La Fiesta de los Zombies y los Fantasmas Llegó para Quedarse.. al Menos en mi Casa

¿Cómo es eso de que hay gustos para todos
o que hay gente para todos los gustos o que para gustos los colores o que nunca
llueve a gusto de todos o no sé qué más sobre los gustos y los disgustos?
Bueno pues eso que yo trato de respetar los gustos de todo el mundo (dentro de los límites del buen gusto…) y me gusta sentir que también se respetan los míos.
La cosa es que se acerca Halloween y lo
sabéis.
Desde hace siete años (más o menos) yo escribo sobre esta fiesta o celebración. 
En el blog tenéis posts para disfrazaros todos, para decorar la casa, para preparar una comida o merienda o cena absolutamente terroríficas y sin embargo, nunca había
entrado a pensar en el eterno dilema de Halloween sí o no…


¿Vosotros cómo lo veis?
¿Sí o no?
¿Halloween sí o Halloween no?
Yo confieso, en mi caso rotundamente: Sí!!
..y he hecho una lista con todas mis
razones, al respecto porque me gusta a mí lo de las listas, eso también es verdad.
1.       Tal y como están
las cosas en este país encontrar cualquier motivo para echar unas risas es más
que necesario, así para empezar y esto es una verdad irrefutable nos guste o no nos guste esta celebración fantasmagórica.
2.      Disfrazarse en
familia es una de las actividades más divertidas que se pueden hacer. Y además disfrazarse para ponerse “feo” es aún más divertido, no lo neguemos.
3.      ¿A quién no le
gustan las chuches: gominolas, nubes, caramelos, piruletas, más gominolas…?¿A quién? Y no me digáis que a la RAE no le debe gustar cuando no incluye una acepción de “gominola” en el diccionario porque me han dicho ellos mismos que lo van a incluir en su versión digital. Sí, ellos mismos..

4.     Eso de que te
visiten los vecinos con los peques o peques a los que no has visto en tu vida,
disfrazados de vaya usted a saber qué, pidiéndote chuches como si los dentistas
no existieran es de lo más divertido, debe ser que por un día me sale la vena más anarquista… no sé… no lo descarto.
5.      Un motivo
divertido para que tus hijos te enseñen vocabulario en inglés, una excusa sí,
pero de esas con las que se aprende y nos divertimos a la vez y si no lo habéis probado nunca, estáis tardando en hacerlo.
6.     Los peques hacen
fiesta en el cole, rompen la rutina, hacen otro tipo de actividades,
interaccionan con sus amigos de una forma distinta al resto del año, aprenden jugando y es uno de los mejores planes que existen para ir al cole.
7.     ¿Por qué no
adoptar una nueva tradición?¿Debemos negarnos porque viene de otro país o por
qué viene en otro idioma?
8.     No es que yo sea
especialmente pro-yankee pero es que Halloween no viene precisamente de las
tierras del Tío Sam, lo mismo un poco de prejuicios nos sobran…
9.     Y sí, si soy muy
pro-celta (y no hablo del fútbol..) me gustan sus historias, algunas de sus
costumbres, músicas y tradiciones como “All Hallows’Eve” o “Víspera de Todos
los Santos”.
10.  ¿No pueden
convivir las nuevas fiestas con las antiguas?¿No podemos celebrar la noche d
vísperas y después el día de Difuntos (si es que se le llama “celebrar”… nunca
me ha quedado claro). 

No sé, ustedes dirán…

Cuarta Tanda de Ideas Monstruosas

Hoy es el último día que una puede ser procastinadora pero ya vivir tan al límite como que mejor no.
Esta es la cuarta entrega de ideas “halloweeneras” que os traigo, quejarse lo que se dice quejarse.. no podéis quejaros. Por ideas facilonas y asequibles no ha sido.. ¿¿eeh??
Empezamos con algunas sugerencias decorativas muy facilonas (las velas-momias tuvieron un exitazo).
Luego seguimos con los disfraces que podían y podíamos hacer fácilmente (aquí destacó más la fantasmilla, sin duda)
Y la tercera entrega fue sobre todo alimenticia, terroríficamente deliciosa pero ideas que no suponen sufrir ni asustarse en la cocina, precisamente (aquí, fueron de nuevo unas momias las que se llevaron el gato al agua).

