Ocho destinos de otoño para perdernos unos días

ocho-destinos-de-otoño

Por si vosotros también sois de organizar escapadas en cuanto juntáis unos días os traigo hoy 8 destinos de otoño para perdernos unos días, antes de que el frío invierno lo detenga todo y no apetezca separarse del radiador.

Una maleta pequeña, un calzado cómodo y ganas de dar buenos paseos, hacer largas sobremesas y descansar en sitios de esos que sorprenden a cualquier viajero.

Continuar leyendo “Ocho destinos de otoño para perdernos unos días”

Mi WhisList para este otoño

lista deseos otoño mujer


Por buenas intenciones no será. Comer
mejor, andar más, aprender inglés, dejar de fumar quien fume… Bueno pues
además, llega el momento del mimo y el hedonismo, llega el momento del “porque
yo lo valgo”
.

Le eché un ojo a algunos de esos
deseos que no sabemos que tenemos pero que están ahí y este otoño creo que
estos son mis preferidos
… no sé si conseguiré todos pero oye, nunca se sabe y
que si queréis regalármelos tampoco es que me vaya a enfadar.

Lo primero que quiero y necesito son unas
vacaciones perpetuas, vacaciones para siempre. Que no distinga el día en el que
vivo y que no suene el despertador.
Que tampoco es tanto pedir, no sé digo
yo… que la vuelta ha sido dura y las obligaciones han llegado demasiado pronto.
No hace falta que sean en la playa, al
menos no todo el tiempo. Unos días en casa puedo estar perfectamente pero de
vacaciones.
lista deseos otoño mujer
Y estando de vacaciones seguro que
tengo tiempo de organizar excursiones con mis chicos al campo, a la ciudad, a
la playa… no sé ¡dónde surja! para eso me han enamorado estos contenedores de
alimentos.
Mi segundo deseo, estos contenedores de alimentos tan aparentes porque además son cómodos, prácticos y además
superchulos. Para transportarlos cómodamente donde mejor te parezca y para
preparar el menú completo sin problemas de que se vierta nada o se mezclen los
alimentos.
¿No los veis ideales para un día de
playa, por ejemplo?
Para descansar de la excursión, otra
de “esas necesidades que me han surgido de repente”, el tercero de mis sensatos deseos, han sido estos pijamas de
Hogwarts
que son ideales ¿verdad?
Se mezclan mi vena frikie con mi
puntito friolero y claro… ¡me vienen al pelo!
Vamos que me agenciaba también los
calcetines a juego para andar por casa que lo de las zapatillas no es que lo
lleve demasiado bien, manías que tiene una.

lista deseos otoño mujer
Y puestos a cuidarnos, de este otoño
no puede pasar que la piel y el pelo tengan los mimos que se merecen o lo que es
lo mismo: que me merezco y estos serían algo así como cuatro deseos concentrados en dos, ya veréis.
Para empezar a ver si este año freno
la estrepitosa caída que padece mi cabellera cada otoño. Primero una loción
estimulante que tiene una pinta estupenda y después, en la ducha, un champú
especial para frenar la caída y para estimular también el crecimiento.
Vamos que por mi parte, este otoño
vengo armada y peligrosa para evitar la ecatombe de mi pelo.

lista deseos otoño mujer

Pero además y metidos en harina, en la
ducha este gel va a evitar que la piel se descame y se reseque y se altere el
PH con tanta agua y tanto producto que usamos a diario y que no siempre nos
cuida como debería.
Y después, esta crema es perfecta no
sólo para hidratar sino sobre todo para nutrir que la piel también lo necesita,
sobre todo si ya hemos cumplido los cuarenta.

Para eso necesito unos minutos más de
tiempo en el baño y ser un poco constante y disciplinada pero ya veis que son
productos cómodos de usar así que esta es mi wishlist para este otoño.

lista deseos otoño

Además y como remate final y auto
regalo, este año el calendario de adviento lo quiero para mí.
Sí, mis chicos también que no digo que
no pero uno para mí solita de los que han hecho en L’Occitane para ir cada día sorprendiéndome con alguno de sus productos que si puede ser el Premium pues mejor pero tampoco le voy a poner ninguna pega al Classic… ¡ya me gustaría poderos decir que ya lo tengo en
casa!

