7 propuestas para una semana de pasión, cine y series

peliculas series netflix
Por delante más de un día de mantita y sofá, así que os dejo películas y series para todos los gustos y todas las edades.
Un plan de cine para descansar de verdad estas vacaciones que falta nos hace a algunas ¿os apuntáis?

En general os traigo una selección para disfrutar en familia, que estamos de vacaciones y tenemos que aprovechar para estar juntos.

Continuar leyendo “7 propuestas para una semana de pasión, cine y series”

Uno al mes, una caricia bestial

uno al mes thriller autora

Terminamos marzo con una lectura de esas que os van a atar a la silla hasta que la terminéis: “La caricia de la bestia” de Cristina C. Pombo, este es nuestro uno al mes ¿os animáis a conocerla un poco más?

A ver, os soy sincera, no es un libro que me haya leído este mes, me lo leí hace ya unos meses y tampoco es que tardara un mes en leérmelo, ni mucho menos, es de esos libros de lectura fácil, de los que se leen solos.

No hay que esforzarse, sólo dejarse llevar por una realidad desabrida que no nos gusta ver y que es complicado encontrar en los medios de comunicación.

Continuar leyendo “Uno al mes, una caricia bestial”

El acuario y la lonja de Santa Pola, excursiones sorprendentes

acuario lonja Santa Pola
Volvemos a irnos a la costa y volvemos a pasear junto al mar Mediterráneo, por sus playas y sus plazas. Hoy nos vamos a visitar el Acuario Municipal y la Lonja de Pescados de Santa Pola en Alicante y seguro que os voy a sorprender mucho más de lo que os imagináis a priori.

Cuando las administraciones ponen las cosas fáciles lo más inteligente es que lo aprovechemos.

En nuestra visita al Museo de la Sal de la que ya os hemos hablado y que nos dejó tan buen sabor de boca, nos enteramos de que nuestro guía nos podía llevar a recorrer el Acuario de Santa Pola.

En esta casa somos bastante aficionados a los acuarios, hemos visitado varias veces el de Madrid (porque nos pilla cerquita de casa y porque es muy interesante). Hemos recorrido el acuario de Lisboa y nos hemos sorprendido en el Oceanographic de Valencia, incluso tuvimos la suerte de comer en su restaurante.

Cuando además supimos que en esa misma visita al acuario, se incluía acceder a la lonja de pescado, algo que ya no está abierto al público en general y todo ello al mismo precio: gratis, pues no hubo que pensar nada más ¡allá que nos apuntamos los cuatro!

Una tarde llena de peces

acuario lonja Santa Pola

 

Y así fue, empezamos por la lonja del pescado donde se vende lo que por la mañana han recogido los barcos de la zona que no son pocos porque el puerto pesquero de Santa Pola es uno de los más activos del Mediterráneo.

Entramos en grupo, siguiendo a nuestro guía y después de unas breves explicaciones en el interior sobre lo que debíamos o no debíamos hacer una vez dentro y sobre lo que nos íbamos a encontrar.

La verdad es que fue muy interesante, incluso para los niños. Eso de ir viendo como pasaban por la cinta las cajas de pescados, de pulpos, de calamares y cómo iban marcándose los precios hasta que alguien se lo quedaba finalmente, nos pareció a todos muy curioso y entretenido.
De ahí salimos caminando hacia el acuario lo que dio pie a preguntar a nuestro guía sobre técnicas de pesca, sobre economía de la zona, incluso sobre gastronomía y platos típicos, un poco de todo y todo interesante.
acuario lonja Santa Pola

 

El acuario de Santa Pola tiene unas instalaciones pequeñas si las comparamos con otros grandes acuarios, es el más antiguo de la Comunidad Valenciana y se centra en mostrar parte de la fauna y flora marina de la zona mediterránea.

El agua de sus nueve grandes acuarios entra directamente del mar, de trata y se impulsa a los tanques donde se encuentran las especies marinas, la mayoría de ellas donadas por los pescadores de Santa Pola.

