Viajar en Coche con Niños. La Prevención como Bandera por lo que de Verdad Importa: Nuestros Hijos.


Las prisas no justifican nada, nunca y mucho menos cuando está la seguridad de nuestros hijos en juego ¿no os parece?
Sí, hoy me voy a poner seria con este asunto porque las cifras ponen los pelos de punta.
Estamos hablando de que el 40% de los niños que han fallecido en nuestro país en accidente de tráfico no utilizaba ningún sistema de retención y eso es algo con lo que tendrán que vivir quienes lo decidieron por ellos. Tremendo, sin duda.
Porque los métodos de retención infantil como las sillas para el automóvil, reducen en un 75% los casos de muerte y en un 90% los de lesiones, según información publicada por la DGT.

Sistema retención infantil coches

Se trata de tener claro que nuestro hijo es lo más importante.
Fundación Mapfre ha reunido en una web a la que puedes acceder aquí mismo, todas una serie de prácticos y sencillos consejos para que desde que sale el bebé del hospital, desde ese que es su primer viaje en coche, esté siempre protegido cada vez que se suba en un automóvil.
Vais a encontrar prácticamente todo sobre sillas infantiles para el coche y no solo modelos, colores y estilos sino lo que es más importante, todo sobre homologación, normativa, estudios y publicaciones.

 Vais a encontrar en la web que ha puesto en marcha la FundaciónMapfre incluso algunos de las preguntas más frecuentes que se suelen hacer los padres y que un experto en la materia habrá contestado para vosotros.
¿Caducan los asientos infantiles?¿Sabes de verdad, con exactitud, cuando hay que cambiar el asiento infantil de tu hijo?¿Sabes realmente qué silla conviene más a tu peque en cada momento de su crecimiento?

Accidentes coche sistemas retención infantil

Para todas esas dudas y para concienciarnos de lo frágiles que son y de que su seguridad es nuestra responsabilidad, la Fundación Mapfre ha puesto en marcha esta web de la que os hablo en este post, en la que incluso se pueden leer las respuestas que un experto en la materia, ofrece a esas preguntas que pensamos que sólo tenemos nosotros en la cabeza y que al final son mucho más frecuentes de lo que imaginamos. Una web cargada de información práctica y de calidad que siempre es necesaria aunque no siempre o no todos le demos la importancia que realmente tiene.

Reinventando los Potitos

Numerosas marcas y agencias se ponen en contacto conmigo semanalmente interesadas o atraídas por el blog, esto suena un poco chulo, o creído o lo que queráis.. pero es que es la verdad..
Y eso de enviarme cosas al mail pues.. le hace pensar a una que lo que hace, gusta, para el ego viene bien.. no nos engañemos.

Luego no nos engañemos, abres el mail y ves que no siempre es oro todo lo que reluce, vamos que a veces saben que tienes un blog pero por no leer no se han leído ni el título.
Otras veces no.
Como en esta ocasión.
Hablamos de alimentación infantil con una firma que lleva haciendo “potitos” más de 50 años en nuestro país, vamos que después de tanto tiempo es obvio que saben de que hablan y con quien lo hablan..
alimentación infantil ecológica
No, los potitos no son para mí.. que conste…

Se pusieron en contacto conmigo desde Nutribén muy amablemente ofreciéndome un pack de productos para que yo los probara (mis hijos, se entiende) y escribiera mi opinión sobre ellos en mi blog. 
Mi sincera opinión, obviamente..
Yo les dije que mis hijos estaban ya un poco mayores para potitos pero ellos insistieron en que les interesaba conocer mi opinión sobre el producto y que me lo enviarían si me parecía bien. 
A mi me pareció bien sobre todo pensando en S. el peque de mi amiga M. que se iba a poner las botas con todo ello.
Y llegó la caja con los productos. 
Y resulta que los de Nutribén se han puesto las pilas y lanzan una nueva gama de potitos con productos provenientes de la agricultura ecológica, certificados y para eso más del 95% de los ingredientes deben proceder de la agricultura ecológica (con limitación de pesticidas y fertilizantes sintéticos y con un escrupuloso respeto por las rotaciones de cultivos y ganado criado al aire libre).
Así eran los que de vez en cuando tenía que comprar yo a mis hijos. 
Así eran los que encontrabas en paises como Francia o Escocia hace 9 y 5 años respectivamente. 
Esos eran los que disfrutaban mis hijos cuando estábamos fuera.
Y ahora los encuentras también en las farmacias españolas de la mano de Nutribén y eso está bien, creo yo.
Así que cuando lo pruebe S. os contaré más cosas, de momento os cuento esto que ya es bastante…

¿Consejos? ¡No Gracias!