Bueno, ya veis que tampoco es para tanto ¿verdad?

Nueve museos para descubrir, recorrer y disfrutar con los niños

Museos Madrid Asturias Londres París

Salir de casa con los niños y recorrer
uno de estos 9 museos puede ser un plan fantástico para un día de fiesta.

Porque terminamos un puente largo,
algunos la semana que viene tienen una fiesta en el ecuador de la semana y se
acerca Diciembre con un puente intermitente, así que acudir a alguno de estos
museos que hoy os traigo puede ser algo interesante y apetecible.
Además, estamos en un mes un poco raro
en el que algunos miles de padres han decidido declararse en huelga de deberes
del colegio, bueno, más bien sus hijos y plantean que por ejemplo, ir a un
museo puede ser mucho más educativo que hacer deberes durante el fin de semana.

Ya nos pusimos las botas y salimos a caminar al campo este otoño, así que nuestra dosis de naturaleza la hemos
cubierto con creces.
Como no todo va a ser campo,
naturaleza y caminar, ha llegado el momento de saciar nuestra sed de cultura y
conocimientos, la de nuestros hijos y la nuestra, por supuesto.
Además, es una opción que plantean desde la FAPA y la CEAPA como alternativa a los eternos deberes que cada fin de semana aíslan a los
niños de sus propias familias.

Tweet: Os traigo una lista con nueve museos de esos que hay que recorrer al menos una vez en la vida, de esos que hay que descubrir y disfrutar con nuestros hijos y a poder ser, a través de sus ojos.
Seamos niños con ellos al menos en alguno de estos magníficos lugares ¿os
atrevéis a esta aventura?

Museo del Prado. Madrid.

Museo Prado Pinacoteca Madrid
Estamos ante una de las cinco pinacotecas más importantes del mundo así que es lógico que abramos nuestra
lista de museos a los que ir con los niños con ella.
El tamaño importa y mucho y aún más
cuando vamos con niños asi que lo mejor es siempre que la descubramos a trazos,
por etapas, en cada visita una parte. Que los niños no se aburran es
fundamental, para ello el programa de “El Prado en Familia” os será de gran
ayuda pero atentos porque las plazas ¡vuelan!

Centro Pompidou. Málaga.

Centro Pompidou Málaga Arte
Es el hermano pequeño del Centro
Pompidou de París pero no tiene nada que envidiarle, cada uno en su tamaño y su
medida, claro está.
Recorrer las salas cargadas de arte contemporáneo y explicar a los niños que el arte a veces busca más la respuesta
del espectador aunque esta no sea agradable, que la belleza de la propia obra.
Pensar, soñar y analiza. Dejar que el
tiempo y su lógica, la de nuestros hijos, lo expliquen todo, es una grata
experiencia. Ya lo veréis.

Museo Vostell. Malpartida de Cáceres.
Cáceres.

Museo Vostell Arte Contemporáneo Cáceres
Es un museo tan poco ortodoxo como las
obras que contiene pero seguro que los niños se sorprenderán tanto que la
visita, sobre todo si la hacéis guiada, merecerá muchísimo la pena.
En un antiguo lavadero de lana con una enorme historia propia, podréis descubrir obras que guardan cada una su propia
intrahistoria, su razón de ser, la motivación del artista. Seguro que no os va
a dejar indiferentes a ninguno.

Museo del Aire. Madrid.

Museo Aire Madrid Aviones Historia
No todo va a ser arte, a lo mejor a
los niños les gusta más pasear por hangares y recorrer la historia a través de
auténticas joyas de la aviación, leer sus azañas o incluso verlos volar si
tenéis un poco de suerte, para eso este museo es perfecto.