Quizás lo que más nos gustó de todo lo q pudimos ver fueron los huevos de tiburón casi a punto de eclosionar. A través de la fina membrana se podía ya adivinar las formas de lo que en unos días se
convertiría en una cría de tiburón.

 

acuario lonja Santa Pola

 

Si estáis pensando si les gustó a los niños, acertáis, a ellos les encantó descubrir al pez más anciano del acuario, ver los gusanos y los erizos de mar y sorprenderse con los huevos de tiburón.

Una de esas excursiones tranquilas para pasear despacio, para detenerse delante del acuario que a cada uno más le apetezca, para aprender a cuidar y a respetar nuestro entorno marino y para comentar entre todos a la salida.

Cuatro series para quedarse en casa este invierno

cuatro series para quedarse en casa

A ver que tenemos un invierno que parece un invierno y que hace un frío en la calle que hace que se te congelen
hasta los pensamientos y eso es así. Por eso hoy te traigo series para ver calentitos en el sofá sin asomar ni siquiera la nariz por la ventana.

Series para ver juntos o para aprovechar y ver cuando los niños no estén, algunas divertidas y otras sorprendentes pero todas muy adictivas y de las que no os había hablado antes en el blog. 

Continuar leyendo “Cuatro series para quedarse en casa este invierno”

El libro electrónico entró por la puerta y el de papel voló por la ventana

ventajas ereader

Yo también era de las que no veía las ventajas del e-reader frente al libro en papel, no podía creer que alguien se lo pudiera ni siquiera plantear. Ahora yo soy ese alguien.

El e-reader entró en mi vida y el papel poco a poco va haciendo la maleta y es que no hay ni punto de comparación. No, no lo hay aunque sintáis que lo vuestro es el papel, con todo cariño os digo: no probéis entonces a leer en un e-reader porque abandonaréis al papel en menos de nada.

Sí, desde siempre he sido una lectora ávida, con mis temporadas más altas y otras en las que era más complicado encontrar un momento para leer. Las que tengáis o hayáis tenido bebés sabéis de
qué os hablo.

La cuestión es que un día llegó un e-reader a mi vida, concretamente un Kindle, de Amazon (uno de los primeros, por cierto… ahí lo dejo) y mi relación con el papel, el tacto y el olor de los libros pasó a un segundo, tercer o décimo cuarto plano.

La lectura ha ganado y yo también con mi abandono de los libros de toda la vida y mi abrazo a la era tecnológica en esto de la lectura por aspectos tan sensatos como los que os relato a continuación.

Leer más y mejor

ventajas ereader
Sí, a mí lo que me gusta es leer.
No necesito acumular los libros en una estantería para saber que me los he leído recorriendo sus lomos con el dedo, no.
Bueno, ni lo necesito ni puedo dedicarles más espacio en mi casa, porque en la vida de una persona lectora aparecen muchos, muchos, muchos libros. Unos los prestas y ya no vuelven nunca más, es cierto, otros los regalas para poder disponer del espacio que antes ocupaban, pero aun así ocupan mucho espacio que no todas las casas se pueden permitir. Ni todas las familias y menos si entre sus miembros hay más lectores.
Me gusta leer, repasar, recordar, subrayar, tomar anotaciones en los márgenes de los libros. Sé que a muchas personas eso les parece una aberración y lo respeto por eso nunca lo hago en los libros que no son míos.
Tenía un profesor en primero de carrera que decía que esa práctica mejoraba los libros, lo decía medio en broma medio en serio pero tenía su punto de razón, los mejora para mí. Releer un subrayado o una cita hace que de pronto recuerde los mejores momentos de esa historia y eso es tremendamente agradable.
ventajas ereader

No sé vosotras pero yo no siempre leo con un lápiz en la mano y sin embargo con el e-reader es sencillísimo subrayar y tomar anotaciones, no necesitas nada que no tengas: tus dedos y tu libro
electrónico ¡chimpún!

Y encima el genial aparatito te los recoge y organiza en un epígrafe que se llama “Mis recortes” donde vas guardando esas frases de esos libros que te has leído. Con el título del libro y todo, para que no te despistes ni lo más mínimo. ¿No es para quererlo?

