Visitando la casa Museo de Valle Inclán

Valle Inclán cultura

Vacaciones de sol, de playa, algún día
de lluvia, de descansar y de hacer excursiones chulas a lugares con encanto
como la Casa Museo de Valle Inclán en Vilanova de Arousa.

Hoy vengo a hablaros precisamente de
nuestra visita a la historia de la literatura española y de un escritor en
particular: Ramón María del Valle Inclán.
Muchos le leísteis hace tiempo,
algunos cuando teníais la edad de vuestros hijos ahora y sin embargo, es poco
probable que ellos lo lean a pesar de lo actual de sus novelas y sobre todo de
sus “esperpentos”.

Como os decía, en Vilanova de Arousa
se encuentra la casa museo del escritor español Valle Inclán.
Muy cerca de Villagarcía de Arousa, de
Xanxenso y relativamente cerca de Vigo, hacer una visita a la casa y a la zona
puede traducirse en pasar una mañana muy entretenidos todos, adultos y niños.
No es la primera casa museo que
visitamos, la verdad es que es una forma muy diferente de recorrer el pasado de
un personaje, de un artista en este caso. 
Aquí echamos en falta la posibilidad
de una visita guiada como existe en la Casa Museo de Lope de Vega, en el Barrio de las Letras, en Madrid.

Ilustres gallegos

Valle Inclán Casa Museo

No, realmente no es que fuera suya. La casa era de su familia, una familia de ilustres gallegos por lo que se cuenta en la misma exposición. Concretamente de los abuelos maternos del escritor, una
familia de posibles como solía decirse entonces.
Por herencia la casa de los abuelos
pasó a ser la de los tíos de Ramón y como es habitual, ellos se la cedieron a
sus hijos cuando fallecieron.
Ramón solía pasar temporadas en verano
cuando era de los abuelos y manteniendo el sabor y la solera de una casa de la
época se ha organizado el contenido de las habitaciones que pueden visitarse
durante el recorrido.
Se pueden encontrar en la parte baja,
en la entrada, junto a la recepción, primeras ediciones y ejemplares de las
obras de Valle Inclán. Se pueden recorrer las vitrinas admirando los documentos
manuscritos originales y se pueden leer artículos de la prensa de la época como
el que habla de un duelo en el que parece que Valle Inclán estuvo implicado
¡tiempos convulsos!
A nosotros no gustó mucho y nos hizo
viajar a una época que nos es ajena por completo. La cocina, el dormitorio, el
despacho, la sala, la división entre las zonas más públicas y las más íntimas
de la casa se aprecia con facilidad.
La pregunta inevitable y recurrente es
“¿Y dónde está el baño, mamá?” y claro… ponte a explicar a unos niños del siglo
XXI las costumbres higiénicas de la época. La figura de los orinales y de las
palancanas en los dormitorios y su uso, eso sí que es un viaje casi de ciencia
ficción para algunos.
Al terminar la visita a ElCanijo le
regalaron una especie de cómic en el que es el propio Valle Inclán el encargado
de ir contando en sus páginas, los secretos y costumbres de la casa. Está muy
bien editado pero creo que sería mejor regalárselo a los niños al inicio de la
visita, para que vayan recorriendo en la vida real lo mismo que les van
contando en el libro.
¡Y muy importante! No dejéis de dar un
pequeño paseo para ver las preciosas camelias del jardín aunque llueva, son
flores de una belleza serena que merecen ser admiradas.

Viajar. Cuando Estamos Inmersos en Disfrutar del Viaje: la Playa

La semana pasada alimentábamos el
espíritu con las pinacotecas que crecen en Málaga a un ritmo continuo y
esperanzador.
Hoy voy a llevaros a algo más terrenal
pero igual de necesario y seguro que lo vais a ubicar donde vosotros queráis, en mi caso los últimos años ha sido Málaga pero los dos anteriores fue Galicia…
Cuando se va de vacaciones hay dos
lugares, dos emplazamientos que se abandonan más o menos, uno es la cocina y el
otro la casa, así en general y para ello hay que buscar alternativas…
Pues de esas alternativas os quiero hablar hoy
en el post.
¿Os venís?