Museo del Mar. Galicia

Museo Mar Galicia Historia
¿Sois más de mar que de aire? Para eso
el museo del mar de Cibrao, en Lugo, Galicia os va a descubrir arpones, balas
de cañón y enormes restos óseos de animales que antes frecuentaban el Mar
Cantábrico.
A veces pequeños museos como estos
suponen grandes descubrimientos para nuestros hijos, para ellos la historia puede
ser un libro de aventuras.

Museo del Ferrocarril. Madrid.

Museo Ferrocarril Madrid Trenes
Aire, mar y tierra. Volvemos a Madrid
para recorrer los andenes de este museo en el podemos ver desde las ventanillas
como eran antes los trenes, esos en los que el viaje empezaba justo en el
momento de sentarse en alguno de sus vagones.
Un viaje y una aventura.

Museo de la Sidra. Asturias.

Asturias Museo Sidra Oviedo
Un tren es el medio de transporte
perfecto para llegar por ejemplo hasta Asturias y recorrer este peculiar museo a escasos 30 kilómetros de Oviedo.
Para los más pequeños seguro que va a
ser toda una aventura descubrir los distintos procesos por los que pasa una
manzana hasta convertirse en zumo y de ahí a sidra.

Museo de las Ciencias. Valencia.

Museo Ciencias Valencia Experimentar
La ciencia en sí es una aventura si se
explica de la forma adecuada. En este museo lo más importante es leer la máxima
que encontraréis casi en la puerta de entrada “Prohibido no tocar”. La ciencia así es infinitamente más divertida pero es que además así se aprende de verdad,
con la experiencia y la curiosidad de los propios niños.

Museo de Ciencias Naturales. Londres.

Museo Ciencias Naturales Londres
Si conocéis el de Valencia una
escapada a Londres es un plan perfecto, siempre que incluyáis visitar este magnífico edificio en el que veréis la ciencia con otros ojos.
La ciencia y la historia al recorrer
sus vitrinas y sus colecciones. Es impresionante, ya lo veréis si no lo habéis
visto aún.

Sólo son nueve, hay muchos más que
seguro que os encantan ¿os apetece que los vayamos sumando?¿cuáles son vuestras
recomendaciones en lo que a museos se refiere?

Escapadas y planes de otoño para disfrutar en familia

soria naturaleza ecoturismo familia

La estación de las setas, de los colores
ocres, de las hojas caídas, de las mañanas y las tardes en las que el frío se
nota más cerca, esa estación es el otoño aunque no lo parezca con las temperaturas que
estamos teniendo, o sufriendo yo ya no sé qué pensar…
Podemos aprovechar antes de que
lleguen las lluvias, que esperemos lleguen pronto, para salir de casa, para
escapar, para hacer planes juntos que huelan a campo y a naturaleza.
Os traigo un montón de posibilidades a
cual más atractiva, lo mismo estaría bien que tomarais papel y lápiz para tomar
nota de las propuestas y las direcciones ¡¡avisados quedáis!!

Camino Soria

Por diversos motivos pensar en otoño
es pensar en zonas poco pobladas y llenas de encanto como las que se esconden
en la provincia de Soria.
Una de las provincias que menos densidad de
población tiene y en la que han decidido apostar por el ecoturismo, por el turismo sostenible, por el visitante respetuoso que sabe a lo que va y a donde
va, por sensibilizar a los viajeros y por mostrarles que ellos también forman
parte del destino.
De la Laguna Negra, el Cañón del Río Lobos o Calatañazor ya os he hablado pero no importa, siempre merece la pena
volver a recorrer esos parajes.
Además, contáis con los cinco centros
de interpretación de la naturaleza que ha reabierto la Diputación Provincial de
Soria dedicados a la etnografía y la historia de esta provincia.
turismo actividad respeto

