Málaga. Entre Animales Salvajes y Por las Nubes. Bioparc y Teleférico en un Día.

Que a los niños les encantan las
aventuras es una realidad y si las pueden correr con sus padres para ellos ya
es un planazo redondo.
No siempre se puede, es verdad pero a
veces, ir por la carretera, en vacaciones, de vuelta a casa y que se cruce por nuestras
cabezas un plan alternativo… puede ser uno de esos momentos mágicos de las
vacaciones.
Hoy sigo llevándoos a Málaga y
seguimos sin pisar sus playas… ¡que no se me enfade nadie!
Hoy nos vamos a disfrutar y a aprender
mucho y a subirnos a las alturas más altas que conocemos en la zona.
¿Os venís?¿Os atrevéis?

Empiezo con una confesión, no sé si a
vosotras os pasa desde que sois madres pero en mi caso es matemático, es
subirme a algo potencialmente peligroso con mis hijos y me entra una desazón y
empiezo a pensar “pero para que les he subido ¿y si pasa algo?”. Será cosa de
la edad o de la maternidad… no lo sé.
Dicho esto hoy nos vamos hasta
Fuengirola y a la vuelta hacemos una parada en Benalmádena, para pasar un día
completo.
Fauna Salvaje en Fuengirola
A principios de año conocíamos las de Valencia y nos encantó la experiencia. Este verano, estando tan cerca, la cita
con las instalaciones de Fuengirola era ineludible.
Y nos plantamos en la puerta un día
cualquiera de las vacaciones de verano. Los cuatro dispuestos a conocer las
costumbres y los hábitats de los animales que viven allí.
La primera sorpresa es que el Bioparc
de Fuengirola está en medio de la ciudad, en una calle como cualquier otra y no
a las afueras como nosotros habíamos pensado. La segunda sorpresa es que tiene
un tamaño más reducido que el de Valencia, se tarda menos en recorrerlo y se puede
hacer pausas mayores para recrearse con lo que hacen los animales favoritos de
cada uno.
También es verdad que al ser más
pequeño y al estar en verano… el número de visitantes es bastante mayor y se
nota, es lógico ¿no?
Tortugas gigantes impresionantes, con
sus costumbres alimenticias explicadas por sus cuidadoras, fue muy interesante
y más para los niños, a nosotros no nos gusta mucho lo de “humanizar” a los
animales pero es cierto que a los peques les llama la atención… al menos de
momento. 
Las serpientes en esta casa son punto y aparte así que hubo que hacer
una larga parada para conocerlas en profundidad aunque muchas de ellas estaban
durmiendo y no interrumpieron su sueño por nosotros, como era lógico.
Serpientes animales salvajes aprender disfrutar
Lo mejor de instalaciones como estas
es que aprendes y disfrutas y no parece que los animales vivan hacinados,
conviven en hábitats compatibles para distintas especies con lo que el espacio
puede ser algo más generoso. 
Y claro… con alguno convives incluso en medio del
paseo y eso sigue siendo algo que a mis chicos les rechifla. En la foto os he puesto unas flechitas para que localicéis fácilmente a los dos animales que tuvieron entretenidos a mis hijos un buen rato durante el recorrido por BioParc.
Hábitats animales descubrimientos niños aprender
Por las Nubes
Dejamos Bioparc y resulta que por el
camino se nos cruza el Teleférico de Benalmádena y claro.. “¿a que no os
atrevéis a subir?”
No, ya os digo yo que en un coche con mis chicos dentro
no se pueden decir estas cosas.
No dimos la vuelta en plena autovía
porque en el fondo somos gente muy civilizada pero tomamos el primer desvío y
nos subimos a una de las cabinas.
Sobrevolar la ciudad, pasar por encima de las atracciones del Tívoli
(recordar en voz alta el viaje de fin de curso de octavo de EGB con la visita a
este parque de atracciones incluida
) y después subir por la ladera de la montaña.
Todo esto mientras escuchamos las explicaciones y nos reímos con nuestra
dislexia con la derecha y la izquierda… esas cosas que tienen gracia sobre todo
en vacaciones.
Una vez arriba lo primero es que sí,
hace más frío que abajo y lo segundo, es que hay una exhibición de rapaces que
no nos queremos perder.
Subir montaña sierra vistas mar
Sentados en las gradas escuchamos las
explicaciones que un señor vestido de Indiana Jones nos regala con un marcadísimo
acento británico a pesar de llevar no sé cuántos años viviendo en Málaga, según él mismo nos ha confesado en la presentación.
Buitres leonados, cernícalos, un águila incluso… y una cabra curiosa (la que está dentro del círculo amarillo en la foto) que viene
a hacernos una visita y luego se va con la tranquilidad que da saber que no
pensamos hacerle nada que la incomode.

