Maternidad. Lo Injusto de Morir al Dar La Vida

¿Sabes cuándo un día te llega a tu buzón
un mail que te cuenta algo interesante y de pronto te acuerdas de un artículo
que leíste en una revista sobre un tema del que te apetecía hablar en el blog porque era igual de interesante?Sí, es un poco enrevesado, lo sé pero
las cosas a veces ocurren así. Me ocurren así a mí y cuando menos es curioso.Pues eso me ha pasado con la ONG AMREF y su programa “Stand Up For African Mothers” un programa que coincide en algunos puntos
con otra ONG sobre la que hablaba Christy Turlington en una antigua entrevista de
la revista ELLE del mes de Octubre de 2014.

No sé si conocéis la labor de estas dos ONGs a mí
me parecen ambas muy interesante porque ambas se enfrentan a una de las realidades más crueles: la de morir en el momento de dar vida. Las muertes de las mujeres en el momento de parir.

¡Tremendo!

Como os decía, hace algunos meses llegaba
a mi correo un mail de  la ONG AMREF.
Una ONG que trabaja para fomentar la salud de las mujeres y los bebés recién nacidos en África, dos de los grupos de población más abandonados en temas de salud,
las mujeres en general pero más concretamente durante sus periodos de embarazo y en el momento
del parto y los bebés, todos pero sobre todo los recién nacidos.
Este video es suyo y deja muy claro a lo que se enfrentan las mujeres en Africa en el momento de alumbrar a sus hijos en demasiados lugares y en demasiadas ocasiones, es coto pero contundente, no dejéis de verlo…


No hace falta que os diga que muchas de
las enfermedades que actualmente son mortales en África, en países como el
nuestro son fáciles de prevenir y de curar. Por eso ellos, desde esta ONG, se
han propuesto formar a 15.000 matronas africanas para que sean ellas las que
trabajen en sus comunidades, han previsto que con esta acción podrán reducir
hasta en un 25% la mortalidad de mujeres y niños en el momento del nacimiento.
 
Esta campaña en concreto se denomina “Stand Up For African Mothers” y cuando
leí esto en el mail me vino a la mente la entrevista que la revista ELLE España
del mes de Octubre de 2014 le dedicaba a Christy Turlington y en la que ella hablaba
precisamente de otro proyecto, de otra organización muy parecida que ha fundado ella misma “Every Mother Counts”.

Por razones de edad a lo mejor algunas
no sabéis quien es Christy Turlington, fue una de las modelos más importantes
de los años 90’ formando parte del “DreamTeam” de las modelos más buscadas y
mejor pagadas junto a Linda Evangelista, Claudia Schiffer, Elle McPherson,
Naomi Campbell y Cindy Crawford. 
Obviamente ahora Turlington se ha reinventado
porque la moda ya sabéis que es tan estúpida que considera la edad como un
impedimento para subirse a una pasarela, una pena. 
Pero lo que os decía,
Turlington entre otras cosas, resulta que ahora saca tiempo para crear una ONG con la que denunciar que “..cada minuto una mujer muere a dar a luz..” en el mundo y el 98% de los casos podría evitarse.
Una cifra que nos deja heladas a las que hemos tenido hijos, a mí me pasó al leer la entrevista.
En 2010 Christy Turlington, dirigió su primer documental sobre esta tremenda realidad, se titulaba “No Woman. No cry.” 
Ahora está inmersa en un nuevo corto sobre este asunto “Every Mile. Every Mother” en el que muestra a distintas mujeres todas ellas runners recorriendo una distancia equivalente a la que se ven obligadas a recorrer otras mujeres en otros lugares para tener acceso a los servicios básicos prenatales. Sin duda dos realidades cruelmente distintas y distantes.
Me llamó la atención leer su sensatez en esa entrevista firmada por Claudia Saiz en aspectos como que se reconozca por encima de todo lo demás como una madre y una mujer que se gusta y que defiende las marcas de la edad aunque no por eso deje de cuidarse para sentirse bien consigo misma, una mujer que dice que “..nuestra cara es el mapa de nuestra vida..” y que “Soy una mujer con arrugas. No quiero parecer más joven de lo que realmente soy.”
En un momento en el que algunas se borran la cara para fingir una juventud de plástico que no existe, leer pensamientos como estos viniendo de una mujer que se ha formado a golpe de pasarela me reconforta con la sensatez y el sentido común… ¿no os parece?