Turismo activo

No se trata simplemente de viajar y
observar, cuando se viaja con niños, lo de participar es un punto a tener muy
en cuenta. 
Por eso participar por ejemplo en la recogida de la aceituna puede
ser un plan de lo más apetecible. Aprender sobre el terreno como se
vivía antiguamente el día de la cosecha es lo que proponen desde ruralit. 
La
idea es pasar el día de cosecha en familia, en un pequeño pueblo de Toledo,
entre huertas y viñas, con talleres para niños y mayores. 
Si preferís los frutos del bosque en
lugar de la aceituna, si preferís quedaros por Madrid en lugar de acercaros a
Toledo, en El Puente Del Molino podéis participar aún en la recogida de vuestra
propia cosecha de frutos del bosque. Para los niños es un plan espectacular y
para los mayores también, no cabe duda de que este tipo de experiencias nos aportan
mucho a todos, grandes y pequeños.
turismo activo participar familia

A dormir

A veces el destino está lo
suficientemente cerca como para acercarnos a pasar el día pero a veces requiere
que hagamos noche para disfrutarlo como se merece, por eso el alojamiento es
tan importante y si encima estamos hablando de alojamientos en entornos rurales
pero sostenibles y respetuosos con el medio ambiente ¡aún mejor!
Os dejo un listado de twenergy con
alojamientos rurales sostenibles, pensado especialmente para disfrutar del
otoño en familia.
Una noche en alguno de ellos puede ser
una experiencia de esas que los más pequeños tardarán mucho en olvidar, si es
que lo hacen algún día.
Ya veis que el otoño es muy inspirador en lo que a propuestas viajeras se refiere ¿verdad?¿ya habéis anotado alguna de ellas para los próximos días?

Nos calzamos las botas y salimos al campo: Excursiones de Otoño con los Niños

salir campo naturaleza kids

El otoño y la primavera son las dos
estaciones en las que más nos gusta salir a pasear a la naturaleza, al bosque,
al campo.

Los colores del entorno son
completamente distintos, anuncian un cambio. En otoño parece que todo se
ralentiza, se prepara para un largo sueño durante el invierno. En primavera es
la eclosión de la vida que toma fuerza y lo muestra con todas sus ganas.
Salir con los niños en esta época del
año puede ser una actividad muy gratificante, os proponemos unas escapadas de
otoño
para llenar bien los pulmones de naturaleza y recargarse de la energía
que nos ofrecen los árboles, las plantas, los animales que vamos a encontrar.

Un poco de previsión por nuestra
parte es imprescindible. Buscar el sitio al que vamos a dirigirnos con ellos, en casa, el día
anterior por ejemplo, puede ser un inicio divertido de una actividad en
familia.
Muchas veces hablamos del déficit de
naturaleza que presentan las generaciones de nuestros hijos
, así que la excusa
de salir a caminar, a recorrer entornos naturales antes de que lleguen los
fríos del invierno es perfecta para planificar una escapada.
Puede ser un fin de semana entero o
algo más cercano para ir y volver en el día, eso dependerá de nuestras ganas y
nuestras circunstancias. Lo que siempre tendremos que preparar con cierta
sensatez es:
  • Una mochila pequeña que se adapte a
    cada caminante
  • Una botella para llevar agua, una
    para cada uno, para que podamos responsabilizarnos cada uno de la nuestra
  • Un calzado cómodo y seguro que nos
    aísle del agua pero que nos permita transpirar
  • Un par de calcetines limpios de
    repuesto, cada uno en su mochila
  • Un bastón para caminar para quien le
    resulte más cómodo, no es obligatorio pero puede ser útil
  • Alguna bolsa de zip donde llevar
    algo para el camino como unos frutos secos o frutas secas para recuperar las
    energías en alguna pausa del camino
  • Ropa cómoda, mejor que nos podamos
    quitar y poner con facilidad, por “capas” para regular de manera más sencilla
    nuestra temperatura

salir naturaleza bosques paseos

Al camino

Tenemos opciones más que interesantes
para salir al campo con los niños, os dejamos algunas de ellas para los
próximos fines de semana de otoño, por ejemplo.

Hayedo de Montejo

Nos encanta recorrer este paraje en
otoño porque si ya de por sí las hayas tienen un aspecto imponente, con los
colores rojizos de esta estación son aún más mágicos y  más sorprendentes.

Monfragüe

Siempre es un buen momento para ver a
los buitres y las cigüeñas negras que viven en Monfragüe, un paseo hasta Cerro
Gimio para poder verlos casi desde su altura. Imprescindibles los prismáticos
para disfrutar aún más.