Rapaces exhibición aprender sorpresas disfrutar
El día ya veis que termina
estupendamente aunque no hayamos pisado la playa nadie la ha echado de menos. Eso sí, ha sido un día que ha tenido de todo, un poco planeado y otro poco improvisado. 
Más o menos, como
la vida misma, no todo se puede planear aunque a veces nos gustaría ¿verdad?

Viajar. Málaga: Frigiliana y Mijas. Un Viaje en el Tiempo.

“¡Si me queréis, irse!” es la archi famosa
frase de Lola Flores en la boda de una de sus hijas, seguro que os suena. Hace mucho años de la
frase pero se ha quedado como una frase hecha de la cultura popular española,
somos muy salaos, eso es verdad.
Yo le añadiría “¡Si me queréis,
llevarme!”
a cualquiera de los dos pueblos blancos de la provincia de Málaga a
los que os voy a acercar con el post de hoy… sí, que es viernes y hay que
viajar o al menos encontrar excusas para hacerlo porque motivos, nos sobran.
¿Os venís a recorrerlos con nosotros?

tradiciones cultura historia burros gentes
Dejamos la playa y la toalla aunque
nos abrace la pereza durante las vacaciones y nos vamos primero a Mijas, quizás el más conocido por
el gran público de los dos de los que quiero hablaros.
Mijas es un municipio de la Costa del Sol que en 2011 tenía casi 80.000 habitantes, seguramente a día de hoy los superará.
Está dividido en tres núcleos urbanos y yo me centro en hablaros hoy de Mijas
pueblo, el que se encuentra en la ladera de la Sierra de Mijas, el que cuenta
con el casco histórico del municipio, de calles estrechas y cuestas empinadas
de casas encaladas a los lados de las estrechas aceras y flores en las ventanas colgando de macetas azules sobre
las paredes blancas, casi inmaculadas.
Mijas pueblo tiene el encanto de los
pueblos blancos andaluces en los que aún ves como las vecinas más mayores sacan
la silla a la calle para charlar, contarse sus cosas del día a día y seguir
haciendo tribu, mientras decenas de turistas caminan por esas mismas calles
disfrutando del sabor que ha dejado el tiempo y el orgullo de estos habitantes.
tradiciones calles burros gentes
Mijas es conocido por sus burro-taxis
y seguro que hay excepciones pero a nosotros no nos gustó como trataban algunos
a sus animales y como es lo más conocido del municipio seguro que encontráis
información más que de sobra en distintas webs turísticas.
Nos gustó el trato con la gente del pueblo, los saludos por la calle, las indicaciones para encontrar una tienda o un bar, comer
en un jardín y pasear sus cuestas. 
Nos encantó la casona enorme en la que está ubicado su museo etnográfico, su historia y cómo se
han sabido adaptar desde los años 50’ a las oleadas de turistas que han ido
llegando al municipio.
Nos gustó y seguramente volveremos más
pronto que tarde a pasear por Mijas.
De Mijas a Frigiliana hay unos pocos
kilómetros, no muchos, pero son tanto físicos como temporales. 
Cultura tolerancia música festival agosto
Frigiliana para nosotros creo que
tiene incluso más encanto, aunque también puede ser que nos diera esa sensación
porque coincidimos con la última edición del Festival de las Tres Culturas, en
el que todo el municipio se implica y participa. Todo el pueblo se engalana con
banderas, banderines, guirnaldas y pendones. 
Las casas, las calles, hasta en las farolas
tienen pequeños bafles para que la música judía, la árabe y la cristiana vayan
sonando consecutivamente. El ambiente que se crea cuando va cayendo el sol es mágico en Frigiliana durante su festival, el último fin de semana de Agosto, sobre todo porque hay casi el mismo número de personas vestidas de época que de turistas como nosotros.
Y por supuesto los conciertos. 
El
primer año que estuvimos por allí sonaba Kepa Junkera, este segundo año han
sido Ara Malikian, Carmen Paris y Manu Chao, en días consecutivos los cabezas
de cartel. Ya veis que el nivel es alto en lo que a calidad musical y cultural
se refiere en el Festival de las Tres Culturas de este municipio malagueño de
poco más de 3.000 habitantes empadronados.
Cultura tolerancia música festival
Para recorrer Frigiliana con los
peques, nosotros nos subimos al tren turístico que además de pasear la ciudad,
va contando al visitante algunas de las curiosidades de la historia del
municipio y de la sierra en la que está enclavado. 
Es la forma más divertida de
aprender historia y de comentarla con ellos y enlazarla con lo que les cuentan
a veces en algunos de sus libros.
Lo mejor del recorrido sin duda es
hablar de tolerancia, de paz y convivencia entre iguales, da igual la época, la
religión o la costumbre siempre que unos y otros sepamos respetar lo que nos
hace distintos y apreciar lo mucho y bueno que tenemos en común. 
No dejamos de
aprender cada vez que salimos de casa ¿no os pasa a vosotros algo parecido?