Si nos escapamos de casa en vacaciones
es para dar esquinazo a la rutina, al menos a nosotros nos pasa y más desde que
mis hijos son algo más mayores y sus horarios se pueden relajar tanto como los
nuestros sin que se genere ningún problema de convivencia.
Salimos de casa, de la nuestra y de la
nueva en la que hayamos decidido ubicar nuestro cuartel general durante los
próximos días. 
Salimos de las paredes de la casa para perder la mirada en el
mar, en el agua, en el horizonte. Para hundir los dedos en la arena, para
quemarnos los pies, para caminar mientras el agua nos besa los tobillos, para
jugar a buscar piedras, a dibujar con palos, a crear flechas y lanzas, para
cazar medusas y dejarlas en un cubo y enseñárselas a todos los niños con los
que nos crucemos y contar nuestras aventuras como expertos cazadores.
Salimos de casa para no hacer nada,
“nadear”, el verbo que rige nuestras vidas bajo la sombrilla, en la toalla, en
la hamaca, con un libro entre las manos, o una revista, o una música en el
móvil que simplemente nos llena la cabeza de sueños o recuerdos y la cara de
sonrisas sin un motivo claro. No sabemos por qué ni como ha llegado hasta ahí
pero ahí se queda durante un momento que nos sabe a gloria.
Relax Vacaciones Playa
Nos tumbamos como si estuviéramos
cansados de nada y les miramos y vemos cómo crecen a cada minuto, como el sol
traicionero les ayuda a que sus huesos les hagan mayores o mejor dicho, les
hagan grandes, la vida es lo que les hace hacerse mayores… la velocidad
obviamente dependerá de las circunstancias de cada uno pero ahora no hay
circunstancias porque simplemente estamos de vacaciones en la playa y el mundo se ha
quedado a nuestra espalda. 
Hasta dentro de unas horas no volveremos a él, si
volvemos.
vacaciones playa reflexión descanso familia
Como os decía, salimos de la casa y de
la cocina pero hay que comer, quizás yo perdonaría alguna comida por no romper
la magia del momento pero tengo dos cachorros que necesitan combustible para
esos músculos y esos huesos que se van estirando poco a poco, sin pausa.
Pocos placeres más fáciles de recordar
que encontrar “tu chiringuito” en “tu playa” en el que alimentar el cuerpo sin
dejar de anclar el espíritu a esa relajante “nada” que tenías en la orilla, en
la toalla, en la sombrilla.
Nosotros lo hemos encontrado y además,
los dos aventureros-gastronómicos que tengo por hijos (uno más que el otro) han
descubierto sabores, productos y texturas gracias a las visitas al chiringuito
a la hora de comer.
Una estrella michelín no le darán en
la vida pero ni puñetera falta que le hace. El bienmesabe lo bordan, los
espetos son espectaculares y los boquerones fritos tienen a su fan número uno
en ElCanijo, el gazpacho les sale de fábula y la ensalada de la casa es la mía,
junto con las croquetas caseras y el calamar a la plancha que es el ojito
derecho del SantoPadre.

Un chiringuito en el que hacer esa
parada técnica imprescindible para seguir “nadeando” después y tras la
sietecilla veraniega de rigor porque estamos de vacaciones y porque es agotador
no hacer nada de nada… ¿qué no?
descansar relax familia reflexión

Historia y Naturaleza

Otro momento de esos que no apetece quitarse la ropa para ir a la playa.
Cuando se va a Galicia de vacaciones, el tiempo puede ser el que decida lo que se hace cada día y siempre es bueno tener preparado un “Plan B”.
Nosotros andamos surtidos de estos planes porque con los peques.. la improvisación en esos momentos puede ser demasiado caótica. Hoy os enseñamos este antiguo cargadero de minerales.
Un sitio estupendo para pasear, para jugar y para correr aventuras.. e incluso para regañar a algunos jovenzuelos que no tienen claro dónde está el peligro.. sí, ElCanijo es así..