Mamás Pluriempleadas: Una Mamá Fotógrafa para La Gran Primera Foto de Su Vida

el complicado mundo del pañal

Primer mes del año y primera nueva entrega de
Mamás Pluriempladas.

Hoy os traigo una mamá valiente que se ha
puesto el mundo por montera y ha decidido que era el momento de ponerse a hacer
justo lo que más le apetecía laboralmente hablando. Ella es fotógrafa y bueno…
ya sabéis que hay muchas y buenas fotógrafas cerca, pero es que además, ella se
ha especializado en fotografiar justo el momento en el que aparece ese nuevo
ser en nuestras vidas. Fotografiar el momento exacto del nacimiento.
Fotografías de partos.. ¿no os parece que es una mamá atrevida por lo menos?Bueno, mejor que lo cuente ella.. ¿no?Se llama Eva, Eva Gascón y es nuestra Mamá
Pluriempleada Fotógrafa
 (que no teníamos ninguna…)

Eva Gascón fotografía parto

MMFT.- Lo primero Eva como siempre es saber
¿cómo lo haces?¿dónde está el truco?¿cómo te organizas como “Mamá
Pluriempleada”?
EG.- Pues por lo general suelo tirar de ayuda
externa. Tengo un “buenpadre” que lleva y trae a la peque de la guarde (veremos
como me apaño con el colegio) y que suele tener las tardes libres para pasar
una tarde de juegos. Y si cuando empiece el cole, toca que él también tenga un
proyecto personal, pues tenemos a dos abuelas fantásticas que, como no las
explotamos mucho, están deseosas de venir a quitárnosla de las manos.
A veces me puede el caos y me siento incluso
cómoda en él pero esto de la maternidad, aparte de paciencia, me ha traído
mucha estructura. Y es que vivir en el caos ordenado de mi universo molaba pero
eso de saber lo que tienes que hacer en cada apartado del día, también tiene su
aquél.
MMFT.- ¿Y por qué la fotografía?¿Siempre has
querido ser fotógrafa o te has reinventado?
EG.- Yo soñaba con dedicarme a la fotografía
desde adolescente, pero mi madre era de “poner los pies sobre la tierra” así
que entre su guía y los derroteros por los que te lleva la vida, no pude
potenciar más allá del hobbie. Luego vino una época en la que mi vinculación
con el deporte era muy estrecha y me ofrecieron empezar a ejercer como
fotógrafa de eventos deportivos y yo ¡¡encantada!!
Sin embargo, esa misma vida, que me había
llevado tan pegada al suelo, decidió en 2009 darme un marido pero quitarme a mi
padre y ahí empezó la reinvención, el decidir sentar la cabeza donde tenía el
corazón (aunque ciertamente, no fuera tan beneficioso).
Eva Gascón fotografía nacimiento
MMFT.- ¿Y por qué fotografías el momento del
parto?¿Qué crees que puede descubrir tu cámara de ese momento?
EG.- Bueno, llevaba unos años dedicada a la
fotografía infantil en su rama más comercial y poco a poco me fui
desencantando. Que los niños miren a la cámara está muy bien y puedes llegar a
captar miradas intensas; ver dormir a un bebé y tener calma para retratar cada
uno de sus detalles es algo precioso, pero me daba cuenta de que a mí lo que me
gustaba era ver a los padres disfrutar con sus hijos, captar todas  esas acciones cotidianas que son las que
hacemos el 99% del tiempo.
Tengo una hija a la que ni “la encantadora de
bebés” podría dejar dormida en un almohadón más de dos segundos, que se pasó
berreando sus primeros meses y a la que el baño le empezó a gustar cuando tenía
seis meses… En mi casa no había fotos “Pinterest” y… ¿sabes qué? Pues que no me
arrepiento de haberle hecho fotos llorando o rodando haciendo la croqueta en el
suelo porque con esos momentos los que nos llevan de un momento feliz a otro y
también está bien recordarlos y sacarles el lado poético.