¿Y hoy?
¿Qué ideas traigo hoy para este mismo Halloween que nos llega en un par de días como quién dice?
¡¡Pues atentas todas!!

Jamás de los jamases se me hubiera ocurrido lo de pintar estos fantasmas con los pies de los peques y un poco de pintura blanca, pero reconozco que es una idea de lo más apetecible, divertida y entretenida.

Los críos encantados de hacer arte con los pies y supongo que teniendo un poco de cuidado.. no creo que se quede luego todo demasiado empantanado. bueno, eso casi mejor os lo cuento después de que lo hagamos.. si al final nos cuadra y podemos hacerlo.
Una obra de arte de lo más terrorífica que luego podemos colgar en su habitación, por ejemplo y hacerle un marquito bien rechulo con washi tape.. si es que al final una cosa nos lleva a la otra.. jejeje..

¿Qué os parece?

Y de los fantasmas hechos con los pies, pasamos a las arañas hechas con las manos.
Un poco de pintura blanca para unos y un poco de pintura negra para las otras.
Unos ojitos para que den aún más miedo a las visitas y por ejemplo, las tapas de unas cajas de zapatos.
Os marcáis unos cuadros terroríficamente divertidos.
Son tres colores básicos los que necesitamos para Halloween, el naranja, el negro y el blanco, así que la cosa puede ser sencillita a la hora de organizarnos.

Y un último cuadro para llenar de terror las paredes de la casa y para que los peques no dejen de desarrollar su imaginación y su creatividad.
Una cartulina negra, un folio blanco y unos bastoncillos de los oídos, unas gotas de pegamento y ganas de hacer un cuadro con un esqueleto de lo más divertido.

Acabo con el summun de la sencillez.
Vaya usted a una tienda de chuches o algo semejante un chino sin ir más lejos y compre una bolsa de globos, a poder ser blancos y naranjas.
Después coge un rotulador gordito negro y ¡¡venga a pintar caras terroríficas en los globos!!

Si quieres que floten ya sabes que en vez de llenarlos a pulmón tienes que ir a un sitio para que te los llenen de helio y eso ya sube un poco el presupuesto.
Que la cosa es que a lo mejor tienes que colgar algunos globos del techo para que estén flotando, así que ¡cuidadín que esas caras tienes que pintarlas del revés!.. con la barbilla para arriba.. no sé si me explico.. jejeje

Y hasta aquí nuestras ideas terroríficas para este Halloween de 2013. Si os animáis a poner en práctica alguna de ellas o todas, me encantará ver y publicar vuestras fotos.. ¡¡prometido!!

Tercera Entrega de Ideas Monstruosas ¡Ñam!

Y seguimos con Halloween que se acerca peligrosamente a nuestra agenda..
Si ya hemos hablado de decoración de la casa con ideas facilitas y resultonas.
Si ya hemos tocado un poco el tema de los disfraces, incluso para aquellas (como yo..) a las que el tema de las manualidades las supera..
Nos toca.. ¡¡comer!!
Con algo de susto, con algo de terror pero nada que no se supere con facilidad, vamos que no van a ser cosas de chefs de cocina precisamente…

Y empezamos con una momias terroríficamente ricas… a ver qué os parecen…

todomundopeques halloween

Aquí las tenéis.
No me digáis que no son facilonas de verdad.. y más con estas fotos tan ilustrativas y que van mostrando tan fácilmente el proceso.

Unos cortes estratégicos en las salchichas para hacerles unos brazos y después, unos “churrillos” de masa de pan que es muy sencillita.
Esos churrillos son las vendas, como podéis ver.

Lo metemos en el horno para que se cueza el pan y después unos chorrillos de sangre, o sea ketchup.

No me digáis que a vuestros peques estas semi-momias no les van a encantar y se las van a comer sin pestañear.

Como estos fantasmas  de aquí abajo.
Unas galletas de chocolate o si me apuráis, para no complicarnos mucho la vida, podemos hacer un bizcocho de chocolate y hacerle la carita con azúcar glass.. la que se nos ocurra, la que más nos apetezca o… ¡¡la que tengamos hecha la plantilla!!
Sin ir más lejos…

Venga va que estamos en Halloween así que puedo hacer el chiste..
¡¡matemos dos pájaros de un tiro con la siguiente idea!!
Juajuajua

Pues eso, si ponemos en unos jarrones chulos o en unos frascos bonitos, las chuches organizadas por colores y con unas etiquetas rechulas de esas que sabéis diseñar todas…
Unos cordones para sujetar las etiquetas y unos nombres sugerentes o por lo menos asustadores..
Decoramos la mesa o la sala y encima tenemos chuches para picar después de la cena.. no me digáis que no mola la idea un montón..