Cañón de Río Lobos

Si conseguís ir un momento en silencio
cuando esteis caminando paralelos al río no os asustéis del tremendo bullicio
que a veces montan las ranas que viven tranquilas escondidas entre los juncos
de las orillas. Y por supuesto, la ermita templaria está cargada de historias y
leyendas que merece la pena descubrir antes de visitarla.

La Pedriza

Parece mentira que tan cerca de una
tremenda ciudad como es Madrid nos encontremos sitios como estos en los que
merece la pena detenerse, recorrerlos y descubrirlos con nuestros hijos. Un
paseo matutino, comer en algún pueblo cercano, recorrerlo después y volver a
casa, puede ser un planazo si vivís más o menos cerca de esta zona.
Bueno, ya tenemos planes para
solucionar la falta de contacto con la naturaleza que la generación de nuestros
hijos está padeciendo.

¡Qué las disfrutéis mucho!

Y en otoño quiero.. mi whislist de entretiempo

otoño viajar teatro lista deseos
Sí, me he decidido a ser un poco más
hedonista este año que creo que es algo que a las madres así en general, se nos
da fatal.  Pensar un poco más en nosotras y no
creer que eso es malo o que dejamos de ser buenas madres por ello. ¡Se acabó la
tontería!
Así que paseando por el blog de Belén
(que por cierto es recomendabílisimo
hacerlo, ya os lo digo) pensé “si es que tiene razón” y aquí me tenéis,
plagiándola sin ningún pudor la idea… menos mal que luego los deseos no son
exactamente iguales que eso sería sospechoso…jejejejeje
Poco, sólo he anotado cinco cosas en
mi lista para este otoño
… tengo desde hoy, que empieza el otoño por si no os
habíais dado cuenta
hasta el 21 de diciembre para conseguirlas. Espero que me
dé tiempo.

lista deseos otoño entretiempo ropa moda
Empiezo por la escapada, un fin de
semana de otoño tengo que conseguir que nos demos un respiro en familia (veis la foto de la playa arriba ¿verdad? ¡pues ahí mismo!). 
Bárbara ha escrito un post genial en el blog de Mileva (por cierto, otro de esos blogs a los que merece la pena que
les echéis un ojo) y me ha puesto los dientes largos con “su Cantabria”.  Mira que habremos ido veces a
Cantabria y habremos hecho cosas pero justo las que ella comenta, no las hemos
hecho así que ¿por qué no un fin de semana otoñal para ponernos al día con sus
sugerencias?
Me pasa también como dice ella que sin
un libro cada vez me cuesta más moverme pero debo reconocer que me he hecho adicta
a mi e-reader. Me resulta tan cómodo para leer, para elegir lectura, para
llevar varios libros a la vez, para encontrar libros chulos que comprar… que
quizás sea el momento de renovarlo que el mío es de los más viejitos que salieron.
Un paseo de otoño con una nuevas
deportivas que aún no es tiempo para botas pero tampoco lo es ya de sandalias.
Es la época perfecta para ir un poco más cómodo y en plan “todoterreno”. Estas adidas me han encantado y las tengo en Decathlon así que me da que van a ser de las
primeras de venirse a casa.
Los fulards y los pañuelos son mi
perdición (otra más, quiero decir), las bufandas más gorditas y confortables
para el invierno pero los tejidos finos de algodón para el otoño son una
delicia y además ¡tremendamente prácticos para los cambios del tiempo! Este demalababa es perfecto ¿verdad?
Y algo que deberíamos apuntar todos:
una escapada de adultos de carácter periódico. Yo me apunto este otoño a volver
al teatro y si además se puede tomar algo pues mejor que mejor ¿conocéis “los
luchana”
?  Habré pasado por la puerta siendo niña miles de veces, cuando eran
cines, así que… una escapada sin niños para celebrarlo puede ser un buen plan o tal vez sea el momento de conocerlos con “mis niños” ahora que son teatro.
Ya está… tampoco es mucho pedir ¿no?