Con esta filosofía me empecé a fijar en otras
fotógrafas fuera de España y ver cómo mezclaban ese estilo fotoperiodístico con
la fotografía infantil. Me encantó. Pero cuando aluciné fue cuando descubrí la
fotografía del parto. Esas imágenes que aparecían en mi pantalla transmitían
fuerza, complicidad, felicidad,… Eran las fotos reales del primer cumpleaños de
tu hijo o hija, el momento en el que te convertías en madre  padre por primera vez o por enésima vez, era
emoción en estado puro… y me rendí ante ellas.
Recuerdos fotografía parto Eva Gascón
Ya sabía yo que traer esta idea a España iba
a ser algo complicado, pero no por ello dejé de intentarlo. Tras muchos
contactos, entrevistas con parejas, hospitales, matronas, doulas… por fin
encontré unos incautos decididos a probar. Después de esa experiencia ya no
tuve escapatoria ¡Estaba enganchada!
Vivir el momento del parto desde fuera, sin
estar implicada más que en captarlo, te hace ver la cantidad de momentos únicos
que se dan, momentos que contienen dolor, angustia, miedo, rabia, frustración,
impaciencia y hasta cabreo, pero también ves el apoyo, el acompañamiento, la
fuerza, el emponderamiento, la liberación, la alegría, los chorros de emoción
que salen al verle por primera vez, la incredulidad de haber hecho algo tan
bello, el poder captar su primera mirada y la mirada cómplice de la pareja que
en un instante, se dan cuenta de que ya no están solos, sino que son una
familia. Poder estar presente en esos momentos y dejarlos para el recuerdo…¡es
todo un privilegio!
MMFT.- ¿Fotógrafa y “emprendedora”?¿Hay que
tener mucho más valor que inconsciencia o al revés, tal y como están las cosas
en este país y en este momento?
EG.- Es cierto que hay que tener un punto de
inconsciencia y que la situación actual (bueno, las pasadas no fueron mejores)
no nos lo ponen muy fácil a los emprendedores. Rezo por que alguno de los
partidos que llevan en ese panfleto llamado “programa” una solución para
incentivar el trabajo por cuenta propia, lo lleven a cabo de verdad y así saber
que tengo opciones para seguir adelante y cumplir mis sueños dedicándome a mi
pasión y a aquello en lo que soy realmente buena.
Eva Gascón Fotografiar Nacimiento Parto
Para lanzarte a construir algo tú mismo has
de saber “liarte la manta a la cabeza” y echarle “un par” pero si algo he
aprendido tras varias aventuras de emprendimiento es que hay que echarle valor
y cabeza al asunto. Pensar y desarrollar la idea, invertir en gente y material
que sean de buena calidad y cuando veas que estás cerca pero que el precipicio
está muy oscuro… sacar ese lado loco que tenemos todos y lanzarnos.
Como madre, sabes que el niño igual se va a
caer pero si lo hace, ya le habíamos preparado y la caída no tiene por qué ir
más allá de un rasguño (para que ninca olvide los errores) una llorina (para
ahogar el orgullo herido) y mucha fuerza para volverse a levantar. Muchas veces
te sorprenden: dan un salto imposible y caen de pie y con una sonrisa. ¡Pues en
esas estamos! Jejejejeje
MMFT.- Arrancamos año y ¿qué le pedirías como
mamá y como fotógrafa al año que empieza?
EG.- ¡Uff! Soy de ponerme pocos objetivos
para poder sentir el orgullo de haberlos cumplido.
Como madre, que mi hija siga siendo tal y
como es, aunque si me obedeciera un poco más y desayunara en condiciones sería
la leche.
Como empresaria, superar este año, conseguir
financiación (de utopías también se vive…) y si hacia mitad de año puedo ir
devolviendo algo de los préstamos me consideraría triunfadora.

