Felices sueños, ideas y consejos para dormir más y mejor

dormir mas y mejor

A veces lo de volver a la rutina no es tan sencillo como nos gustaría, por eso hoy quería hablar con una experta sobre el sueño de los niños para conseguir dormir mas y mejor.

¿Cómo conseguir tener felices sueños? ¿Cómo afecta el sueño o la falta de sueño a nuestros hijos? Sobre todo ello hablé con la Doctora Cristina Zunzunegui que ha puesto en marcha el primer tratamiento online para solucionar el problema del insomnio.

Continuar leyendo “Felices sueños, ideas y consejos para dormir más y mejor”

Libros, series y películas para más de una semana LGBT

libros series films LGTB
Esta semana es la semana en la que somos todos mucho más  tolerantes con las preferencias sexuales de los demás, estamos en plena semana del Orgullo LGTB aunque seguiremos oyendo  bromitas rancias, eso es así y nos faltan décadas para que conseguir que desaparezcan.
Pero hoy, subiéndome en la ola que nos recorre lo que quiero es que no sea flor de un día así que traigo la maleta cargada de propuestas para ver, leer y conocer juntos ya no sólo esta semana, sino también la próxima, la siguiente…

Continuar leyendo “Libros, series y películas para más de una semana LGBT”

Repasar jugando y jugar aprendiendo con MARS

apps para aprender

El curso se ha terminado, ya sé que os habíais dado cuenta, estas cosas se notan y también sé que sabéis que las vacaciones están aquí. Lo que quizás no sepáis es que me han enseñado una app para aprender en verano sin dejar de jugar o para que repasar sea un juego.

Se llama M.A.R.S. y es un cohete que han puesto en marcha desde la línea de educación de SM para niños que han terminado 5º o 6º Educación Primaria, para que el verano sea divertido y no se den ni cuenta de que están repasando lo aprendido en clase.

Continuar leyendo “Repasar jugando y jugar aprendiendo con MARS”

10 libros para leer al sol

literatura infantil y juvenil

Tenemos un mes por delante lleno de luz para encontrar un momento de lectura, un momento para leer con los más pequeños de la casa y eso es mucho más sencillo con alguno de los libros que os traigo porque son 10 libros de literatura infantil y juvenil para leer, para leerles, para que ellos lean y para que disfrutemos todos de uno de los placeres más mágicos, cómodos y asequibles: la lectura.

Continuar leyendo “10 libros para leer al sol”

Los alumnos se rebelan

los alumnos se rebelan

Hablamos mucho de educación y de educar pero hablamos poco de cómo viven los alumnos esta forma de aprender a la que les obligamos y sería interesante ir conociendo cada vez más su punto de vista.

¿La educación se está actualizando porque los alumnos  lo están exigiendo sin ni siquiera darse cuenta?

Pues podría pensarse que sí, la educación así en términos generales, va actualizándose porque los alumnos y quizás algunos de sus padres y madres, están exigiéndoselo.

Continuar leyendo “Los alumnos se rebelan”

Ni gamers ni youtubers, lo que la cámara no enseña

Sí, raro es el niño que hoy en día no
dice que quiere ser gamer o youtuber cuando sea mayor porque todo parece fácil
y sobre todo muy lucrativo pero no, no siempre es así, no es oro todo lo que
reluce y parece que hay muchos aspectos que la cámara no termina de enfocar del
todo.


Así que hoy, para vosotros padres y
madres de hijos que quieren hacer sus pinitos en estos nuevos “trabajos” os
traigo este post que sólo pretende daros información para que vosotros toméis
la decisión que os parezca más oportuna.
¡Que no todo es blanco o negro!…pero
que conviene confirmar que hay agua, antes de tirarnos a la piscina, ya me
entendéis.

Son millones los niños que cada
navidad se encuentran con una nueva consola entre las manos.
Millones de niños que disfrutan
haciendo competiciones con sus amigos online, amigos a los que han conocido en
el entorno del juego o amigos del colegio, del barrio, de su entorno físico más cercano.
Las relaciones sociales van cambiando,
eso es innegable pero esta nueva afición resulta que algunos piensan que la
pueden monetizar como hacen sus ídolos y no se dan cuenta ni ellos ni sus
padres, de donde se están metiendo con la mejor de las intenciones.

El juego lo para todo

Se llaman eSports y son un nuevo
negocio en auge en el que los protagonistas son chicos (sobre todo ellos) de
entre 16 y 24 años que dejan de estudiar porque ven mucho más rentable ganar
dinero jugando a la consola.

A fin de cuenta lo de jugar era algo
que ya pensaban hacer así que si encima les pagan, los libros se quedan
guardados el tiempo que dure el chollo. El juego lo para todo en su vida.