Tampoco es tan difícil ver que en el fondo el problema es ese: el exceso de consejos que recibimos sin haberlos pedido cuando tenemos a nuestro primer hijo.
¡Sobra decir que como casi todo en este blog es una opinión personal!
¡La mía!
Aunque creo que no soy un bicho raro… o al menos no tanto…
Esto es un no parar… consejos que te estresan y consejos para cuando estás estresada… ¡¡y me lo quería perder!!

Siempre sale el sol…

Pues sí, la semana pasada fuí de sorpresa en sorpresa recorriendo la prensa en la red. De pronto me encontré con un artículo cargado de consejos para padres primerizos y después me sorprendía el titular en el que por el mismo precio, se ofrecían consejos para madres estresadas.

¡¡Qué nivel!!

La lista de libros que pude leerme cuando nació ElMayor es de lo más extensa, supongo que más o menos como la vuestra y entre esos libros me encontraba con autores, reputados expertos en la materia que me recomendaban una actitud y una acción para que el peque comiera y durmiera como un bendito y en el libro de al lado, otro autor con la misma reputación intachable, me recomendaba todo lo contrario para conseguir el mismo fin.
Al final, no sé si con esos libros la intención es realmente ayudar a la nueva madre o simplemente crearse esa reputación infalible e intachable.
Yo reconozco que ayudar, ayudar… lo que más me ayudó fue el sentido común aplicado a la crianza de mis hijos, primero con ElMayor y después con ElCanijo.
Y ese sentido común me hizo ver por ejemplo:
– Que no siempre lo urgente es lo importante (como dice Fito) que no pasa nada porque estén las camas sin hacer o porque haya platos sin fregar.
– Que no soy más débil por pedir ayuda.
– Que mi instinto y mi lógica suelen funcionar estupendamente.
– Que dar besos, mimos, caricias y abrazos no es malcriar sino todo lo contrario.
– Que igual que yo como cuando tengo hambre, un bebé hace lo mismo y lo normal es que no sea para preocuparse
– Que el tiempo pasa muy rápido aunque cuando llevas varias noches sin dormir todo parece que se ralentiza

No sé, a lo mejor por ese exceso de consejos soy tan poco dada a ofrecerlos yo…

Son hermanos. Lo saben y lo disfrutan

Avances en Lactancia Materna

Retomamos el tema de la lactancia en el blog y no tanto para hablar del pasado, como para hablar del futuro… pero eso sí, desde mi modesta experiencia y opinión como mamá de dos pequeñajos.
Ambos se alimentaron en sus primeros meses con lactancia materna en exclusiva, ElMayor durante unos nueve meses y ElCanijo durante casi un año.
Ya os conté AQUI la historia de la vuelta a “la teta de mami” de ElCanijo y lo mucho que nos ayudó a los dos la colaboración del departamento de pediatría del hospital en el que estuve ingresada…
Por eso hoy os hablo de extractor eléctrico de leche materna… y no, no es que me vaya de higos a brevas… esta vez, no.

Como os contaba, llegar a un hospital, con un bebé de días alimentado en exclusiva con lactancia materna y… que durante una semana haya una pausa no prevista pues… tiene una serie de riesgos.
Por un lado era sensato pensar que la facilidad de los biberones iba a ser determinante a la hora de que el regreso a “la teta de mami” fracasara.
Por otro lado, una semana sin extracción por mi parte era lo menos indicado para que continuase correctamente la producción.
La verdad es que en cuanto vieron nuestra situación y comprobaron que el niño no estaba contagiado, ya no nos dejaron darle el pecho a ElCanijo, ni por supuesto que volviera al hospital… pero por otro lado nos facilitaron la extracción de la leche mediante el uso de la bomba de vacío, esa que está justo en la cabecera de las camas… Seguro que no os habéis fijado, yo hasta entonces tampoco.
La extracción era mecánica y yo regulaba la fuerza de la succión. La utilizaba tres veces al día y por supuesto tirábamos la leche conseguida porque llevaba una carga de antobióticos que no podían ingerirse por parte de un bebé, pero conseguimos que la producción de leche se mantuviera sin problemas.