Como fotógrafa, seguir trabajando en lo que más me gusta, que muchas mamás se animen a dejar recuerdos diferentes a sus
hijos y llegar a más congresos y encuentros con colegas para poder seguir
creciendo como profesional.
Eva Gascón fotografías nacimiento

#150 Palabras: Mismo, Instante, Persona

Bueno, pues ya… la jefa se ha puesto
al tema y ya ha encontrado las primeras tres palabras para el primer relato de “150
Palabras” de este año 2015.
Le ha costado 10 días… sí, es que la
jefa se toma estas cosas muy en serio, las cosas de las vacaciones digo…
jurjurjur
Ya está, ya está…
Os dejo con el relato de esta semana que
teniendo 150 Palabras tres de ellas tienen que ser obligatoriamente: persona,
instante, mismo.
A ver qué os parece…

“Y en ese mismo instante se dio cuenta
de que se había convertido en una persona distinta, nueva, diferente. Ahora
sólo quería saber si podría ser mejor persona de lo que era antes, ahora sólo
quería conseguirlo, por ella y por él. Eso de la maternidad empezaba ahora y el
cambio ni se imaginaba de qué dimensiones podría llegar a ser pero hasta cierto
punto le daba igual, esas manos, esos dedos, esos pies y esos ojos cerrados y
tranquilos, bien merecían la pena cualquier cambio. Porque nunca podría ser
malo lo que trajera algo tan precioso bajo el brazo.”

Llegó un Nuevo Bebé. Llegó TuBebeBox para Crecer Contigo

Ha llegado el mensajero y yo no estaba..así que ha dejado una caja en el despacho de al lado. Una compañera ha tenido a bien recogérmelo y me lo ha dado un día después (hay gente maja en mi curro..)
Una caja llena de cosas útiles para una reciente mamá y cuando digo llena es porque la caja de TuBebeBox venía llena, literalmente.
Los productos están colocaditos como en el tetris, sin  dejar casi ni un hueco libre y eso.. eso está muy bien, la verdad.
Una caja que va a llegar cada mes a casa para que os cuente lo que esconde en su interior.
Una caja con una clara intención de ayudar a la reciente mamá y eso se nota en sus “tarjetas”.
Sí.. ¿queréis saber que cuentan estas tarjetas?
jejejejeje.. pues venga.. ¡¡dadle!!


Como os decía, viene cargada de productos y estos a su vez, están comentados y “juzgados” en unas útiles tarjetas por un nutrido grupo de “mamás expertas” que aportan su granito de arena a través de su sincera opinión, de cada uno de ellos.
Sí, en alguna de esas tarjetas puede que leáis algo de lo que yo pienso de algunos de los productos que se seleccionan para estas cajas de TuBebeBox.

Esta es la primera caja de TuBebeBox y ha venido repleta de contenido de lo más interesante para un recién nacido. Desde un chupete de MiPipo a una pegatina de PegatinasEnFamilia pasando por una pulsera y un chupetero de Maminebabá.
Todo es una delicia, la pulsera por supuesto ya imagináis lo poco que ha tardado en aterrizar en mi muñeca..


La libreta de MySalus es muy útil para apuntar “de todo” las primeras semanas de tu primer hijo en casa, obviamente después todo se relaja bastante pero ¡una libreta siempre es bienvenida!
Y el juguete de Tomy de su linea LAMAZE, específica para bebés, es de los que siempre son bienvenidos. El peque lo disfruta, le relaja, le entretiene y es un acompañante ideal para paseos en el carro o en el coche. Debo reconocer que la firma CATTIER no la conocía aunque ahora que he investigado, veo que tiene muy buenas referencias ¿y qué decir de los productos de Crea-M? sólo se puede ser una auténtica fan de ellos.

