Porque Yo Lo Digo

Llevamos ya dos días de convivencia
El comportamiento de los miembros de esta comunidad no está siendo todo lo ejemplar que se esperaba en el asunto de los suministros alimenticios..
Así que:  se inician irremediablemente las negociaciones.
Los mandatarios han tenido unas jornadas previas de reflexión pero no se han visto con fuerza como para decidir por sí mismos.
Me veo obligada, dadas las circunstancias, a ejercer mi voto de calidad.
La reunión comienza en la habitación del hotel.
Yo expongo meridianamente claras mis intenciones, deseos y reglas.. ¡¡de obligado cumplimiento!!


– Lo siento chicos pero a partir de ahora y después de tres días comiendo sólo pasta y como veo que vuestra intención es seguir comiendo sólo pasta… estáis obligados a comer verdura de primero en la comida y en la cena. Para desayunar o de postre habrá que comer también algo de fruta.
Si después queréis un helado.. pues vale.
Si después queréis pasta.. pues vale.
Pero la verdura y la fruta son innegociables.
¿Ha quedado claro?

Ellos me miran ojipláticos. Me estudian. Analizan el tono de mis palabras y se plantean cuánta seriedad e inflexibilidad puede haber en ellas.
Hacen sus valoraciones y..
Empieza el debate.
ElCanijo esgrime sus argumentos: patalea, protesta, amenaza, manifiesta sus miedos y sus conclusiones (“¡tú no me quieres!”) se queja, se queja mucho, muchísimo,..
ElMayor trata de negociar con más arte: “y si no me gusta.. y si no hay.. y si no tengo hambre..”
Todavía no se han dado cuenta de que frente a ellos tienen una estatua de hielo, inexpresiva e hipertérrita que no piensa ceder ni un ápice: su santa madre, o sea la menda lerenda.

Llega el momento de enfrentarnos a la dura realidad: el bufette.

Intentan hacerse los locos pero.. el ojo de halcón que he desarrollado con la maternidad me permite tenerles controlados a ambos mientras se dispersan por el bufet, aunque cada uno se vaya por una punta y no.. no es extravismo. Es un don.
Con un sutil gesto de la mano convoco a ambos en la zona de las verduras y con la magnanimidad que me caracteriza les doy a elegir: ¿puré de verduras?¿brécol?¿judías verdes?..
ElMayor después de unos días, se animaba incluso a probar algunas opciones más..
ElCanijo se lanzó en más ocasiones al puré por el miedo a lo desconocido, supongo..

Y con esta alternancia los dos kamikazes alimenticios que tengo por hijos, han comido verduras todos los días y fruta varias veces a la semana (naranja con azúcar moreno, macedonia, piña natural un poco braseada, melón, sandía,..) como si nada, como si fuera lo más normal del mundo, como si sus cuerpos serranos se lo pidieran, como quien no quiere la cosa, como si la idea hubiera sido suya …
¡¡JA, negociaciones a mí!!

Recordando las Vacaciones

Pues ya hemos vuelto de nuestra escapada vacacional.
Han sido un total de nueve días de descanso, de desconexión, de relax, de mucha lectura, de juegos, de dormir…

Han sido nueve días de vacaciones en familia en un entorno magnífico y con muchas ganas y mucha necesidad por parte de todos.

¿Queréis más datos?¿Queréis que os cuente algo más?
Cómo nos conocemos… jejejeje


Nos escapamos a Cataluña.
Nos fuimos al Vilar Rural Sant Hilary SanCalm en Girona.
La ubicación de este establecimiento es espectacular, en pleno Parque Nacional del Montseny, parque declarado reserva de la biosfera por la UNESCO en 1978. Es el parque natural declarado como tal más antiguo de Cataluña y también es uno de los más importantes por las comunidades vegetales típicas que contiene. Un sitio precioso.
Como podéis imaginar en un entorno así.. lo del calor no es especialmente preocupante. Dormir ha sido fácil y cómodo y durante el día pasear no se hacía una misión imposible. Para que os hagáis una idea os contaré que la piscina era más o menos climatizada y cubierta, y así hemos podido disfrutarla (sobre todos los peques..) todos los días durante varias horas al día..