Tres ideas sencillitas y de lo más apetecibles.
Y aún nos quedan más, pero ya lo dejamos para otra entrega, la última.. ¡¡no os la perdáis!!

Segunda Tanda de Ideas Monstruosas

Segunda tanda de ideas para Halloween que se nos acercan las fechas peligrosamente y luego decimos que si tal y que si cual.
La primera remesa de ideas AQUI  estaba más centrada en chuches y decoración del entorno de la fiesta, todo muy sencillo.
Hoy hablamos de los disfraces, algunas ideas de disfraces por petición “maternal en el patio”.
Y sí, también todo lo facilitas que he podido encontrar… que una conoce sus limitaciones, perfectamente…

¿Preparadas para coser y crear?
¡¡Pues pasen a ver a los monstruos más adorables de la fiesta!!

Un disfraz deliciosa para una fantasma adorable.
Además por si no sois muy duchas en el noble arte de la aguja, es de lo más sencillito de confeccionar… vamos que porque “mis colillas” no me dejarían vestirles de esta guisa que sino…
Un poco de fieltro negro, un body o camiseta blanca y un tutu del mismo color y por aquello del frío unos leotardos o mayas también blancas.. ¡¡más fácil imposible!!
Y ya si os curráis un antifaz blanco por supuesto o una careta o algo así para la cabeza de la pequeña fantasma, no me digáis que no está divina..

Una fantasma de lo más amorosa.

La siguiente propuesta ya es para nota.. aquí es que no me ando con medias tintas.. jejeje
El ganchillo o crochet como se dice ahora en plan moderno y yo no nos hemos llevado bien nunca y eso que mi abuela le puso paciencia a tratar de enseñarme a dominar este arte.. pero no, no lo consiguió.. pobre.
Así que si se os da bien lo de la aguja os podéis lanzar a tejer alguno de estos gorros y ya los pueden aprovechar no sólo para Halloween.. ¿no? El de la calabaza o el de la telaraña blanca no me digáis que no son de lo más ponibles..

¿Hace falta que sea Halloween para llevar unos gorros tan chulos?

Este está pensado para mí, aunque a ElCanijo me lo cuelgue sólo un ratín que una no tiene ni la espalda en general ni el piramidal en particular para muchos excesos..
Sencillo, resultón, terrorífico, baratito y muy divertido ¿qué más se le puede pedir a un disfraz?
Atentas si veis a una mamá de esta guisa en Halloween pidiendo chuches por la calle que lo mismo soy yo… juajuajua

¡¡¡Me lo pido!!!

Y esta es de coña. Vamos que no es para usarla en países de habla no inglesa. Que sí, que es divertido si lo pillas pero.. los que no sepan inglés van a pensar que se te ha ido mucho la olla o lo van a confirmar, tú misma.. jejeje

Jejejejeje… no digo más…

* Por supuesto, todas las imágenes de este post, las tenéis en Pinterest, en uno de los tableros de TMP todomundopeques, concretamente este que se llama Halloween, cuando me pongo original…

Primera Tanda de Ideas Monstruosas

Que luego se nos echa el tiempo encima. Que nos conocemos..
Que después todo son prisas y agobios..
A partir de hoy y hasta que llegue la “fecha fatídica” voy a ir recopilando un buen puñado de ideas para Halloween, desde disfraces a maquillajes pasando por platos, comidas, bebidas.. decoración, lo que haga falta para tenerlo todo “terroríficamente” preparado para ese día.. mejor dicho.. ¡¡para esa noche!!

¿No os dará miedo la propuesta?
¡¡Muajajajaja!!
(léase con tonillo terrorífico, claro..)

El juego que dan los rollos de cartón del
papel higiénico.. 

Y empiezo con una idea sencillísima para hacer con los peques.
Cuando vengan los niños del vecindario a pedir chuches a casa, no me digais que no quedamos como unas mamás enrolladas si en vez de darles un puñado de chuches, así… de cualquier manera, les damos unos paquetitos como estos. Los podemos preparar con los peques una tarde de lluvia.
Con unos tubos de cartón del papel higiénico de los cientos que voy acumulando, con algo de pintura y un poco de imaginación. No me digáis que no es una idea molona..

