mesa ikea vajilla

Comer en verano de forma variada,
apetecible y saludable y sin sufrir demasiado en la cocina, no es un imposible.
Hoy hablamos de cómo conseguirlo en este post.

Mejor id pasando al comedor que de los
platos ya me encargo, espero que os guste el menú que os tengo preparado de
ideas, propuestas, sugerencias y datos para hacer de nuestras comidas
veraniegas un momento delicioso para nuestro paladar y para nuestra salud.

Empecemos por llamar a las cosas por
su nombre. No se  trata de ponernos a
dieta en verano
pero sí de ser conscientes de que nosotros estamos de
vacaciones pero eso no implica que tengamos derecho a castigar nuestra salud
comiendo mal.

Hay datos que señalan que nos traemos
de vacaciones algún kilo de más por relajar las buenas costumbres a la hora de
la comida y el sobrepeso y la obesidad empiezan a ser un problema de
dimensiones más que preocupantes.

Según los últimos estudios casi 2.200
millones de personas tienen sobrepeso u obesidad en el mundo
, personas
independientemente de su edad, hay tanto niños como adultos en esa tremenda
cifra y en cabeza de lo que a obesidad infantil se refiere encontramos a los
Estados Unidos (con un 13% de niños afectados), una de las sociedades más
desarrolladas pero que peor parece afrontar este peligroso problema.

Pero estamos de vacaciones

hamburguesas comida rápida

Sí, lo estamos, pero no por eso vamos a castigar
nuestra salud ¿no os parece? Hay muchas opciones que podemos tener en cuenta
para disfrutar, para empezar: la moderación, los excesos no son buenos para
nadie.

Además, precisamente porque estamos de
vacaciones podríamos empezar a poner en práctica algo que acaba de incorporar la
Sociedad Española de Nutrición Comunitaria a la pirámide nutricional: la actividad
física
.
Unos sesenta minutos diarios de
actividad física moderada o lo que es lo mismo, unos 10.000 pasos al día, en
vacaciones no es una meta descabellada para que empiece a formar parte de
nuestra rutina cuando tristemente las vacaciones se terminen.
Pero además de movernos podemos comer
bien y disfrutarlo, para empezar podemos aprovechar para subir la cantidad de
fruta y verdura de nuestra dieta, no es tan complicado.

verduras barbacoa comidista

Por ejemplo al organizarnos una barbacoa, las recomendaciones de Mikel Iturriaga para hacer más verdura y menos
“carnaza” son muy acertadas y la verdura en la barbacoa es una auténtica
delicia.
También es bueno tener a mano las
ideas que proponen desde Gastronomía y Cía, esta lista de posibilidades para
hacer unas cenas veraniegas ligeras, fáciles y deliciosas, se viene conmigo de
vacaciones.
Como también la receta de Susana de su archifamosísimo Croke de Jamón y Queso, no tengo claro si para una cena o para un
picnic improvisado en la playa pero seguro que nos hace el apaño, como ella
dice.
Y algo tremendamente importante en
verano y a lo que tampoco le damos la importancia que merece: la sed se quita
con agua
y es bueno que no nos confundamos tomando refrescos cargados de azúcar
o bebidas con alcohol. Estamos de vacaciones sí pero no por eso vamos a dejar
de querernos.
Por si os queda alguna duda, por si os
apetece poneros un poco más en serio con el tema en la web de PatiaDiabetes
tenéis las cuatro reglas de oro para vuestros menús. Sencillas de entender y de
poner en práctica.

helados vacaciones verano

Claro que habrá tiempo para los
helados y lo que se tercie
pero para esos días más tranquilos que en vacaciones
también los hay, podemos pasarlo bien abriendo un poco más nuestra cocina y
cuidando un poco mejor nuestra salud, no es tan difícil y menos con las “chuletas” que os he dejado en este post.

De vacaciones estamos unos días, sin
embargo en nuestro cuerpo estamos toda la vida ¡cuidémosle!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

veinte − siete =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.