Galicia mineral verano todomundopeques
El mar va recuperando su espacio, sin prisa..

Nos vamos hasta el antiguo cargadero de mineral de las minas de hierro de Silvarosa.
Se trata del área etnográfica de Insua.
Un lugar industrial que ahora sirve de muestra de como se hacían las cosas hace unas cuantas décadas por estas tierras..
El transporte del mineral se realizaba por un tranvía aéreo bicable y la operación se realizaba por el propio impulso de la carga al caer, era muy práctico el sistema, eso es innegable.
Aprovechaban el gran desnivel de la ladera y así cargaban todo el mineral en los barcos, por esta pasarela, allí al otro lado del murete que ahora se ve aislado en el mar, se colocaba el barco que había que llenar de mineral gallego..

Galicia verano todomundopeques
Pasear por los tablones tiene su encanto

También es cierto que estamos hablando del primer cable de este tipo que se instala en Galicia y que cuenta con una longitud de más de 5.500 metros.

Allí sobre todo se cargaban barcos con destino a Alemania e Inglaterra, fundamentalmente para la fabricación de cañones en esos países.

Sí, nosotros les vendíamos la materia prima y luego les comprábamos en producto manufacturado.. ¡qué pena!

Moras esperándonos.. ¡¡todo un detalle!!

Ahora es un sitio perfecto para recorrer en una mañana fresca del verano gallego, a los críos les encanta pasear por esta especie de puentes, entrar a la boca de las galerías por donde se dejaba caer el mineral para cargarlo en los barcos y disfrutar con la naturaleza que abraza a este lugar y encima.. nos ofrece sus regalos.. como siempre..

Y a veces surge la aventura.. en este caso ElCanijo se vió obligado a llamar la atención “a grito pelado” a unos adolescentes insensatos que paseaban por donde no debían.
Como es lógico intenté que su llamada de atención no fuera demasiado dura pero.. tampoco podía hacer nada más, si le estoy explicando los peligros del entorno y de pronto se encuentra con gente que pone en peligro su propia vida.. no seré yo quien les dé la razón cuando no la llevan.. ¿no os parece?

¿Les veis en la esquina superior izquierda? ElCanijo también les vió.. y ellos le oyeron, seguro.

Verde, Agua y.. Magia

Toca salir de casa de nuevo y viajar al norte.
No siempre apetece ir a la playa, no siempre acompaña el tiempo.. y sin embargo hay propuestas tan curiosas y tranquilas como esta.
Se llama Finca Galea, está por supuesto en Galicia y nos permitió descubrir antiguos usos y trabajos, buscar batracios en pequeños riachuelos, encontrar magia en figuras de la naturaleza y pasear por un entorno más o menos natural y muy bien cuidado por sus dueños.
¿Os venís de excursión con nosotros?

Finca Galea es una finca particular, vamos que tiene sus dueños..
Está muy bien mantenida por el personal de la finca y sus pequeños rincones están organizados con muy buen gusto, lo que la hace de lo más apetecible para las parejas que quieren casarse, por ejemplo.
Se dan banquetes y se celebran bodas.. por si lo necesitáis..
Si sólo queréis visitarla, sabed que la entrada cuesta 3€ para los adultos y 1,5€ para los niños.. sí, sólo por pasearla.. pero es que para mantener todo esto, supongo que hay que buscar financiación como sea..
De todos modos a los peques les encantó y a los mayores también.

Galicia en todomundopeques
Un viaje al pasado, sobre todo para los peques..