La cuestión es que los sueldos en nuestro
país en este entorno son tan precarios como en la mayoría de entornos
laborales.


Entre los 200 y los 400€ están jugando
la mayoría de gamers que podemos ver en los distintos canales o plataformas
digitales, 1.200€ para los mejores jugadores de cada equipo.
Un dinero por contratos con un mínimo
de horas de juego diarias que habitualmente suelen superar las 6 u 8 horas
diarias.
Pero con 16 años ¿cómo distinguir el
tiempo que jugabas a la consola por placer del tiempo que el juego era sólo
trabajo?
La trampa es sutil pero ahí está.
En la otra cara de los sueldos de los
jugadores estaría el beneficio de las empresas.
Para dentro de sólo dos años, la
audiencia de este tipo de canales se estima va a superar los 385 millones de
espectadores a nivel mundial
y eso se traduce en unos beneficios tremendos y
más comparados con los sueldos que acabo de mencionar.
Se calcula que en la actualidad los
llamados eSports están moviendo en torno a los 500 millones de dólares al año y
su crecimiento anual está cerca del 40%. Son cifras de vértigo.

¿Quién puede pedirle madurez a un niño
de 16 años
?¿Cómo explicarle que no está
justificado, que no es una profesión de futuro si no tiene algo más, si no se
prepara precisamente para ese futuro que está sin definir?

Más allá del propio juego

Sí, porque la Organización Mundial de
la Salud
ha reconocido hace sólo unos días que va a considerar oficialmente
desde este año, el trastorno por adicción a los videojuegos como una enfermedad
mental.
Los expertos en adicciones venían reclamando este reconomiento desde hace tiempo y teniendo en cuenta que la
última revisión que hizo la OMS de su Clasificación Internacional de
Enfermedades
fue en 1990, ya estaban tardando en adaptarse a los tiempos.
Es innegable que en determinadas
circunstancias el uso excesivo de este tipo de juegos puede perfectamente
considerarse una patología
que provoca toda una serie de aspectos adversos en
el paciente que deben ser tratados como se hace con el alcohol o con los juegos
de azar, por ejemplo.
Los eSports en algunos de los casos
pueden llevar problemas agregados como ya ha ocurrido en alguna ocasión en la
que el usuario sin darse cuenta ha comprado productos para el juego con dinero
real.
Un nuevo problema a añadir a esa
adicción y no sólo hablamos de niños que cogen el teléfono sin permiso y
aprietan a las teclas sin control, hablamos de jóvenes a los que la adicción al
juego les ha superado.


No es por ser alarmistas pero del sofá
de casa a las salas de juego en las que se realizan apuestas deportivas el paso
es muy pequeño y la línea para muchos adolescentes es muy difusa.

Los salones de juego salen por los barrios más humildes de cada una de nuestras ciudades, no dejan de aumentar.
Sólo en 2016 se apostaron en estos locales más de 1.400 millones de euros según
datos del Anuario del Juego elaborado por la Universidad Carlos III y la
Fundación CODERE.
Se ha rejuvenecido el perfil de la
clientela de estas salas, lo cual también tendría que llamar nuestra atención y
ya no está sólo el aliciente de ganar dinero sino de demostrar lo mucho que se
sabe sobre alguno de esos deportes sobre los que se admiten las apuestas.

Hay datos que deberían despertar
nuestras alarmas: “Un factor de riesgo claro en el juego patológico es la
impulsividad, la búsqueda de la novedad, la baja tolerancia al aburrimiento y a
la frustración. Y esas son características muy asociadas a la edad adolescente
o a la primera etapa da la juventud.”
Susana Jiménez Murcia. Psiquiatra
responsable de la Unidad de Juego Patológico del Hospital de Bellvitge.


Es complicado pero imprescindible
hablar el mismo idioma que hablan nuestros hijos, no es justo para ellos que
les dejemos solos delante de la pantalla de un ordenador con conexión a
internet.
No se trata de falta de confianza sino
de desconocimiento por nuestra parte y por la suya. Si no les empujamos a la
piscina antes de que aprendieran a nadar ¿por qué hacerlo ahora cuando ponemos
el mando en sus manos?

Adolescentes, pornografía e internet un coctel muy peligroso

adolescentes pornografía internet
Les has enseñado a andar, a hablar, a pensar por sí mismos y ahora está uniendo todo eso mientras crecen y se convierten en adolescentes demasiado pronto que ven ponografía en internet y creen que aprenden lo que es el sexo. En algún momento nos hemos equivocado pero ¿cuándo?

Pues de ello vengo a hablaros, de lo que les está pasando a nuestros niños sin que nos estemos dando cuenta, no sé si porque no sabemos qué hacer o porque no somos conscientes de lo que les está pasando.