Regresamos al blog con novedades y manteniendo las buenas costumbres

playa vacaciones familia disfrutar
Ha faltado poco para que no
volviéramos de la playa, para que nos encadenáramos a la sombrilla y nos
quedáramos allí, varados voluntariamente.
Sí, ya nos habría gustado pero… la
realidad se impone nos guste o no así que mejor le ponemos buena cara al
regreso, nos lo tomamos con humor, nos planteamos pasarlo lo mejor que podamos
y nos enfrascamos en soñar con la siguiente aventura, el próximo viaje o la futura escapada.
Esto y el día a día, no penséis que de
ensoñaciones vive la madre bloguera ¡¡para nada, amigas!!
Ahora os cuento más…

En esta primera entrada tengo que
contaros muchas cosas y se me acumulan las ideas y las intenciones así que
mejor vayamos por partes.
1)   Trataré por
todos los medios (legales y sensatos) a mi alcance de publicar post los lunes,
miércoles y viernes.
Sí, tres veces a la semana. Tres entradas que espero que
os gusten, os ayuden, os sorprendan y os diviertan… no todo a la vez no vaya a
ser que os abrume.
Los lunes
quizás nos pongamos un poco más reflexivas y hablemos de lo divino y lo humano,
de moda para nuestros hijos y para nosotras, de pensamientos, de intenciones,
de decisiones, de decoración de nuestra propia casa para hacerla más hogar que
nunca. Los lunes son para arrancar con ganas y mejores ideas, para alimentar el
cuerpo y el espíritu, si hay que meterse en la cocina, lo mejor es hacerlo un
lunes.
Los miércoles
es el día de las pantallas en el blog: el cine, las películas, la televisión,
las series, internet,… lo que llega, lo que nos gusta para ver en familia o para ver los adultos de la familia. Aquello que nos recomendamos
entre nosotras, entre amigas, novedades o nuevas reediciones. Un poco de casi
todo y para casi todos los gustos.
Los viernes
nos movemos, seguimos pensando en escapadas estupendas para el fin de semana o
para más tiempo. Los viernes son para descubrir museos, ferias, exposiciones,
mercados, rincones o lugares que por estar tan a la vista nos pasan tan
desapercibidos.
Y entre medias
seguiré más que encantada de contaros cual ha sido mi #UnoAlMes que por
cierto, este verano no ha sido uno sino varios y estoy deseando hablaros de
ellos.
Como seguiré encantada de formar parte de #HayVidaDespuésDeLosSeis, porque mis chicos se han empeñado en que no se me olvide ese pequeño detalle
cada día, sus necesidades, sus problemas, sus ganas de disfrutar han cambiado
mucho desde que pasaron esa edad, la verdad y con ellos no dejamos de aprender
los adultos a su lado. 
2)   Sabéis y si no
lo sabéis pues ya os lo digo yo ahora, que también podéis leerme en Bebés y más. Sí, esa web estupenda que muchas de nosotros hemos consultado cuando nuestros
hijos eran más pequeños y nos sorprendían y nos dejaban un poco desconcertadas
por algún motivo. 
   
   Bueno pues ahí me tenéis a mí y a grandes editores de los que
no dejo de aprender ni un solo día, os recomiendo muchísimo que deis una vuelta
por Bebés y más porque seguro que encontráis contenidos que os van a ayudar en
muchos aspectos.
3)   Este otoño
además os espero en GoodMoodMagazine, una de esas web que invitan a entrar y
quedarse para leer todo lo que cuentan y disfrutar con la forma que tienen de contarlo.
Me tendréis hablando sobre todo de cine, algo que me encanta y seguro que ya
habéis notado si pasáis de vez en cuando por aquí. Cine en la gran pantalla,
cine para ver en casa y además algunos planes chulos para que tengáis la agenda
llena de posibilidades y opciones con las que disfrutar ¡espero que os guste!
4)  Y escribiendo sobre cine también me encontraréis en una cueva muy especial, la de
mi amiga Sara que huele a especias y sabe divino. En Spices Cave no sería tan
osada de meterme en la cocina pero sí ¡en una buena historia! Me rechiflan las
películas en las que se come, se cocina, se piensa y se vive en torno a la
cocina, al plato, a la mesa… y de eso sí, de eso sí voy a hablaros de vez en
cuando por allí porque la mesa da mucho juego para componer una buena historia
¿verdad?
Bueno… ¡pues eso!
Más o menos eso sería todo o al menos, todo lo que se puede contar por el momento…pero no os puedo asegurar que no haya más sorpresas próximamente.