Yo en casa tenía extractor manual y debo reconocer que no tiene color con uno mecánico, después de haberlo probado.
Así que ahora que me cuentan que Phillips-Avent acaba de sacar en este mes de marzo, un extractor eléctrico me acuerdo de todo esto y si ahora tuviera que elegir, no me lo pensaba e invertiría en uno eléctrico. Ya sé que el precio (134€) es un punto a tener muy en cuenta en los tiempos que corren pero… la comodidad con respecto al extractor manual no tiene comparación y si conseguimos gracias a la extracción de leche materna ahorrar en la compra de leche de fórmula… pues compensamos el gasto y encima ganamos en salud para el peque y para la mamá.

Ya veis que la tetina imita el pecho materno en todo lo posible y además, el nuevo diseño trata de evitar en la medida de lo posible los dolorosos cólicos del lactante que siempre son algo más frecuentes cuando los biberones entran en la alimentación de los peques, según señalan todos los estudios…
Las tetinas son de silicona, algo más que conveniente sobre todo si no tenemos claro si nuestro peque puede ser alérgico al látex. Son esterilizables con agua hirviendo, con vapor o con agua fría y además son aptas para microondas y lavavajillas, son resistentes a los dientes del bebé cuando empiezan a aparecer y por supuesto no contienen BPA (bisfenol).
Vamos que no tienen nada que ver con la primera línea de biberones que lanzaron allá por 1984… ¡ha llovido y se ha modernizado mucho el sector, sin duda!

Un Regalo… Un Post

Pues esto del blog es lo que tiene que haces amigos, conoces gente y también conoces productos porque hay empresas que se ponen en contacto contigo y te ofrecen sus productos.
Algunos productos no tienen naaaada que ver con el blog y la verdad es que no hay relación posible.
Otros sí tienen relación y tienen su hueco aquí y en nuestra vida diaria…
Hemos probado juguetes, sobre todo lo han hecho los peques, hemos probado cremas y colonias… esa he sido yo más que ellos, hemos probado alimentos… en conjunto, toda la familia y esta semana hemos descubierto algo nuevo.


Nos pilla ya un poco mayores pero me ha encantado.
Si lo hubiera descubierto cuando mis peques eran pequeños habría sido muy, muy interesante… de verdad de la buena.
Os hablo de las cajas de NonaBox.
Muchas mamás bloggeras y no bloggeras las conocéis y las recibís.
Yo no las había recibido hasta que no se pusieron en contacto conmigo las “mentes pensantes” de NonaBox (que además son encantadoras y muy amables).
Ya les dije que mis peques no eran tan peques como los destinatarios de sus cajas pero… me dijeron que buscaban mi experta, objetiva, sensata, sincera y elocuente opinión…. ¡¡qué bien me conocen!! ¡¡je,je,je,je!!
Así que os cuento toooodo lo que viene en la caja que he recibido que son toooooodas estas y algunas no se ven…

– Un portachupetes (CHICCO) que se puede enganchar en cualquier tela gracias al velcro. Parece muy cómodo, es evidente que mis hijos ya no lo necesitan pero al haber tenido dos, sé que puede llegar a ser muy, muy útil si vuestro peque usa chupetes, claro. En mi caso el peque-mayor no los usó en ningún momento pero el peque-peque fue un asiduo usuario del chupete… mismos padres, distintos comportamientos infantiles… es lo que hay.
– Un chupete (ICO BABY) anatómico fabricado con caucho proveniente de cultivos ecológicos, lo cual está muy bien. Se supone que es para que los bebés lo utilicen (los que quieran…) a partir de los seis meses de edad.
– Unos pañales ecológicos (BIO BABY) se trata del pañal con más componentes de origen natural y biodegradables. teniendo en cuenta lo mucho, muchísimo que contaminan los pañales convencionales de las marcas comerciales habituales, esto es una novedad muy, muy positiva y a tener muy, muy en cuenta. Ahora ya hay que saber también el precio de estos pañales… porque en pañales se nos va un presupuesto importante… ¿no?
– Un babero (PASITO A PASITO) no sólo para comer, no sólo para tomar el pecho o el biberón, no sólo para beber en el vaso de “pico de pato”… también para las terroríficas babas de los primeros dientes… En mi caso, el babero llegó a ser una necesidad. No os quiero contar como babeaban mis peques, los dos… en eso son calcados.

