No hace falta que los museos sean parques temáticos pero tampoco mausoleos

menos museos aburridos

Hay una línea muy fina que empuja a la educación al abismo del aburrimiento, hay una línea casi invisible que hace que un museo sea un lugar al que los niños van cogidos de la oreja o con ganas más que de sobra.

Lo mismo es cosa mía pero no veo mal que las instituciones culturales se actualicen, llamadme frívola que yo no digo que no tengáis razón.

También es cierto que de modernizarse a banalizarse hay también una peligrosa línea muy fina, es complicado pero ¿por qué no intentarlo?

Continuar leyendo “No hace falta que los museos sean parques temáticos pero tampoco mausoleos”