El grito en el cielo se puso al oír las declaraciones del juez de menores Emilio Calatayud, una sola frase incendió a la opinión pública: “Las niñas actualmente se hacen fotos como putas”

Que la frase pueda ser o no desafortunada dicha así es más que evidente pero que en esa simplicidad esconde una realidad innegable, también es cierto.

Lo que quería decir el juez de menores es que los padres deberíamos estar más atentos a lo que nuestros hijos cuelgan a diario en sus redes sociales, que están aprendiendo, que están abriéndose al mundo, que están creciendo y no lo están haciendo bien.

No lo están haciendo bien para ellos mismos, para nadie más ¿y por qué? Porque nosotros, sus padres no estamos a la altura de  estas nuevas circunstancias que nos tienen desbordados.

Porque estamos aprendiendo al mismo tiempo que ellos, no podemos prever ni prevenir, sólo podemos educar y acompañar y cuando hablamos de adolescentes, eso es tremendamente complicado, es verdad.

La realidad de las redes sociales

adolescentes pornografía internet
Si tenéis adolescentes en casa y habéis sido previsores lo sabréis, si habéis tenido que claudicar a que tengan redes sociales lo sabréis y si estáis leyendo esto es porque el tema os preocupa y lo que es más importante: os ocupa y sabéis que la realidad es esa demasiadas veces.
Las niñas y los niños están sexualizando expresiones, posturas o formas de vestir demasiado pronto y no sabemos cómo enseñarles que eso no es lo mejor para ellos. Porque lo de pararlo… es aún más complicado por no decir imposible.
Se están perdiendo el momento. Todos hemos sido adolescentes, nos hemos sentido más adultos de lo que nuestros padres pensaban pero es que hoy son niños, niños y niñas los que se están quedando sin infancia y lo que más miedo debería darnos es ¿qué estamos haciendo nosotros como padres para evitarlo?
Es evidente que con trece, catorce o incluso doce años, son niños y niñas que están exhibiendo su cuerpo en las redes sociales sin decírselo a sus padres, sin hablarlo con ellos.
Están hipersexualizando sus relaciones y se están “educando” en su sexualidad a través de la red, es decir, a través del porno que en un par de click cualquiera puede encontrar en internet.
Según los últimos datos publicados por el portal Pornhub, en nuestro país la edad media para empezar a consumir pornografía está en los 11 años, sí habéis leído bien.
Y según este mismo portal, las búsquedas de teen porn se han multiplicado por tres desde 2004 a 2014.

En serio, algo estamos haciendo muy
mal soltando a nuestros hijos a internet sin educarles primero.

Las chicas salen perdiendo

adolescentes pornografía internet

 

Sí, eso es innegable. No es bueno para ninguno, ni para ellos ni para ellas, pero ellas se vuelven a llevar la peor parte. Aquí también, sí.

Con este comportamiento, con esta hipersexualización, hay psicólogos que señalan que inician el camino de convertirse en una mujer objeto.

El machismo, la dominación, el desprecio a la mujer y la imposibilidad de vivir una sexualidad desde el respeto mutuo son los nuevos comportamientos de niños que dejan de serlo de golpe y encuentran la información sobre sexo en el porno que navega por internet.

De hecho, estudios y trabajos que se han planteado entre estudiantes de secundaria en nuestro país, muestran que la percepción del sexismo no la tienen desarrollada, ni ellos ni ellas.

Porque no sólo el porno, la publicidad cosifica la imagen de la mujer, la trata de una forma denigrante en muchas ocasiones y al final, los adolescentes que acaban de dejar de ser niños, consideran que eso es lo normal que así es como debe ser y no, no es ni normal
ni conveniente que así sea.

Sólo un 34% del alumnado que participó en uno de estos estudios con estudiantes de secundaria, demostraron poder apreciar en la publicidad ese sexismo que sobre todo ataca a la imagen de la mujer.

Lo triste es que de ese 34%, el 65% eran chicas, alumnas, mientras que sus compañeros normalizaban muchísimo más esa imagen que no es la real, que no refleja verdaderamente los nuevos roles de las mujeres en la sociedad y que ellos no deberían considerar como algo normal.

Se supone que estábamos educándoles en la igualdad ¿no?

Pues parece que no, bueno, los estábamos educando en la igualdad durante su infancia.

En cuanto traspasaron la puerta de la infancia y empezaron a pasar a la adolescencia, demasiado pronto por otra parte, la educación en igualdad se topa de frente con las redes sociales, la publicidad y la música de la que también hemos hablado en alguna ocasión.

Es evidente que como padres y madres nos movemos en arenas movedizas y no, no hay fórmulas mágicas que funcionen más allá de acompañar y educar y quizás educar más con el ejemplo que con las
palabras que en la adolescencia todos nos volvemos un poco duros de oído ¿o cómo eráis vosotros cuando vivisteis esa etapa?