Los libros en papel tienen un problema añadido: alguien ha decidido el tipo de letra y el color del papel, alguien que no eres tú que te lo estás leyendo ahora.

Eso no pasa en mi e-reader, no es que me quiera poner chula pero soy yo la que decide el tamaño de la letra y hasta la tipografía, yo decido el tono del fondo (lo que vendría a ser el papel) y lo adapto a lo que a mí me gusta. ¿En serio no creéis que es para quererlo muy fuerte?

¡Se acabaron las letras diminutas y apretujadas de las ediciones de bolsillo que ya me costaba leerlas cuando tenía veinte años menos!

Y conste que siempre hablo de libro electrónico, e-reader no tablet que no es lo mismo no nos confundamos.

La tablet es una pantalla retroiluminada, lo que hace que se canse muchísimo más la vista. El libro electrónico tiene lo que se ha llamado “tinta electrónica” la pantalla no es retroiluminada, la lectura es muy cómoda y visualmente no cansa  la vista.

Muchos de los nuevos dispositivos tienen una pequeña iluminación que puede activarse por ejemplo para lugares con poca luz, pero no sale de la pantalla sino del marco exterior. La lectura en el e-reader sigue siendo distinta a la de la tablet, se mire como se mire.

Cómodo es muy cómodo

ventajas ereader

Si sois de leer en la cama, antes de dormir sabéis lo que puede llegar a suponer de tortura estar leyéndose “Los pilares de la tierra” boca arriba, justo hasta que el esternón empieza a flojear de tener semejante tocho ahí apoyado.

Entonces te pones de lado y aguantas hasta que el brazo, la mano o la muñeca se queja de semejante prueba de fuerza injustificada.

Bueno, pues esto con el e-reader obviamente no pasa porque no pesa. Lo sujetas con una mano y con esa misma puedes ir pasando las páginas no es que sea cómodo es que es la comodidad hecha lectura.
Ni me planteo llevarme un libro de quinientas páginas cuando tengo que ir al médico, sin embargo es raro que me deje el e-reader en casa por muy pequeña que sea la posibilidad de sacarlo del bolso. El metro, el autobús, una cafetería esperando a una amiga, la sala de espera del médico, ir a buscar a los niños al colegio,… las ocasiones son innumerables porque la comodidad está de mi lado.
Y ni os cuento si estáis pensando en llevaros lectura de vacaciones.
¿Cuántos libros os podéis leer en unas vacaciones pongamos de dos semanas? Yo ya no me arriesgo a quedarme sin lectura, me llevo más que de sobra, para poder elegir, para terminar uno o dos o tres y no tener que quedarme colgada o tener que ir a la librería más cercana a ver qué encuentro. Y mis maletas no se resienten, obviamente cargando con libros y sacando los pareos porque todo no entra ¡JA!

Y por si fuera poco: el precio

ventajas ereader

Sí, el precio del e-reader y el de los libros en papel o en formato electrónico. Es evidente que es imbatible. ¡Hagamos cuentas!

Cogemos uno de gama media, pongamos que nos cuesta 100€ ¿cuántos libros en papel nos podemos comprar con 100€? Pues
calculo que en torno a cinco libros si tenemos la suerte de encontrarlos a 20€ cada uno. Cinco libros, ya está, se acabó el presupuesto.

Sin embargo, por ejemplo en Amazon cada día tenéis una oferta de unos libros que no superan los dos euros, libros chulos, libros que apetece leer, libros que se cargan en tu e-reader en el mismo día y que los tienes disponibles sin mayor dificultad.

Libros que además puedes compartir si tenéis por ejemplo los dispositivos de la familia registrados por una misma persona, sí no es ni tan raro ni tan complicado. ¿Estáis sumando? Pues eso me
pasó a mí que sumando me di cuenta que en esto también gana el libro electrónico al papel.