Lo primero que vimos fue un molino de agua en el que se molían los cereales para sacar el harina necesaria para preparar el pan y lo que fuera necesario.
Uno de los guardeses de la finca, nos acompañó a ver el molino, nos lo explicó y lo puso en funcionamiento para nosotros y los peques disfrutaron con las explicaciones y viendo el movimiento de la enorme piedra del rudimentario molino..
La verdad es que nos resulta muy curioso ver cómo se hacían antes los procesos que ahora nos parecen tan sencillos, para los niños resulta casi increíble..

agosto Galicia todomundopeques
No, no nos hemos metido en los bosques de Ents.. aunque lo parezca.. jejeje

Seguimos paseando y nos encontramos unos árboles que con el paso del tiempo se han convertido en esculturas. Sin duda tienen un punto de magia.. ¿no os parece? Están reunidos en uno de los márgenes del camino como vigilantes de la finca y de los que andamos por ella.
Lo de sacar parecidos razonables en los troncos de estos árboles, es inevitable..
Aunque la distracción viene enseguida..

Galicia verano buscando ranas todomundopeques
Buscando ranas con ayuda del SantoPadre

Mis hijos, supongo que como les pasa a otros cientos de miles de niños, sienten una atracción incontenible por el agua.
Si de pronto se cruza un río, un charco, un riachuelo, un arroyo.. o el mar.. ellos encuentran allí laaaaaaargos momentos de entretenimiento.

Y así pasó, que nos topamos con un riachuelo que cruzaba toda la finca y que tenía infinidad de ranas pequeñísimas que por supuesto hubo que buscar hasta encontrar…

Y claro, ese riachuelo tenía que desembocar en algún sitio..
Uno de los rincones más bonitos de esta finca, sin duda, su estanque tranquilo y silencioso, de esos estanques que dan paz y que.. parece que esconden más de lo que muestran. De esos estanques sobre los que flotan miles de hojas de los árboles que delimitan.. que tiene nenúfares flotando en sus aguas y que tiene un encanto especial, sin duda.
Un paseo delicioso por un entorno mimado por el tiempo, el clima y las manos expertas de sus guardeses.

Galicia magia en todomundopeques
Un estanque al que apenas se le ve el agua.. ¿qué esconde?

La Vuelta del Viento

Volver de vacaciones y no contar nada.. ¡no es mi estilo!
Lo que pasa es que como este año hemos repetido destino, pues muchas cosas ya os las conté el año pasado. Algunas de las excursiones, las hemos vuelto a hacer este año.. y no es plan de aburriros.. ¿no?
Así que sólo os dejo algunas pinceladas que sinceramente.. a nosotros nos encantó hacer, repetir e incluso descubrir.
No siempre las aventuras tienen que ser ni planificadas, ni en grandes destinos.. no sé si me explico..
Algunas, como esta, salen.. espontáneamente..

¿Os venís?


Moverse por Galicia es encontrar siempre rincones interesantes.
Uno de esos puntos “mágicos” está sin duda en la Estaca de Vares, donde da la vuelta el viento y donde se mezclan las aguas de un mar y un océano.. No sabiendo porqué a los mares se les llama mares y no océanos.. la verdad es que este sitio es un punto en el que respirar es un regalo.
Los peques jugaron al escondite, corrieron, rieron y llenaron sus pulmones de este aire tan limpio que parece que nos limpia por dentro al respirarlo.

En Estaca de Vares huele a mar, a sal, a yodo, a vida, a frío, a humedad, a limpio, a renovación..
Huele sano en Vares y nos encanta llenar los pulmones con este aire.
Y tomar un café en la terraza de “ElSemáforo”.. un café calentito porque este aire nos enreda el pelo pero no consigue llevarse las nubes y el calor se ha evaporado como por arte de magia.
Magia en Galicia.. dos conceptos que siempre parece que vayan de la mano.. ¿verdad?

todomundopeques verano galicia
Galicia estaca de vares todomundopeques

Galicia: El Mar y los Marineros

Ya sabéis que el año pasado estuvimos unos días de vacaciones de Galicia.
De hecho, fue la primera vez que visitamos terras galegas y nos quedó tan buen sabor de boca que os contamos muchas de nuestras experiencias aquí en el blog (en la columna de la izquierda tenéis una etiqueta que se llama Galicia y ahí encontráis todo lo que he publicado sobre esas vacaciones) pero es que además, como nos gustó tanto, hemos decidido volver de nuevo este año..
Pero de las excursiones, los descubrimientos y las jornadas tranquilas en la playa de este año, pues ya os iremos hablando. Hoy hablamos de nuestra visita al Museo Provincial del Mar en San Ciprián.
Una excursión altamente recomendable.