Pues si esta os ha parecido fácil y resultona, la siguiente se sale.

Iluminando con mucho terror..

Un poco de gasa o de venda, lo que os pille más a mano.
Una tijeras.
Un poco de pegamento, yo creo que el pegamento en barra de los niños tiene que funcionar estupendamente.
Unos frascos de cristal y unos ojos de esos que se pegan solos que podéis comprar en un montón de sitios.
Ponemos dentro una vela a poder ser encendida y tenemos una decoración de lo más terrorífica y divertida. Y sí, estas “lámparas momificadas” también me las curraba con los peques una tarde de estas de otoño y aprovechaba para apagar la tele un rato.. la verdad sea dicha.

Para vagos con gracia..

La siguiente idea ya es para vagos, que quede claro.. pero es que estos fantasmas son muy, muy resultones y la relación entre esfuerzo y resultado es estupenda.. ¿no?

Jejeje… unas bolsitas de papel blancas y unos ojos de esos autoadhesivos y a rellenarlas de chuches para que los peques que pasen por casa se las lleven en estos fantasmas que no dan nada de miedo.. jeje

Eligiendo las chuches por colores, frikismo muy decorativo..

Y para terminar, con esta primera entrega de ideas, algo para decorar y ambientar como es debido. Antes vimos las lámparas “momificadas” y ahora tenemos una botellas con “píldoras terroríficas” o lo que es lo mismo, chuches del color que elijamos.

Las etiquetas las podemos crear nosotros mismo o buscarlas en la web, en Pinterest tenéis para todos los gustos y colores. Con elegir las chuches a partir de su color, os pueden quedar unas botellas tan chulas como estas.. ¿qué os parecen?
A mí me han encantado, la verdad.

Una de Zombies ¡Marchando!

Y nos fuimos al cine a ver zombies… Sí, los cuatro.
Incluído el peque-peque.
No, no penséis que somos unos padres desaprenzivos y nos fuimos a ver algo del tipo “Walking Dead” que puede que se nos vaya un poco la olla con lo de la edad y las pelis… de eso ya hablaremos en otro post, pero no hasta ese punto.
Tranquilos todos que fuimos a ver “El Alucinante Mundo de Norman”… ¿quereis saber más cosas de nuestra salida cinematográfica?

Pues empezamos por comprar chuches y palomitas. Coca sin cafeína para los peques y Coca light para los mayores, que vamos en horario de tarde tempranera y estas cosas a estas horas apetecen, además la peli es muy adecuada para ello.

Sentaditos cada uno en nuestra butaca (durante casi toda la película…) y dispuestos a disfrutar con el producto. Y la verdad: lo hicimos.
“El Alucinante Mundo de Norman” no es una película infantil muy al uso, no es amable, no es blanda, no es sencilla… Es más oscura, más irreverente, más áspera… Incluso al verla. Es un producto realizado en StopMotion, técnica que consiste en colocar fotograma a fotograma y que empleó por primera vez hace ya años, el genial Tim Burton en “Pesadilla Antes de Navidad”. Dos películas con una temática… más o menos coincidente…
Rascando, rascando, resulta que el guionista de la peli se planteaba que los niños que acudieran a verla sintieran que no pasa nada por ser diferente. Y es así. De hecho: mola.
Al peque-mayor le encantó, también es cierto que anda en su época más “zombie” por el momento. Le encantan las pelis con bichos, monstruos y zombies… no sé si está creciendo demasiado pronto en este sentido o que su cultura cinematográfica es muy amplia para su edad…
El peque-peque la disfrutó casi hasta el final… aunque al final, cuando llegamos al desenlace y hay más diálogo que efectos especiales pues… a él se le cayeron las pestañas una media hora más o menos.
Al SantoPadre y a mí nos gustó, nos gustó la factura de la película y la historia que cuentan los personajes. Nos gustó ver y explicar como el miedo de los adultos genera intolerancias y como hay que querer a los amigos incluso cuando menos lo merezcan porque a veces, esos son los momentos en los que más nos necesitan.
Por cierto, guiño a los cinéfilos y frikis varios que sé que andáis por aquí… las calles que salen en la película, los carteles de esas calles, tienen todas nombres de directores de cine… habrá que volver a verla para fijarme bien…

De Vísperas

Ya no queda nada. El miércoles… por la noche… uffff….
Hay miedito en el ambiente ¿no?
Bueno pues aún queda tiempo para cositas sencillas y resultonas como las que os traigo hoy para la noche de Halloween..