Viajar. Cuando Estamos Inmersos en Disfrutar del Viaje: la Playa

La semana pasada alimentábamos el
espíritu con las pinacotecas que crecen en Málaga a un ritmo continuo y
esperanzador.
Hoy voy a llevaros a algo más terrenal
pero igual de necesario y seguro que lo vais a ubicar donde vosotros queráis, en mi caso los últimos años ha sido Málaga pero los dos anteriores fue Galicia…
Cuando se va de vacaciones hay dos
lugares, dos emplazamientos que se abandonan más o menos, uno es la cocina y el
otro la casa, así en general y para ello hay que buscar alternativas…
Pues de esas alternativas os quiero hablar hoy
en el post.
¿Os venís?

Si nos escapamos de casa en vacaciones
es para dar esquinazo a la rutina, al menos a nosotros nos pasa y más desde que
mis hijos son algo más mayores y sus horarios se pueden relajar tanto como los
nuestros sin que se genere ningún problema de convivencia.
Salimos de casa, de la nuestra y de la
nueva en la que hayamos decidido ubicar nuestro cuartel general durante los
próximos días. 
Salimos de las paredes de la casa para perder la mirada en el
mar, en el agua, en el horizonte. Para hundir los dedos en la arena, para
quemarnos los pies, para caminar mientras el agua nos besa los tobillos, para
jugar a buscar piedras, a dibujar con palos, a crear flechas y lanzas, para
cazar medusas y dejarlas en un cubo y enseñárselas a todos los niños con los
que nos crucemos y contar nuestras aventuras como expertos cazadores.
Salimos de casa para no hacer nada,
“nadear”, el verbo que rige nuestras vidas bajo la sombrilla, en la toalla, en
la hamaca, con un libro entre las manos, o una revista, o una música en el
móvil que simplemente nos llena la cabeza de sueños o recuerdos y la cara de
sonrisas sin un motivo claro. No sabemos por qué ni como ha llegado hasta ahí
pero ahí se queda durante un momento que nos sabe a gloria.
Relax Vacaciones Playa
Nos tumbamos como si estuviéramos
cansados de nada y les miramos y vemos cómo crecen a cada minuto, como el sol
traicionero les ayuda a que sus huesos les hagan mayores o mejor dicho, les
hagan grandes, la vida es lo que les hace hacerse mayores… la velocidad
obviamente dependerá de las circunstancias de cada uno pero ahora no hay
circunstancias porque simplemente estamos de vacaciones en la playa y el mundo se ha
quedado a nuestra espalda. 
Hasta dentro de unas horas no volveremos a él, si
volvemos.
vacaciones playa reflexión descanso familia
Como os decía, salimos de la casa y de
la cocina pero hay que comer, quizás yo perdonaría alguna comida por no romper
la magia del momento pero tengo dos cachorros que necesitan combustible para
esos músculos y esos huesos que se van estirando poco a poco, sin pausa.
Pocos placeres más fáciles de recordar
que encontrar “tu chiringuito” en “tu playa” en el que alimentar el cuerpo sin
dejar de anclar el espíritu a esa relajante “nada” que tenías en la orilla, en
la toalla, en la sombrilla.
Nosotros lo hemos encontrado y además,
los dos aventureros-gastronómicos que tengo por hijos (uno más que el otro) han
descubierto sabores, productos y texturas gracias a las visitas al chiringuito
a la hora de comer.
Una estrella michelín no le darán en
la vida pero ni puñetera falta que le hace. El bienmesabe lo bordan, los
espetos son espectaculares y los boquerones fritos tienen a su fan número uno
en ElCanijo, el gazpacho les sale de fábula y la ensalada de la casa es la mía,
junto con las croquetas caseras y el calamar a la plancha que es el ojito
derecho del SantoPadre.

Un chiringuito en el que hacer esa
parada técnica imprescindible para seguir “nadeando” después y tras la
sietecilla veraniega de rigor porque estamos de vacaciones y porque es agotador
no hacer nada de nada… ¿qué no?
descansar relax familia reflexión

Viajar. Málaga. Las Grandes Pinacotecas del Mundo se la Rifan.

