviamente cuanto más pequeño sea “el público” más posibilidades de que le
aburra la historia, eso como siempre lo dejo a vuestro criterio.

Es una cinta de intriga, de acción, de
espías. Es una de esas historias que tienen tensión delante y detrás de la
cámara porque algunos de los planos que se rodaron en la sede de Naciones
Unidas, se hicieron con cámara oculta ya que nunca recibieron el permiso
oficial para hacerlo pero claro, a ver quién era el guapo que frenaba a Alfred
en la dirección de un peliculón como este.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

trece + ocho =