Evidentemente estos cuatro productos: portachupetes, chupete, babero y pañales… irán o para mi amiga M. que acaba de tener una peque y está hecha un amor… o para mi amiga M. que va a por su segundo peque y tiene que ir empezando a prepararse… O sea que opciones al rededor tengo bastantes… El resto, le voy a dar buen uso…
Os cuento:

– Crema Antiestrías Bepanthol (BAYER) en la tripa no tengo, ni una, sí… es una suerte, pero en las caderas alguna sí me ha ido saliendo… así que le vamos a dar mucha y buena utilidad…
– Melagyn Junior (GYNEA) un gel de higiene íntima sin parabenos… es evidente que lo usaré yo misma.
– Arrullo (ADEN+ANAIS) ¡¡me ha encantado!! Es una gasa (en la foto es la tela de estrellas rojas) con la que envolver al bebé, un arrullo suave, “amoroso” y sobre todo muy práctico. A mis peques les encantaba lo de ir “enrollados” y según han ido creciendo les hemos ido dando “segundas vidas” a algunos de sus arrullos: mantita o sabanita para el carro y sus siestas, para la playa y sus siestas, para los paseos en coche y sus siestas… Me ha encantado y también le vamos a dar muy buen uso, que al peque le encanta dormirse en el sofá del salón, por ejemplo.

Lo Heredable

Me pongo seria.
¡Bah, venga!¡Un poco!
Hablamos de dinero pero no de robos, ni de desfalcos, ni de enriquecimientos ilegítimos, ni de timadores profesionales, ni de financiación ilegal, ni de “sobres”, ni de cajas “B”…. que podríamos hacerlo, lo de hablar… pero no, mejor no…
Hablemos de economía doméstica y de un método de ahorro que más o menos hemos utilizado sino todas, sí la mayoría: La Herencia.
Y no… tampoco hablo de las joyas de la abuela… que aunque a mí se me vaya la cabeza, que conste que este blog pretende seguir siendo más o menos “de niños”.
No sé si me explico…


Tenemos un peque y antes de que nos demos cuenta que si nuestra hermana, nuestra prima, nuestra amiga o nuestra vecina, nos propone amablemente pasarnos, prestarnos y/o regalarnos la ropa que a su peque le ha quedado pequeña…
No sé vosotras, a mí eso me pasó con el peque-mayor mucho, muchísimo y yo encantada, encantadísima. Alguna de esa ropa la fui devolviendo según le quedaba pequeña a mi propio hijo y si aún podía servir a la persona que me la había prestado o a su entorno.
Otra me la quedé porque quien me la había facilitado no tenia ni la más mínima intención de volver a necesitarla nunca jamás…
Y mucha de ella pasó al peque-peque y de este a su vez a algún amigo de la familia.
No tenemos escrúpulos en ese sentido.
Con que la ropa esté en buenas condiciones, esté limpia y sea cómoda para el peque, nos sirve perfectamente.
No necesitamos vestirle de ropa “a estrenar” ni somos fieles seguidores de las últimas tendencias en moda infantil.
Es cierto que a veces le pones más “elegantón” porque la ocasión lo requiere y a veces le compras algo que se te antoja al verlo en un escaparate, en una revista o en una tienda pero el hecho de ahorrarte un dinero en la ropa de “trote”, la del cole, la de diario, te permite darte determinados caprichos a la hora de comprarle algo un poco más especial…

Eso sí… igual de fan incondicional de la herencia ropil, me declaro absolutamente contraria a la herencia zapatil.
No mezclemos las cosas porque no son lo mismo.
Ninguno de los dos peques que tengo por casa ha heredado zapatos. Y no porque mis amigas (que son muy majas…) me los pasaran hechos unos zorros, nada más lejos de la realidad.
Siempre me he negado porque no es lo mismo, porque los pies de los niños se definen al andar, ellos marcan su forma de pisar, de plantar, de repartir el peso de su cuerpo y eso, en un zapato usado, se lo estamos condicionando y no deberíamos, no es sano.
No le estamos haciendo precisamente ningún favor a largo plazo a la estructura ósea de nuestros hijos.

Conclusión:
Lo que me ahorro en ropa en los primeros años de mis hijos me lo gasto en zapatos, de calidad, de los buenos, de los que no le hagan daño… que tampoco tienen por qué ser especialmente caros que para eso están las rebajas y los outlets
¡Qué somos unas mamás muy apañadas!

¿En Tu Casa o En La Mía?

Hace ya unos meses leía en “La Voz de Galicia” una noticia que ahora no puedo encontrar, por cierto… sobre la puesta en marcha de “Casa Nido” particulares en esa comunidad y la verdad, me pareció una gran idea.. ¿a vosotras no?