Creo que hoy que ya hace más frío que
calor, que ya se nos está borrando el moreno de la piel, que ya estamos
inmersos en las rutinas escolares y laborales, hoy es el día perfecto para
empezar a hablar de vacaciones.
Sí, suena a cruel y a rebuscado
¿verdad?
Bueno, lo mismo lo es… no voy a
negarlo yo a estas alturas de la película bloguera pero también es verdad que
así vamos abriendo boca para los próximos días libres que se ven por allí… por
el horizonte… ¿unas pequeñas vacaciones navideñas tal vez?
Pues por eso mismo… nos vamos a Málaga
que los viernes apetece escapar de la semana que dejamos atrás.

Málaga es muchas cosas pero hoy quiero
hablaros de cultura.
Málaga se está convirtiendo gracias a
una acertada política cultural y turística, en uno de los lugares más
apetecibles para pasar unos días libres en los que combinar muchas cosas
buenas. Las playas son innegables, el sol es una realidad más de 300 días al
año, pero además hay mucho y muy bueno que recorrer culturalmente hablando en
Málaga.
Hoy nos dedicamos a los cuadros, las
pinacotecas malagueñas que son de muy alta calidad y seguro que para algunos
más que sorprendentes.
Picasso
Poco que añadir después de citar el
apellido de uno de los malagueños más ilustres y conocidos de la historia. Su
museo no es muy grande pero sí tiene gran parte de lo mejor de la producción de Pablo Ruíz Picasso. 
Lo tengo en la lista de “pendientes” aunque también
reconozco una cosa y aunque suene a aberración, no está el primero de esta
lista. Es una cuestión personal, de gustos y de prioridades, eso también es verdad…
Museo Picasso Málaga
Rusia
Este sí, sin embargo este museo sí que
está el primero de mi lista de cara al próximo año, a las vacaciones
veraniegas. Hay que ir preparando una lista de opciones más allá del sol y la
playa que por supuesto, en Málaga son un lujo.
Me parece una de las pinacotecas más apetecibles del panorama nacional, tiene pinta de mostrar obras a las que
nuestros ojos no siempre están todo lo acostumbrados que deberían. Es una forma
magnífica de aprender historia, sin duda.
Museo Colecciones Rusas Málaga
Thyssen
Sí, hay una delegación del Thyssen en Málaga. No es lo mismo, no es el mismo concepto, creo que en este caso la
colección es propiamente de Carmen Cervera pero como no lo tengo muy claro
porque aún no hemos podido recorrer sus salas, lo dejo ahí y ya os lo contaré
con todo detalle cuando lo conozca de primera mano.
Museo Carmen Thyssen Málaga
Pompidou
Sí, este es el que recorrimos este
verano.
Sí, con los niños.
Lo disfrutamos, aprendimos, jugamos,
soñamos y dimos salida a nuestras propias explicaciones, a lo que las obras de
arte contemporáneo que pueblan sus salas, nos provocaban a cada uno de
nosotros. Tengo que reconocer que ElMayor disfrutó más que ElCanijo, es lógico
supongo, es una cuestión de edad, ya llegará…
Y también tengo que reconocer que me
encantaron las explicaciones de los dos a obras que a veces angustian al verlas
y sobre todo al analizarlas.
Explicarles que no todo el arte tiene
que ser bello que la respuesta ante una obra no tiene que ser siempre agradable
y sentir como ellos lo entendían y lo compartían, es de esas cosas que te
animan a seguir, que te da la sensación de que algo estás/ estamos haciendo
bien con la educación de nuestros hijos, con animarles a pensar y a analizar lo
que les rodea.
También os digo que son niños, que
vieron un micro y una cámara, que dedujeron que aquello se podía traducir en un
juego, que jugaron y que hasta una conserje les tuvo que recordar que en un
museo ni se corre ni se anda deprisa, por muy emocionado que uno esté.

Centro Arte Pompidou Málaga
Muy recomendable el Centro Pompidou de Málaga también es verdad y es curioso que de las veces que hemos visitado París, aún no hemos tenido tiempo de recorrer el museo matriz, el Centro Pompidou propiamente dicho, algo que creo que deberíamos solucionar en la próxima visita ¡sin falta!
Muy cómodo para recorrerlo (el de Málaga), para pasearlo y para encontrar ayuda,
colaboración y complicidad entre sus trabajadores. Uno de esos museos a los que
la verdad (y no siendo demasiado fan del arte contemporáneo, ya os lo digo) me
gustaría volver quizás el año que viene, quizás en las próximas vacaciones…
¡quién sabe!