Es un museo muy acogedor en el municipio de San Ciprián, en el edificio de las antiguas escuelas. De hecho, el museo se crea en torno al año 1969 a partir de una magnífica colección particular de objetos marinos de uno de los maestros de San Ciprián (o San Cibrao, en galego).
Desde 1994 la Asociación de Vecinos “Cruz da Venta” eran los encargados de la gestión del museo, hasta que hace 9 años esta dirección pasó a la Diputación Provincial de Lugo.
A mí eso de que fueran los vecinos los que gestionaban su museo, la verdad es que me parece una historia tan fantástica como lo mucho y bueno que se muestra en él..

.. dentro y fuera, como podéis ver. ElCanijo no pudo evitar sentarse en uno de los cañones marineros de la entrada, en el jardín delantero, aunque a mí lo que me llamó poderosamente la atención es el ancla que tiene detrás absolutamente oxidada ¡a saber cuantos años habrá estado sumergiéndose en los mares gallegos!

El Museo del Mar de San Ciprián, está también adaptado para invidentes y a los niños esto les llamó mucho la atención, a mí me parece que deberían ser así todos los museos, la verdad.
Una parte del museo se ha destinado a mostrar numerosas embarcaciones que han estado navegando en el Cantábrico hace muchos, muchos años. En la otra hay restos fósiles de animales y fotos del entorno que muestran una sociedad gallega de principios del siglo.. ¡por lo menos!
Los fósiles y los animales disecados, sirvieron para que ElMayor le explicara a su hermano algunas de las cosas que aprende en el colegio sobre algunos de estos animales.. se tenía que notar la diferencia de edad.

Tiene arpones de distintos tamaños y para cazar distintos animales marinos. Se podían reconocer balas y como veis en la foto anterior, se podían reconocer restos óseos de algunos de esos animales que antes surcaban el Cantábrico pero que ya no están tan cerca de nuestras costas..
Una excursión entretenida para los peques, instructiva para peques y grandes y muy cómoda, en un museo accesible y muy acogedor.
¡Más que recomendable!

El Medievo Más Gallego

Nos vamos de viaje de nuevo y de nuevo es a Galicia, sí ya sé que no me estoy poniendo muy exótica últimamente con destinos allende los mares… pero me voy a agarrar al tópico porque me viene al pelo.
A veces, cerca de casa, tenemos maravillas a las que hacemos poco caso precisamente por eso, por estar cerca de casa…

Nosotros viajamos hoy en el espacio (lo habitual…) y en el tiempo…
Nos vamos al pasado, nos vamos de mercado medieval a la villa de Mondoñedo…

Llegamos cuando ya estaba prácticamente todo montado, vamos que no somos de madrugar pero es que esta vez… un poco más y se nos pasa, bueno… que no lo digo sólo yo que no hay nada como ver la fotos…
El caso es que un mercado medieval en una ciudad como esta bajo la luz de la luna y las estrellas, os confirmo que tiene un encanto muy especial…
Paseo por el mercado y cena en una pulpería que estaremos en el medievo pero no dejamos de estar en Galicia y ElMayor se ha vuelto un degustador de pulpo a feira como no nos imaginábamos…
Volvemos a un mercado en el que todos los vecinos de Mondoñedo se visten de época medieval. Grandes y pequeños, todos.