Perchas pequeñitas para bebés recién llegados a casa que quieren estar bien guapos con ropa que no se deforme por unas perchas demasiado grandes, de la firma Erum
Una pegatina de PegatinasEnFamilia que une diversión con ternura y para ternura, como no podría ser de otro modo, un arrullo amoroso de BonjourBébé, con unas rayas de lo más delicadas. Los arrullos me encantan, ya lo sabéis, me parecen de esos productos prácticos y que se pueden usar desde que tenemos entre los brazos a nuestro bebé por primera vez y hasta… ¡¡no sé, yo los sigo usando aún!!

Lo que os decía, esta primera caja de TuBebeBox me ha encantado, tanto como el proyecto de Lola, una mamá valiente que se ha puesto el mundo por montera o mejor.. lo ha metido en una caja ideal para nuestro bebé o el de nuestra amiga, prima, hermana, vecina, compañera de trabajo,…. jejejejeje

150 Palabras: Momentos Felices de Verdad (picoteaban, puerta, amanecía)

Hoy toca echarle un poco de imaginación y me sumo a la iniciativa de Marta y sus 150Palabras.
Un relato de sólo 150 palabras, ni más ni menos.
Además un relato en el que hay que incluir estas tres: amanecía  –  picoteaban  –  puerta
Y con todos estos mimbres… este es mi relato, a ver qué os parece a vosotros…

¿Ya?
¿En serio?
¿Tan pronto amanecía?
¿Desde cuándo amanecía tan pronto?
Esa luz que entraba por debajo de la puerta no podía ser de una
farola, era demasiado intensa, esa luz tenía que ser el amanecer.
Sí, amanecía.
Confirmado después de mirar el reloj de la mesilla.
Y ella no había dormido más de tres horas seguidas durante eso que
llamaban noche  porque sus polluelos “picoteaban
cada dos horas desde que nacieron.
Sí, colechaba con ellos y eran eso, sus polluelos, sus
cachorritos, sus bebés.
Estaba feliz al verlos dormidos a su lado, justo en medio de la
cama, entre ella y el padre de esos polluelos que habían puesto sus vida patas
arriba.

Se acurrucó de nuevo, les arropó otra vez y cerró más fuerte los
ojos, todos dormían tranquilos en su casa y en su cama amaneciera o no y eso
era algo muy parecido a la felicidad.

Regalos e Información Siempre son Bienvenidos: NonaBox, CasualPlay, Tweekaboo

Y sigo dando las gracias a las empresas que se ponen en contacto conmigo gracias al blog, como ya os contaba
un poco en el post de ayer.

Hace tiempo que sabéis que recibimos
en casa una NonaBox cada mes con los productos que se envían a todas aquellas
personas que se suscriben a estas cajas, cargadas de productos para probar y
para descubrir por las recientes y futuras mamás.Pero es que además, nos han enseñado
una aplicación chulísima para los que colgáis preciosísimas fotos en vuestro
muro de FB que se llama Tweekaboo.Y para terminar, nos invitaron a
conocer las novedades de una de las firmas de carritos para bebés más conocidas
de este país CasualPlay.¡¡Cargadita vengo!!

 Abrimos la caja y lo primero que vemos
es que este mes el papel que delicadamente envuelve todos los productos es
rosa, como los lazos que apoyan y ayudan a todas las personas que cada día
luchan contra el cáncer, concretamente el cáncer de mama. Esto de ponerse en el
papel de las mujeres, esto de cuidar los pequeños detalles es una de las cosas
que me gustan de las cajas NonaBox y por supuesto de las manos que están detrás
de estas cajas.

Este mes ha traído una nueva muselina
o arrullo de Aden+Anais que como siempre es una delicia tanto por el tacto que
tiene como por el diseño y el material con el que se hacen estas muselinas. Me
encantan y son de estas prendas que crecen con los peques, de bebés les damos
un uso y según van creciendo les vamos encontrando nuevas utilidades.

Un patrón de “We Are Knitters” para
hacer un gorrito de lana para el bebé… esto es una declaración de intenciones
para mamás como yo que se lleva tan mal con las agujas y las madejas de lana… Una camiseta de un precioso tono rojo de la marca “Chocolate” y una lámina de “Las Domitilas” para decorar la habitación del peque, por ejemplo.