No sé si hace falta que os hable desde el punto de vista ecológico del tema del papel, de los árboles, de la celulosa, de la contaminación de los ríos por los blanqueamientos de los papeles. No, mejor lo dejo que tampoco se trata de crearle mala conciencia a nadie, sólo faltaría.

Por cierto, si queréis saber las razones por las que aún hay personas humanas que prefieren los libros en papel a los electrónicos, este no es vuestro post.

Es este otro, que lo ha escrito, terminado, rematado y publicado Sara porque fue ella la instigadora de este duelo en el Ok Corral de los dispositivos de lectura.

Un Mar de Pinturas e Imaginación en el Museo del Prado

Museo del Prado

Hoy empiezo por lo primero que hicimos después de levantarnos, desayunar, ducharnos, vestirnos y salir zumbando de casa con la hora pegada aunque luego nos sobrara tiempo ya en la puerta de Murillo del Museo del Prado de Madrid… ¡¡a nosotros es que esto de arrancar bajo presión, se nos da de maravilla, oigan!!

Como os comentaba por TW e IG el domingo pasado dio mucho de sí, dio tanto de sí que me va a dar para escribir dos posts que espero que os encandilen y os animen a probar ambas propuestas muy pronto, aunque no tienen por qué ser el mismo día… eso ya a vuestro libre albedrío.

¿Conocéis el Museo del Prado de Madrid?

Sin duda es una de las cinco pinacotecas más importantes del mundo pero quizás… esto a los peques pues no sea lo que más les interese, ni lo que les va a provocar unas ganas tremendas de visitarlo por primera vez o de volver a recorrer sus salas alguna que otra vez más.

A los peques lo que les engancha y les encanta es que les creen todo un mundo nuevo en el que ellos verdaderamente sean los protagonistas y esto Álvaro lo borda.

Museo del Prado
¡¡Qué guapa la menina!!¿Verdad?

 

¿Qué quién es Álvaro? Para conocerle os tenéis que apuntar al programa educativo que tiene el Museo del Prado, se llama “El Prado en Familia” (lo tenéis muy bien explicadito en la propia web del museo) y durante casi dos horas vais a disfrutar de otro museo, bien distinto del que os imagináis, conocéis u os esperáis…

Esta actividad de “El Prado en Familia” se organiza por temas cada cierto tiempo, nosotros nos inscribimos en “Érase una vez el mar” y recorrimos algunos cuadros hablando de NoTengoNiIdea, NoLoSé y María.. los tres protagonistas de la historia que pequeños y grandes fuimos contando y creando, bajo la tutela de Álvaro también conocido como PulpoAmarillo.

Museo del Prado

Tuvimos hasta una capitana de barco y un papá tuvo que ponerse unos manguitos para navegar en plena galerna imaginativa… jajajaja

Y después de tanta aventura… no podemos dejar el mar sin lanzar un mensaje o un deseo en una botella ¿¿qué menos??
Nos fuimos a los subterráneos del Museo del Prado, ElCanijo preguntó si había que excavar… es que no se había traído la pala de casa y andaba preocupado, digo yo.. jejeje
Museo del Prado
Allí Almudena nos fue dando indicaciones y materiales para terminar nuestra actividad llevándonos a casa un precioso recuerdo de un viaje que hicimos en buena compañía y navegando por la imaginación entre las salas del Museo del Prado.
Más que recomendable, de verdad de la buena.

Como anécdota positiva me quedo además de con todo lo que os he contado, con las sonrisas cómplices de las agentes de seguridad de las salas del museo por las que pasábamos que sin dejar su trabajo, disfrutaban de ver disfrutar y soñar a los pequeños “grumetes” que llevábamos de tripulación.


Como anécdota negativa.. la verdad es que ninguna aunque a veces los turistas japoneses y sus guías… en fín…¿Os animáis a pasar una mañana en el Museo?¿Los habéis hecho ya?

 

* NOTA DE LA AUTORA: Obviamente no tengo fotos del Museo del Prado porque en este museo está prohibido hacer fotos en las salas ni a los cuadros ni a las esculturas, yo aún no sé por qué… pero es lo que hay…