El Museo de la Sal en Alicante, historia y ecología a pie de playa

Mediterráneo mar sal

Hoy os llevo a un museo muy peculiar
que hemos descubierto hace poco a pesar de que hemos pasado decenas de veces
por su puerta, se trata del Museo de la Sal de Santa Pola en Alicante y nos ha
encantado.

Por eso hoy vamos a estar cerca de la
playa pero sin pisarla mientras recorremos las salinas y las instalaciones de
este peculiar museo ¿os venís con nosotros?

No es un museo grande y por fuera no
es espectacular precisamente sin embargo por dentro está lleno de tesoros que
poco a poco vamos a ir descubriendo.
El Museo de la Sal organiza unas
magníficas visitas guiadas en las que un guía de la zona va desgranando la
historia de las salinas, va contando de donde viene la sal, qué propiedades
tiene, cuál es la mejor sal que podemos consumir, cómo se extrae del mar y
cuánto dura el proceso hasta que sale del agua y llega a nuestra mesa.
Las visitas guiadas son gratuitas y el
guía que os irá comentando todo esto y respondiendo a vuestras preguntas os
contagiará de su entusiasmo y hará que la curiosidad se os despierte a todos,
incluidos los más pequeños y eso ¡¡eso es genial!!

La sal de la vida

museo visitas gratis sal

Sí porque la relación de la sal con la
historia, con la economía y la población de la zona es innegable.

Las formas de trabajar, las industrias
que se ponen en funcionamiento en el entorno de las salinas hacen que los
pueblos se llenen de vida precisamente por eso, por la sal que extraen del mar.
Precisamente por eso las lecciones que
sobre ecologismo vais a recibir durante la visita son muy oportunas
, porque
todo está directamente relacionado. Si el mar se muere que acaba la sal, si se
agotan las algas si se contaminan las aguas, la catástrofe es inimaginable
desde todos los puntos de vista que podamos pensar.
De hecho, el Museo de la Sal de Santa
Pola se encuentra en un parque natural protegido por la legislación desde 1988.

Un parque natural que además está declarado como “Zona de Especial Importancia
para las Aves”, un parque natural que está incluido en la lista de las “Zonas
Húmedas de Europa y el Norte de África”.
La relación de las aves con las
salinas es imprescindible para ambas, ellas forman parte del proceso de
extracción de la sal y al mismo tiempo se alimentan de los microoganismos que
surgen y crecen en este entorno.

El parque tiene una extensión superior
a los dos mil cuatrocientos metros cuadrados y aunque no toda la extensión se
puede recorrer sí tiene un extenso paseo por el que merece mucho la pena
perderse un buen rato para buscar huellas de animales, reconocer plantas y
sorprenderse con la manera tradicional en la que aún hoy se extrae la sal del
agua del mar.

salinas parque natural aves

Cuando salgáis del museo os quedará
muy claro que no es lo mismo la sal común que compramos en el supermercado que
la sal marina y que puestos a elegir, quizás muy de vez en cuando podríamos
darnos el capricho de probar “la flor de sal”.
Cuando terminéis la visita sabréis las
bondades de la sal marina para la salud,
para nuestro sistema inmunitario, para
calmar la piel irritada e incluso la piel algo más seca o para patologías más
serias como la psoriasis o distintos tipos de eccemas.
Y sí, también os quedará muy, muy
claro que la sal del agua no es como el cloro que es recomendable quitarlo de
la piel cuanto antes, vamos que lo de la ducha de agua dulce después de un baño
en el mar casi mejor lo vamos dejando para cuando lleguemos a casa o al hotel.

Visitando las salinas

museo sal aprender visita gratis

Ya os digo que la visita a las salinas
de Santa Pola y a su Museo de la Sal
es muy recomendable y a nosotros nos gustó
muchísimo pero no son las únicas salinas que podéis visitar si andáis haciendo
turismo nacional.
El Mediterráneo tiene sus orillas
llenas de salinas, en Ibiza y Formentera podéis recorrer una reserva natural en
la que asombraros con la biodiversidad mediterránea mientras recorréis sus
famosas salinas.
También tenéis salinas convertidas en
parque natural en las lagunas de La Mata y Torrevieja, allí podréis recorrer la
peculiar “laguna rosa” y aprender cómo afecta la sal a la vegetación de la
zona.
En el Parque Natural del Delta del
Ebro
también tenéis salinas tradicionales en las que se siguen recogiendo
toneladas de sal de la forma tradicional, como se viene haciendo desde la
antigüedad.
Las salinas de Es Trenc o las de San
Pedro del Pinatar
, son dos lugares que en torno al Mediterráneo os procuran una
excursión diferente para hacer en familia, para que los niños aprendan más de
lo que imaginan sobre el medio ambiente, sobre la industria local y sobre lo
que podemos hacer para nuestra propia salud.
Planes divertidos para hacer juntos
que a veces nos sorprenden por lo cerca que los hemos tenido durante tanto
tiempo y a los que les habíamos prestado muy poca atención.

Una respuesta a “El Museo de la Sal en Alicante, historia y ecología a pie de playa”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cuatro × 2 =