Pomada para el culete del bebé, para
evitar la posibilidad de que surjan rojeces e irritaciones y un gel de
rejuvenecimiento genital que me ha dejado loca porque la verdad no tenía ni
idea de la necesidad de rejuvenecer determinadas zonas del cuerpo femenino. No
sé si tampoco esto será de una tremenda utilidad para la reciente mamá o una de
sus máximas preocupaciones cuando se acaba de tener un bebé. 

Semanas antes a través de mail
contactó conmigo la gente de Tweekaboo, ofreciéndome la posibilidad de probar
su aplicación. De lo más sencilla y de lo más curiosa, sobre todo si sois de
compartir momentos de vuestra vida, mediante fotos a través de vuestro FaceBook.
Si sois de estos, esta app os va a encantar. No sólo recoge las fotos que
tenéis colgadas en vuestro muro, además las acompaña de los comentarios que se
hayan podido generar sobre ellas y además os las organiza por orden cronológico
y todo. Yo no soy muy de subir fotos y aún así, me ha parecido un resumen de lo
más tierno.

 

Y para terminar os cuento lo divertido
y lo curioso que fue pasar la tarde con la gente de CasualPlay, con sus
diseñadores y sus ingenieros. Me gusta que las empresas sean conscientes de que
las madres no nos dejamos las neuronas en el paritorio. Que sí, que nos puede
gustar que los colores de la capota del carro coordinen entre sí pero
infinitamente más nos preocupa la comodidad y la seguridad de nuestro bebé en
ese carro o en la silla que instalamos en nuestro coche que además tiene que
ser fácil de usar varias veces al día.


Me gustó la charla, me gustaron las explicaciones,
me sorprendieron las novedades, me agradó saber que invierten en I+D+i en su
empresa. Y como es lógico, me gustaron las novedades que nos presentaron a un
grupo de mamás blogueras a las que siempre, siempre, siempre, da gusto volver a
ver aunque sean ratitos tan pequeños.

En la FanPage del blog tenéis muchas más fotos sobre estos “ferraris” de los carritos para bebés.

Guapas y estilosas todas ¿verdad? 

De Familias Numerosas Habla Quien Sabe y No Soy Yo…

Sí, sé que no os lo vais a creer pero
hay cosas que desconozco.
¡Increíble! ¿verdad?
Bueno, pues es así.
Ni como mujer, ni como madre, ni como bloguera, ni
como tuitera. No las sé, sencillamente las desconozco. Son pocas, es cierto
pero están ahí…
Así que he pensado que sobre aquellas pocas cosas que
desconozco y esas otras que me hacen dudar a veces, voy a consultar a las
expertas. Sí, he escrito expertas y habéis leído expertas.
Puede haber temas que desconozca una
mujer-madre-bloguera-tuitera, son asuntos que sólo sabrá exponer y explicar
otra u otras mujeres-madres-blogueras-tuiteras y si ellas también lo
desconocen, entonces es que el asunto no existe o no tiene la menor importancia
que para efectos prácticos es exactamente lo mismo.
Y hoy yo iba a hablar con tres “expertas” en
familias numerosas, pero de momento me quedo con la pedazo de explicación que
se ha currado una de ellas para dejarme el concepto bien clarito… ¡¡no perdérsela
que es de esas que sientan cátedra!!

