Moda Infantil. Llegó la PrimaVerano con Todo su Calor y Color

moda para chicos en verano

Hace calor, hace mucho calor. La primavera se nos ha ido entre las manos, no nos hemos dado cuenta.

Nos quejábamos del frío y de pronto, hace calor. El tiempo no perdona, ninguno y el clima no iba a ser una excepción. Hace calor.

Huele a cambio de armarios entre otras cosas bastante más agradables, la verdad…

¿Alguna idea, propuesta o sugerencia para estos días de primaverano que tenemos entre manos? Yo os traigo hoy algunas de ropa para los peques menos peques de la casa y sí, básicamente para los chicos, lo de la ropa de niñas no es lo mío, la verdad…

Continuar leyendo “Moda Infantil. Llegó la PrimaVerano con Todo su Calor y Color”

Cocina. Libros Para Cocinar y Comer Más Sanos.

cocina comida y salud

Más de una y más de dos veces mis hijos se han metido conmigo en la cocina, siempre que los tentáculos de la PLAY les han soltado un poco…todo sea dicho.

Es que siempre he pensado que la cocina para un niño se parece muchísimo a un laboratorio bajo la atenta vigilancia de un adulto, eso por supuesto.

Un laboratorio en el que mezclan distintos productos hasta conseguir crear algo suyo. Esa sensación de orgullo por haber creado algo, es una sensación que se les nota en la sonrisa cuando terminan.

Eso sí, lo de terminar es complicado situarlo a gusto de todos ¿no os pasa a vosotras?

Sí, ya me explico…

Continuar leyendo “Cocina. Libros Para Cocinar y Comer Más Sanos.”

Fin del Verano

fin del verano

Fin. Se acabó lo que se daba. Hoy es el último día oficial del verano.

fin del verano

Se terminaron los ratos de sol bajo la sombrilla, los ratos de jugar en la arena y de sacar después arena de cualquier rincón cuando llegamos a casa.

Se terminaron los ratos eternos de estar en remojo en agua salada buscando conchas, peces o cualquier otra sorpresa que nos guarde el mar.

fin del verano

Se pasó el tiempo de oler a cloro a todas horas y de ir todo el día con el  traje de baño, de necesitar tomar todas las bebidas con hielo y de jugar a todas horas a cualquier cosa que se nos ocurra.

Superamos también la sorpresa de encontrar toallas mojadas por cualquier rincón de la casa y bueno, eso la verdad es que me alegra.

Se acabó lo de necesitar comer cremas y sopas frías, lo de comer ensaladas porque sí, lo de buscar las frutas más jugosas para hacer batidos o helados caseros que nos apetezcan para cenar o merendar o lo que surja.

fin del verano

Se acabó lo de esperar a que se ponga el sol para salir al jardín y lo de regar las plantas cuando no aprieta el calor`para que no se cuezan las pobres.

Pasó el momento de ponerse delante del ventilador para calmar un poco la asfixia del entorno y que se enfríe el sudor que nos recorre casi a todas horas.

Se acabaron los tirantes y las sandalias, los pantalones cortos y los vestidos largos y sobre todo y aunque no nos guste, se terminó lo de andar descalzos toooodo el santo día, por casa o por donde fuera.

Todo se ha terminado a partir de hoy pero ¡¡¡¡SOLO HASTA EL VERANO QUE VIENE!!! que por cierto ya falta menos para que llegue.

La musicoterapia y el “efecto Mozart”.

musicoterapia y el efecto Mozart

Ante tantos beneficios implícitos de la música en el proceso de crecimiento y educación de los bebés, surge una rama de estudio y análisis que se plantea descubrir, analizar, estudiar y ampliar estos más que posibles beneficios.

Se trata de la Musicoterapia a la que se le puede considerar la aplicación del arte de la música a una clara finalidad terapéutica.

Continuar leyendo “La musicoterapia y el “efecto Mozart”.”

“Nanas de la cebolla” (II). Miguel Hernández.

nanas de la cebolla
Desperté de ser niño.
Nunca despiertes.
Triste llevo la boca.
Ríete siempre.
Siempre en la cuna,
defendiendo la risa
pluma por pluma.
Ser de vuelo tan alto,
tan extendido,
que tu carne parece
cielo cernido.
¡Si yo pudiera
remontarme al origen
de tu carrera!
Al octavo mes ríes
con cinco azahares.
Con cinco diminutas
ferocidades.
Con cinco dientes
como cinco jazmines
adolescentes.
Frontera de los besos,
serán mañana,
cuando en la dentadura
sientas un arma.
Sientas un fuego
correr dientes abajo
buscando el centro.
Vuela niño en la doble
luna del pecho.
El, triste de cebolla.
Tú, satisfecho.
No te derrumbes.
No sepas lo que pasa
ni lo que ocurre.