La plaza de la catedral, las calles, los balcones engalanados con pendones… todo ayuda al regreso al pasado, a la leyenda, a la magia y sí… a su parte más tétrica, a la de las ejecuciones que se hacían en esa plaza en la que ahora muestran su trabajo los artesanos…
La verdad es que de noche pasear por una ciudad aderezada como esta, es dar un paseo por el pasado de esta ciudad… porque hablamos de una ciudad que lleva en pie desde 1.156 y que cuenta con una Catedral del siglo XIII, una auténtica joya que fue el foco productos de música durante muchos siglos… aunque obviamente no la pudimos ver por dentro, dada la hora.

Este mercado medieval lleva montándose desde los años ’90 y se prolonga durante todo un fin de semana. En él se vende artesanía, se representan oficios ancestrales, hay música en las calles y mucha, mucha gente… Por cierto que hablamos de la ciudad en la que nació Álvaro Cunqueiro y que está considerada como un lugar de interés comunitario y está incluída en la red Natura 2000.
Una ciudad que con mercado medieval o sin él, merece la pena visitar y recorrerla pero eso lo dejaremos para este próximo verano… ¡¡seguro!!

Magia en Santiago

Desde que os hablé de San Andrés de Teixido y de la unión del pasado y el futuro que tiene esa zona no habíamos vuelto a Galicia y eso es demasiado tiempo.
Uno de los sitios más visitados de Galicia, por el que más gente pasa a lo largo del año por distintos motivos.
Uno de los lugares emblemáticos sin duda es la Plaza del Obradoiro, en Santiago de Compostela.

¿Os venís?


No os voy a hablar de Santiago de Compostela porque, sinceramente no nos dió tiempo a conocer la ciudad muy a fondo.
La paseamos un poco pero sobre todo nos quedamos en la plaza.
La plaza del Obradoiro, uno de los núcleos mundiales de peregrinación cristiana junto con Roma y Jerusalén. Ya sabéis que se supone que en la catedral está enterrado el apóstol Santiago el Mayor.
De esto no hay pruebas feacientes pero lo que sí se sabe de verdad, es que aquí, en Santiago, nace el primer periódico gallego en 1880. ¡Casi nada!
Sin duda la catedral es “la joya de la ciudad” y es la fachada oeste de la catedral la que recibe el nombre del Obradoiro. Es de origen barroco, del siglo XVIII, obra del arquitecto compostelano Fernando de Casas Novoa.
La luz en Compostela es mágica, tanto cuando llueve como cuando no llueve. Nosotros tuvimos suerte y no nos cayó ni una gota así que las fotos muestran un precioso atardecer sobre la fachada.

A veces la magia te aborda en cualquier rincón.
La verdad es que no nos podemos quejar de nuestra visita compostelana, fue una delicia y muy divertida. Sobre todo pasear por las calles del casco urbano, disfrutar con la belleza de la portada, escapar de las mareas de peregrinos y japoneses, que no van juntos ni son lo mismo…
Entrar en unos “ultramarinos” de esos de toda la vida en los que se mezclan todos los olores habidos y por haber, para comprar algo para la cena y que resulte que el nieto de los dueños se llama igual que ElMayor y es igual de bicho…
De hecho surge la conversación cuando salimos de la tienda con ElMayor y nos enteramos de que a veces “el abu” le echa el “salmón” porque es un poco travieso…. sí, nosotros también nos sorprendimos… y nos reímos. Básicamente por la diferencia entre “salmón” y “sermón” que es lo que él quería decir…

Todas esas circunstancias, esas coincidencias, esas charlas, esa necesidad de buscar un baño en cualquier sitio porque sino ElCanijo se nos hace pis encima… todo eso es lo hace un viaje.
No se trata de hacer turismo ¿no?
Se trata de viajar, de conocer, de sentir, de oler…

Y en esas estábamos cuando resulta que en una de las calles que llevan a la plaza del Obradorio, nos encontramos como es lógico y pertinente… ¡¡con dos meigas!! que como es de esperar estaban preparando una queimada con su conxuro y todo…
No la quisimos probar porque teníamos carretera por delante pero nos quedó a todos claro, sobre todo a los peques, que “haberlas hailas… lo que hace falta es encontrallas“…