Hemos engordado no todo iban a ser buenas noticias, lo que significa que hemos comido estupendamente bien. La calidad y la elaboración nos ha gustado mucho, la variedad de platos y la amabilidad del personal de sala, los camareros, los cocineros, ha sido magnífica.
Como os decía por twitter, la verdad es que lo hacían todo muy fácil.
La habitación era estupenda y ElCanijo estaba encantado de que durmiéramos los cuatro en la misma habitación. De hecho, alguna que otra siesta la hemos empezado los cuatro juntos en la cama de matrimonio.. os hacéis una idea ¿no?
Una tiene sus manías lógicas de la edad y el cuarto de baño es una de ellas. En esta ocasión contábamos un cuarto de baño completo y amplio y con una ducha en la que nos duchábamos juntos ElCanijo y yo y a veces se nos unía ElMayor… o ElMayor y el SantoPadre… y sin apreturas. Una gozada de ducha.
Vale que la perfección no existe pero.. ¡ha estado muy cerca!
¿Observaciones negativas al respecto?
Dejadme pensar…
Sí, me traigo un magnífico cardenal en la espinilla porque de la cama de ElCanijo (una supletoria estupenda)  tenía un diseño del demonio en el que sobresalía una pata curvada que nos tenía un poco mortificados al SantoPadre y a mí… que andamos siempre con prisas y muchas veces medio despistados.
El secador no funcionaba y aunque el primer día intenté secarme el pelo después de la ducha porque tenía más fresquito que otra cosa.. después fueron subiendo las temperaturas con lo que mi necesidad de usarlo fue disminuyendo en la misma medida.
Nos han defraudado un poco los talleres en familia. La idea era hacer panellets o cocas en el taller de cocina.. no sandwiches de nocilla.. por ejemplo. Que fue divertido, que los peques lo pasaron muy bien, que los padres teníamos que estar con ellos aunque fuera mirando.. pero que la verdad, nosotros nos habíamos hecho ilusiones de que eran algo más “reales” estos talleres.. no sé si me explico.
Hacer sandwiches no lo considero un taller de cocina aunque utilicemos un cortapastas para cortar el pan con formas divertidas o aunque después nos comamos lo que los peques han preparado.

O la elaboración de la sargantana (lagartija) con ayuda de papá y mamá.. o el submarino, este vimos como lo “probaban” en la piscina el primer día y la verdad es que a ElMayor ya se le quitaron un poco las ganas de ponerse a ello..
Las clases de Aquagym, los juegos en la piscina, los concursos por la noche de adivinar películas, de disfraces, la discoteca o el bingo fueron divertidos, es cierto y echamos unas risas juntos además de hacer nuevos amigos, sobre todo ElMayor.
En general, es más que evidente que el saldo es muy positivo, que lo hemos pasado genial y que no nos importaría volver, que hemos descansado y hemos disfrutado de unas instalaciones y un entorno magníficos y que incluso nos apuntaríamos a los “talleres de cocina”.. y nos ofrecemos voluntarios para ayudar a los monitores… jejeje

Haciendo y Creando Turismo en Familia

Quien más quien menos va pensando ya en las vacaciones.
Cada uno dentro de sus posibilidades, dentro de sus intereses, sus gustos, sus presupuestos.
Los hay muy previsores que ya lo tienen todo atado y bien atado.
Otros disfrutan más de la improvisación… ¡hay gente para todo, qué os voy a contar!
Yo soy de las que disfrutan planificando, investigando, buscando opciones y propuestas que no dejen mi bolsillo tiritando y que nos atraigan a los cuatro con la misma intensidad.
Este año, hemos dividido las vacaciones en dos tramos y uno de ellos lo vamos a pasar en Cataluña.


¿Y por qué Cataluña?

Medio en broma, siempre decimos que fue por culpa de Joanna, la “mamaviajera” por excelencia y por uno de sus posts por el que acabamos dirigiendo nuestras miradas hacia Cataluña pero tampoco es del todo cierto porque ya estábamos con la mosca detrás de la oreja…
Desde la agencia catalana de turismo se han dado cuenta de que el turismo familiar es una fuente de ingresos que no solo busca sol y playa, que es diversificado, que se puede concentrar en el tiempo pero no en el espacio. Es evidente que las vacaciones de los peques (y las del trabajo, obviamente) nos condicionan mucho a las familias, pero no siempre necesitamos la opción más cercana al mar.
Las familias buscamos más cosas cuando salimos de casa.

Vacaciones Familia Cataluña Recuerdos

Buscamos a veces vacaciones y otras nos conformamos con “veraneo” y no es lo mismo, así que encontrar ambas opciones es un punto muy a favor para que nos dirijamos a un destino u otro.
En ese sentido fue la charla que mantuvimos hace unos días algunas mamás blogueras con los responsables de la Agencia Catalana de turismo en Madrid.
Y de cómo se gestó y se desarrolló la charla pues ya os hablo en otro post que tiene su aquel, hoy hablamos de los que buscamos cuando hacemos turismo en familia.

Los responsables del turismo en Cataluña querían dar a conocer lo que están haciendo, lo que están desarrollando y potenciando, cuales son sus actuales áreas de actuación y cuáles van a ser las próximas.

Y para ello se pusieron en contacto con mamás blogueras. Nos expusieron sus propuestas y nos preguntaron, nos consultaron.
Y nos escucharon.
Y tomaron notas de muchas de nuestras sugerencias.
Y fueron muy amables.

Escapada descubrir Cataluña vacaciones familia

Porque en el fondo.. ¿qué buscamos cuando salimos de casa?
– Un entorno cómodo y seguro, en todos los aspectos
– Opciones de ocio culturales, deportivas, de aventuras,…
– Comodidad para estar, para llegar, para que nos apetezca quedarnos y sobre todo, para que pensemos en volver.

Tampoco es tan difícil ¿no?
Algunas fueron sugerencias más concretas: para familias con peques con intolerancias alimentarias, para familias con peques a los que les gusta leer, para familias que quieren hacer actividades juntos o por separado,…
Un gusto, la verdad…
Así que sí, este verano, nosotros nos vamos unos días a Cataluña y tenemos muchas ganas de ir, de pasarlo bien y por supuesto de contároslo a todos y después lo mismo, hasta tenemos ganas de volver…