Nosotros al final me parece que este año nos quedamos tranquilitos en casa, los cuatro, que andamos liados cambiando la cara de una de las habitaciones de la casa y está todo que ya da bastante miedo de por sí… pero lo mismo nos hacemos una cena “mosntruosa” con los peques y alguna peli ad-hoc. Para eso, ambientamos la casa con una botella y una ristra de esas de luces de Navidad, un rotu indeleble y sale una cosa tan chula como esta: “la botella de los sustos” ¿Qué os parece?

Y por el pasillo ¿os acordáis de los botes fantasmas con unas velitas y un poco de gasa que tenemos también en el blog?
No me digáis que con las luces apagadas y estos farolillos-fantasmillas por el suelo, la cosa no se pone interesante y asustante, sobre todo asustante que es lo que nos interesa en esta noche…

NO hay una fiesta de Halloween que se precie que no tenga chuches de por medio… aquí además vienen en unos botes que se pueden “tunear” en casa para dejarles asi de guapos y aparentes. No me digais que no son adorables… perdón, quise decir ¡terroríficos!

Incluso estas botellas, son de lo más pintonas, con unas etiquetas que expliquen lo que hay en su interior, como ojos de bruja o corazones de murciélago… por ejemplo… no me digáis que no es sencillo poner un toque terrorífico en casa, además los peques seguro que vienen ya disfrazados del cole… ¡¡una fiesta en familia!!

Una Nueva Remesa de Ideas

Ya queda menos… y cada día que pasa se acerca peligrosamente… y las noches nos recuerdan que está ahí. Tenemos su aliento fétido y frío en nuestra nuca… no nos podemos resistir y la angustia de su cercanía se acrecienta al darnos cuenta de que de nuevo, un año más…. ¡¡¡nos va a pillar sin tenerlo todo preparado!!!
Y mira que hemos tenido tiempo desde el año pasado…
Yo os estaba hablando de la fiesta de Halloween… ¿¿en qué pensabáis vosotras??

Yo por si acaso os traigo más sugerencias, ideas y propuestas de esa meca de la creatividad internacional que es Pinterest, no os preocupéis que ya me paso yo las tardes, las noches y las madrugadas, navegando por sus preciosísimas fotos para traeros todo esto hasta el blog.
Y empiezo por esta sugerencia que es baratita y muy apañada y además… sirve de excusa para que los peques se “devoren a los monstruos” que más les asusten, en este caso eso sí, con forma de mandarina… así que encima se nos llenan de vitamina C que para el invierno que se acerca tampoco nos viene mal…
No me digais que no es fácil: un rotu negro y a colocarlas aparentemente en algún rincón o a distribuirlas por el salón y ya de paso yo las incluía en el reparto de chuches de los “espectros” que vengan a casa con la cantinela de “truco o trato”… que no sé si a muchos les hará gracia pero por lo menos, lo intentaremos…

Y que deciros de estas piedras, ya sabéis que las piedras son una debilidad y que siempre son de lo más socorrido para tener entretenidos a los peques durante, por lo menos, toda una tarde.
Eso sí, cuidado de no mezclar piedras con mandarinas no vaya a ser que alguno se intente comer lo que no es y la líemos…

Una forma original de repartir las chuches entre los visitantes que vayan pasando por casa, además, de este modo, las chuches que no van envueltas están más protegidas que si las repartimos todas sueltas que una será un caos pero para las cosas de comer no deja de ser escrupulosilla…
Además, lo mismo que con las piedras, no me digais que no teneis entretenidos por lo menos una tarde a los peques mientras os ayudan a preparar estos paquetitos-de-calabaza. No quitéis un ojo de encima al material… no vaya a ser que haya más en sus estómagos que en las calabazas, que todo puede ser…

Y para terminar…. algo sencillito y que con ligeras modificaciones se puede preparar durante todo el año.
Un brownie delicioso con azúcar glass por encima y unos recortes estratégicamente colocados, no me diréis que no es una merendola superrrrr-terrorífica….