Mi último descubrimiento: la copa menstrual

menstruación regla periodo fecundidad

¿Vosotras sabéis lo que es la copa
menstrual? Lo reconozco, yo no tenía ni idea hasta hace sólo un par de meses y
sí, ha sido todo un descubrimiento del que vengo a hablaros hoy.

Y mira que ya voy teniendo unos años,
vamos que no es mi primera regla precisamente pero no, de la copa menstrual
había oído hablar así por encima hace algún tiempo (no mucho, lo reconozco)
pero no le había prestado demasiada atención.
Hace un par de meses llegó una nota de
prensa a mi buzón y se despertó un poco más mi curiosidad sobre este ¿aparato? ¿utensilio?
¿artilugio? ¿cómo definir algo cuando no lo conoces?
Así que les escribí y ellos, ella,
Patricia, muy amable me vino a decir algo así como “mira Pilar, hija, no sólo te cuento lo que es la copa menstrual sino
que además te voy a enviar una para que la pruebes, para qué la conozcas y si
te apetece para que cuentes a tus lectoras tu opinión al respecto”
¡y aquí
me tenéis!

El periodo o la regla

copa menstrual higiene femenina

O la menstruación o cómo queramos
llamarlo es un estado natural de la mujer y forma parte de la biología humana,
esconderlo es absurdo y ya demonizarlo como pasa en algunos países es
simplemente cruel y debería ser considerado un delito, pero eso es otra
historia.
Si tenemos en cuenta los datos de la
ONU
resulta que somos en torno a un 26% de la población mundial las mujeres que
estamos en edad reproductiva
o lo que es lo mismo, las mujeres que tenemos cada
mes una menstruación.
Por hablar en cifras, en torno a 1.800
millones de mujeres en todo el mundo
 y cada mes y ni aun así hemos conseguido
que el asunto de la menstruación se vea como algo de lo más normal que nos
ocurre a todas durante la mayor parte de nuestra vida.
Así se hace muy complicado hablar de
este tema salvo con tus amigas más íntimas, tus hermanas o tu madre, sobre todo
cuando la menstruación aparece en nuestras vidas.
Y así se hace complicado conocer
distintas opciones más allá de las compresas y tampones que nos muestra la
publicidad y la industria.
Pero hay más y resulta que son
opciones más baratas, igual de cómodas y mejores para nuestro cuerpo y nuestra
comodidad. Ya, yo tampoco podía creerlo al principio.
Más allá de las compresas y los
tampones están las copas menstruales
que se introducen en el interior de la
vagina y que al abrirse hace que se produzca el vacío, lo que consigue que no
haya fugas de fluido menstrual y que no se desprendan olores como ocurre con
las compresas, porque el fluido no está en contacto con el aire.

La verdad es que podría explicároslo pero nunca mejor que como lo hacen en este video…

Un cambio a mejor

Como decíamos antes, durante muchos,
muchos años el consumo de compresas, tampones y salvaslips que hace una mujer a
lo largo de su vida es continuo, constante y supone un gasto de dinero que
parece inevitable pero no, no lo es.
Y además, el pequeño detalle de que en España, las compresas y los tampones tienen el mismo IVA que el caviar
porque claro, ambos son productos de lujo o de primera necesidad, no sé qué
baremo aplica el gobierno para igualarlos. Lo que sí sé es que yo caviar no
como todos los meses (ni años, ni décadas) y sin embargo compresas, tampones y
salvaslips sí uso cada mes durante varios días desde hace ya unos cuantos años.
Que al final, el cambio va a resultar
apetecible desde distintos puntos de vista si nos paramos a pensarlo un poco.
La copa menstrual está fabricada con
silicona de grado médico, es suave y se adapta a todas las mujeres de todas las
edades, además puedes llevarla puesta durante 12 horas seguidas, yo aluciné un
poco con esto al principio.
salud comodidad higiene precio
Si no la has usado antes, la primera
vez que te la coloques no vayas con el concepto de tampón porque la vas a dejar
demasiado baja y te va a producir molestias. Para que esté bien colocada
simplemente no tienes que notarla.
Quizás el primer mes la estés
cambiando más veces de las necesarias, a mí me pasó pero poco a poco le vas
cogiendo el tranquillo y el ahorro en tiempo, en dinero y en deshechos para el
medio ambiente, es muy importante.
Ha sido todo un descubrimiento quizás
es más complicado cómo te lo imaginas a después cuando empiezas a usarla y esto
es como todo, es ir cogiéndole el punto, no sé ¿tu la conocías ya?¿por qué
no nos lo cuentas? Estos descubrimientos, es genial compartirlos ¿verdad?

Una respuesta a “Mi último descubrimiento: la copa menstrual”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

13 − once =