Mamás Full Time Conciliar Educar

Y luego me fui acordando de cosas..


Se trata de una alternativa estupenda a las escuelas infantiles convencionales cuando los peques son muy peques. Además, sí, también son una alternativa a la crisis.

Una mamá se encarga en su casa de cuidar a un número muy reducido de peques, con unas medidas higiénico-sanitarias adecuadas y con la total confianza por parte de los padres de esos peques.
Sí, hay que tener mucho cuidado y mucho control pero ¿y si esa mamá que cuida de esos peques es una amiga mía y uno de los peques es mi hijo y el resto son hijos de amigas mías también?
No me digais que no lo veis factible.
Mamás Full Time Colaboración Cooperación
Sí, podéis pensar que esta idea pasaría a formar parte de la economía sumergida, de la “caja B” de este país porque evaden impuestos y tasas… algo así como las grandes fortunas, las sociedades limitadas e ilimitadas, las SICAVS… en fin la lista es tan larga que hasta me da vergüenza y todo.
Que queréis que os diga, si yo tuviera cuatro o cinco amigas que vivieran cerca de casa, que tuvieran bebés y yo también, todos más o menos de la misma edad, os aseguro que nos organizaríamos como os planteaba. Por si acaso vosotras estáis ahora mismo en esta situación, lo mismo os sirve de idea y entre todas podemos echarnos una mano que no viene mal nunca y aún menos en esta época de crisis económica y social.
Conozco una amiga que tiene una amiga (qué lejos queda… ¿verdad?) que tiene una bebé y amigas de distintas nacionalidades, así que se turnan y unos días los peques de todas se quedan en casa de una mamá y otros días en casa de otra. En cada casa los niños escuchan hablar en inglés o en castellano y como los críos son bilingües en su mayoría pues no tienen mayor problema. La idea a mí me parece estupenda.
Mamás Full Time Conciliar
En este caso no hay compensación económica porque no es una mamá la que se responsabiliza de forma estable sino que se van turnando entre las mamás del grupo pero en cualquier caso, la idea me seguiría pareciendo estupenda.
Como lo de contratar a una cuidadora entre varias familias y que se queden en casa de una mamá cada semana… ¿no os parece una alternativa estupenda a la crisis de muchas familias que tienen que dejarse medio sueldo en la escuela infantil?
Habría que darle una vuelta a propuestas como estas… no sé…

Aventuras, Hechizos y Lecturas Varias

¿Cuánto tiempo hacía que no os traía unos libros para nuestros peques?
Si es que… a veces se me olvidan las cosas, no se puede tener tantos asuntos en la cabeza y sí, me lo apuntaría en una agenda-liberta… pero luego me tendría que acordar de donde la puse así que… ¡¡seguimos igual!!
¡Al tema!
Una de libros… marchando…


El primero viene de la mano de dos personajes que al peque-mayor le encantaban cuando era algo más pequeño, ¿conocéis a Telmo y Tula?
Nosotros los conocíamos como “los pequeños cocineros” pero se pueden hacer muuuuchas más cosas con ellos y divertirnos con los peques y con las ideas de estos dos personajes.
Me parece un regalazo de cumple o… quizás lo traiga Papa Noël ¿no? Sí… hay que ser previsores…

El segundo quizás sea para peques algo más mayorcitos, al mío mayor seguro que le encataría tener entre sus manos un libro lleno de hechizos y encantamientos. Si teneis seguidores de Harry Potter en casa… este es su libro, seguro. Merece mucho la pena tenerlo cerca, por lo que pueda pasar… un hechizo nunca está de más… ¿no?

El tercero de los libros que os traigo es imprescindible, necesario y una delicia. Nosotros tenemos dos a falta de uno y no, no se los han regalado a mis peques. Los dos me los regalaron a mí cuando era una niña, de ahí me viene a mí esta pasión… Se trata de un clásico, ¿quién no ha oído hablar de “El Principito”? Pues esta edición es para peques-peques… lo dicho: ¡una delicia!

Y el último, me vais a permitir una licencia porque no, no es para peques pero no deja de hablar de ellos desde el punto de vista de la mamá reciente, de la hija que pasa a ser mamá. Un libro sensible que no sensiblero, un libro vivo y sentido que a mí me gustó muchísimo y que me regaló el santo padre cuando el peque-mayor sólo tenía un año para celebrar precisamente el día de la madre. No lo dudeis y leerlo, os va a encantar.