A ver, a mí el concepto de familia numerosa se me
escapa. 
Soy hija única desde que nací, tengo dos churumbeles y
no pienso tener ni uno más y además el SantoPadre también es único e
inimitable. 
Conclusión ¿cómo puedo yo hablar de las familias numerosas con
conocimiento de causa?
Obviamente no, yo no puedo.
Pero le paso un mail a mi amiga Verónica que es una TriMadre como la copa de un pino, a la tierra
de las flores, de la luz y del amor con la cuestión y ella… ¡¡se curra
tooooodo este post ella solita!!¡¡Olé, lo que es tener las ideas bien claras y
querer y saber compartirlas!!¡¡Gracias solete!!
¿Qué significa para ti en estos
momentos ser una familia numerosa y cuáles son sus ventajas e inconvenientes?
“Bueno, Pilar, ya me conoces… Has osado
hacerme una pregunta y no me has limitado el espacio, así que aquí sale mi vena
jurista, y me dedico a diseccionarla para estudiar cada una de las hipótesis.
¡Allá voy!
Cuando te refiere a “estos momentos”
puedo entender que aludes a dos planos o realidades.
Si hablamos de mí, de lo que
significa ser madre de tres retoños en esto momento de mi vida, tengo que
referirme a dos aspectos: el tiempo y la responsabilidad.
– Respecto al tiempo, o más
bien a la falta de tiempo, creo que no hay que hacer ningún esfuerzo mental
para entender que una madre de tres niños pequeños, uno de los cuales es
todavía bebé, tiene un gran déficit de tiempo. Pero ¡ojo!, no de tiempo libre o
de ocio, ¡eso ya es una entelequia!. Yo me refiero a la escasez de tiempo para
atender debidamente todas mis obligaciones o tareas. Quizá es que yo soy
demasiado exigente conmigo misma, pero una gran desventaja para mí de ser madre
de una familia numerosa es la permanente sensación de que no dedicas a cada uno
de tus hijos la atención individual que merece. Te pasas el día corriendo,
anotando mentalmente todas las cosas que hay que hacer, llevar o recoger, los
sitios a los que los tienes que llevar, los recados que tienes que hacer, y
¡claro! Hablas con ellos, pero siempre que haces balance del día ya en la cama,
acabas con el mismo regusto amargo de ¡no le he dicho a Fulatino lo mucho que
le quiero!, ¡no le he preguntado a Menganito por el dolor de tripa!, ¡no sé qué
tal le ha salido la prueba oral de inglés a Zutanita!, y así todos los días.
Siempre hay algo que se me queda en el tintero.
– Respecto a la responsabilidad que
decía, ser madre de tres es un auténtico desafío a mis capacidades de
organización, de gestión emocional, de buscar el equilibrio entre tres fuerzas
a veces antagónicas – que ríete tú de Star Wars- , pero sobre todo es un reto a
mi propia madurez para sobrellevar la enorme responsabilidad que supone sacar
adelante a tres criaturas en una sociedad convulsa y un poco enferma en valores
(para qué negarlo) como la nuestra.
Retomando tu pregunta, si cuando
hablamos de lo que supone para mí ser madre de familia numerosa en estos
momentos, estamos hablando de lo que supone hoy, 14 de octubre de 2014,
tenemos que hablar necesariamente de situación actual de la economía y el
panorama laboral.
La coyuntura actual es un desafío para
casi todas las familias, para mantener el nivel de vida en algunos casos, para
llegar a fin de mes en otros. Afortunadamente, nos encontramos de momento en el
primer grupo. No tenemos que hacer cuentas para comprar las lentejas del 31 de
cada mes, pero la situación obliga a apretarse el cinturón para tener una malla
de seguridad ante posibles contingencias. Así que ser madre de tres supone en
estos momentos pensar y repensar antes de dejar que cualquier gasto periódico
entre a formar parte de nuestro presupuesto, ahorrar en la cesta de la compra,
revisar contratos de suministros y educar a nuestros hijos en el consumo
racional y en el reciclaje.
Creo que hasta ahora solo he hablado de
las desventajas de ser familia numerosa, pero por supuesto que considero que
tiene enormes ventajas para todos.
Para nuestros hijos, creo que crecer en
una familia de cinco les educa de forma automática en determinados valores como
la paciencia, la espera y la generosidad. A nivel individual es la oportunidad
de crecer con “dos amigos” de distintas edades, así que se sienten acompañados
en sus juegos y aventuras. Para mí es un reto a todos los niveles hasta la
extenuación, pero también es una oportunidad para sacar lo mejor de mí,
rodearme de amor del güeno y sentir una enorme satisfacción
por dedicar mi tiempo a algo realmente valioso: criar a tres personas con todo
el futuro por delante.

