Cuatro series para quedarse en casa este invierno

A ver que tenemos un invierno que parece un invierno y que hace un frío en la calle que hace que se te congelen
hasta los pensamientos y eso es así. Por eso hoy te traigo series para ver calentitos en el sofá sin asomar ni siquiera la nariz por la ventana.

Series para ver juntos o para aprovechar y ver cuando los niños no estén, algunas divertidas y otras sorprendentes pero todas muy adictivas y de las que no os había hablado antes en el blog. 

Sí, nos gustan las series. En mi casa vemos series de distintos tipos y diferente temática, series en distintas cadenas y para públicos y gustos bien diferentes también, por eso hoy vengo a hablaros de cuatro series que nos están gustando mucho últimamente o nos llaman mucho la atención y tenemos intención de verlas en cualquier momento. 

¿Os apuntáis a un maratón de series bien pegados al sofá del salón y con una mantita por encima?

The Good Place

cuatro series para quedarse en casa

 

Todo un descubrimiento que nos ha enganchado a toda la familia.

Sí, es una serie muy blanca que podéis ver con los niños (yo creo que a partir de los 7-8 años es ideal) y que os va a provocar más de una risa.

Diálogos ágiles y brillantes, personajes divertidos y nada previsibles, nos está gustando mucho esta historia tan surrealista como paradójica e incluso para aprender, para pensar y para buscar buenos ejemplos de comportamiento es ideal.

No os digo más que no quiero “spoilearos” nada.

La tenéis en Netflix, la primera temporada completa y la segunda casi también. Los capítulos son cortitos, poco más de veinte minutos dura cada uno, así que es fácil que en una tarde os veáis unos cuantos casi sin daros ni cuenta.

Los protagonistas principales son Kristen Bell y Ted Danson pero además hay personajes que les acompañan que son estupendos y que os van a enamorar como nos han enamorado a nosotros.

Mozart in the Jungle

cuatro series para quedarse en casa

Esta es de esas series que te dan buen rollo, te ponen de buen humor, te inspiran e incluso a veces hasta te hacen sonreír.
Está protagonizada en el papel principal por Gael García Bernal pero está muy bien acompañado en algunos de
los papeles secundarios e incluso tienen grandes invitados (tanto actores y actrices como músicos) en algunos capítulos sueltos durante alguna temporada.
Es la historia del director de orquesta de la sinfónica de Nueva York que como buen artista es un completo torbellino a veces infantil y siempre inesperado.
Además, dicen que se inspira en el comportamiento de un director de orquesta conocido, del que no voy a mencionar su nombre ni su origen caribeño o su estado civil, casado con una actriz española.
Es muy entretenida y además te descubre mucha música clásica, de esa que no solemos escuchar habitualmente,
las piezas menos conocidas pero que suenan de maravilla.
Los capítulos son cortos, no más de 25 minutos cada uno y la tenéis en Amazon, si tenéis Amazon Prime la podéis ver en la web.

Peaky Blinders

cuatro series para quedarse en casa

Un cambio radical con respecto a las otras dos de las que os he hablado antes.
Peaky Blinders es oscura y dura, habla de Birminghan en el principio del siglo XX y de uno de los grupos de criminales de la zona más conocidos en esa época.
Tiene violencia y sexo bastante explícito, tiene dureza en los diálogos y en las interpretaciones y con todo ello consigue un conjunto armonioso donde nada rechina y todo fluye.
Está tan bien hecha que es adictiva y las historias que cuenta, como las cuenta y en el contexto en el que las desarrollan los guionistas hacen que sea una de esas series que no puedes ni quieres dejar de ver.
Primero se pasó por la BBC (por una de sus dos cadenas) y ahora la puedes ver en Netflix donde ya tienes las cuatro temporadas de la vida de los hermanos Shelby.
El principal protagonista de la serie es Cillian Murphy y se come la cámara en cada plano aunque también es verdad que los personajes secundarios van cogiendo peso gracias en muchos casos al buen casting que se hizo a la hora de seleccionar a los actores que iban a darles vida.
Hasta la música se ha cuidado muchísimo rompiendo con la estética de principios de siglo pasado, suena música actual, potente música que no coincide con la época pero sí es perfecta para vestir la acción de la historia.
Y no, no es una serie para ver con los niños, hasta que no crezcan un poco… un mucho, quiero decir.

La peste

cuatro series para quedarse en casa

 

Acaba de estrenarse en Movistar+ y aún no he visto ni un solo capítulo, lo reconozco pero me atrae muchísimo.

Se trata de una producción nacional en la que Movistar ha invertido diez millones de euros, una cifra inmensa para una serie española pero de lo más normalita entre las grandes superproducciones como Juego de Tronos, sin ir más lejos.

Se sitúa en Sevilla, la capital del mundo desde el descubrimiento de América y como es lógico en un entorno como debió ser aquel hay héroes y villanos, mezquinos y leales, gente de todos los pelajes.

Lo que he leído es que la mayoría de los personajes son masculinos, varones, hombres. Es cierto que la época no
dejaba mucho espacio a la mujer pero quizás tampoco habría sido tan complicado encontrar algún ejemplo para incluirlas en la trama. Quizás lo tengan en cuenta para la próxima temporada.

¿Quién dijo frío con todas las opciones que tenemos para quedarnos en casa calentitos dándonos un atracón con
alguna de estas series?

Una respuesta a “Cuatro series para quedarse en casa este invierno”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ocho − siete =