UN ABRAZO AMIGA!!!!”
¡¡Otro enoooorme para tí, hermosa!!

La Epidural y Yo

ácido fólico

Dos veces. No una sino dos veces he tenido una
relación intensa con la epidural. Una por cada cachorrito.Y digo intensa por no decir.. en fin..Que sí, que la analgesia funciona lo pude comprobar pero poco, sin excesos,
un poquito y ¡ya!..¡al tema!Eso sí, si tuviera que volver a entrar al paritorio llevaría tatuado en la
frente algo así como “me ponen la epidural a la de YA o no respondo, aténganse a las consecuencias”.

Lo de llegar a parir a eso de las 11.30 de la noche de un sábado y más si
es tu primer hijo pues como que mejor no, ¡atentas amigas embarazadas a punto de caramelo!
No digo
que os programéis el parto pero.. mejor a primera hora de la mañana del sábado
o a media tarde, después de la siesta y sino.. pues dejadlo ya para el lunes.
A las 23.30h yo debí pillar fatal al anestesista, estaría viendo el fútbol,
el final del “Sexto Sentido”, leyendo algún libro de Danielle
Steele… ¡¡qué sé yo!!
El caso es que por más que le llamaba la matrona el señor anestesista no
tenía ganas de bajar a atender a una primeriza a esas horas.. ¡¡qué mal gusto
ponerse de parto a estas horas de la noche de un sábado, por favor!!

Cuando bajo amenaza a su integridad física, deducible por el tono de la
matrona, el pedazo de gañán se digno a bajar a atenderme, me plegó para poder
pinchar en la columna como si pretendiera meterme en una maleta más bien. Me pinchó, me pintó media espalda de betadine, me pegó
la cánula por la columna con esparadrapo que debía de estar de oferta, me dejó
la bomba colgando de mi hombro izquierdo y con una jeringuilla me administró
una dosis (un bolo, le llaman en el argot, creo..) y se fue por donde había venido a hacer cosas mucho más importantes (que no estaban ni en los quirófanos ni en los paritorios, todo sea dicho..) y yo noté que aquello dejaba de doler, que no me transmutaba en la niña del
exorcista y que la vida de una parturienta podía ser maravillosa… hasta que
se pasó el efecto de esa primera y única dosis…

Y mi parto siguió su curso en vivo y en directo para todos, incluída aquí la que suscribe. Con su episotomía, con sus forceps… ¡y me lo quería perder!
El segundo parto coincidencia o karma, no lo sé, no fue en fin de semana,
fue en la madrugada del lunes cuando rompía la bolsa y como una madre
responsable, me fui a duchar, me vestí y desperté al SantoPadre, colocamos a
ElMayor con los abuelos y entonces y sólo entonces, cogimos la bolsa del bebé y
la mía y marchamos para el hospital y allí nos quedamos hasta que unas cuantas
horas después ElCanijo decidió salir a ver mundo.
Sí, aquí sí tuve maquinita con epidural y comentario de la matrona dejando
las cosas claras “Oye maja que aquí has venido a parir…” ante mi
sugerencia de que si era posible me subiera la dosis que me molestaba un poco..
un poco más cada vez..
Así que me aguanté con un dolor soportable hasta que dejó de serlo
sumándose al agotamiento que tenía mi cuerpo y el de mi niño y solicité
amablemente en medio del paritorio casi a grito pelao: “¡¡¡Sacadlo yaaa!!!” porque en
este caso sí había epidural pero no ginecóloga y no se atrevía la matrona y la
enfermera a hacer el trabajo de la doctora que no estaba y que esperábamos
todos como agua de mayo incluído el SantoPadre que se ofreció a hacerle una foto
al niño para enviársela a la ginecóloga pero que por favor lo sacaran ya que
veía transmutarse a su querida esposa de elfa a horco si no le ponían fin al
laaaaaaargo parto.
Sí mis relaciones con la epidural ya véis que no han sido un camino de
rosas, debe ser eso lo que quieren decir los adultos cuando nos repiten
insistentemente en nuestra adolescencia que “las drogas son malas”
¿qué no?