Empezamos con las pilas bien cargadas
las “mamásfulltime” ¿vosotras también andáis con nuevos planes en la cabeza y
en el horizonte?

Viajar. Cercedilla. Colgando entre los Árboles: La Aventura está Servida.

A ver, tampoco os descubro nada si os
digo que mi valentía es muy relativa. 
Que no soy yo de lanzarme a la conquista
de nuevos mundos, que mi valentía va más por ejemplo en poner la lavadora como
si no hubiera un mañana, como he hecho esta semana, con lo que eso lleva
implícito… ya me entendéis ¡¡eso sí que es valor!!
Así que lo de colocarme unos arneses y
subirme a los árboles pues… así a priori, no es que esté hecho para mí por
distintos motivos que ahora no vienen al caso.
Pero sí debo reconocer que ha sido
todo un descubrimiento y una vez allí, in situ, a pie de árbol… pues que lo
mismo puede más la curiosidad al instinto de supervivencia, quién sabe si la
próxima vez… en primavera, por ejemplo, que tampoco hay que dejar que la
osadía se aburra y se le pase la fuerza.
Por si os animáis ¡ataros los machos! que
traigo un post cargado de aventura y adrenalina con el que vuestros peques van
a disfrutar mucho más de lo que imaginan en un primer momento.

Sí, al menos eso les pasó a los míos.
Llegamos a “Aventura Amazonia”.
No sé si se me habría ocurrido a mí o
al SantoPadre pero teniendo amigos como los que tenemos es evidente que a ellos
sí se les ocurrió que una mañana estupenda podríamos pasarla en Cercedilla
colgados de los árboles, sí…literal.
Y allá que vamos que no se nos ocurrirán las ideas peregrinas pero somos muy de seguir a nuestros amigos allá donde propongan.
Los peques van a ser los que se
coloquen los arneses, las madres sufrientes nos quedamos con el más pequeño de
todos que aún no puede participar en la actividad y los padres abnegados se
disponen a recorrer el parque detrás de sus hijos mirando a las alturas y
velando por su seguridad. Ante lo inútil de velar por su seguridad que está más
que asegurada por las propias instalaciones del parque, los padres abnegados se
dedican a disfrutar, hacer innumerables fotos e indescriptibles videos de sus
retoños que cuelgan de los árboles como jamones secándose al sol.
aventura amazonia cercedilla madrid diversión

“Aventura Amazonia” está en
Cercedilla, en la Sierra de Madrid, bueno, a este es al que fuimos nosotros
pero hay más parques de esta misma empresa repartidos por el país, así que si pasáis por su web lo mismo tenéis uno cerca en el que soltaros la melena.
Es evidente que los monitores están
acostumbrados a tratar con niños, pero las madres como nosotras no estamos tan
acostumbradas a tratar con monitores que tratan a nuestros bebés casi como
adultos. Al principio nos costó un poco entenderlo pero después, al ver como se
organizaban ellos mismos, nuestros “chiquitines”, resulta que interiormente
reconocimos que es la mejor forma.
Teníamos miedo por los dos más
pequeños y resulta que no tuvieron ningún problema, más allá de los típicos al
principio con el mosquetón y con lo de “engañar” a la bola de la cuerda… ya, no
lo entendéis si no habéis estado allí… jejejeje
treking multi aventura amazonia
Se lo pasaron como los indios y para
que os hagáis una idea, estamos hablando de que se hicieron sólo uno de los
circuitos y estuvieron en torno a las tres horas casi cruzando puentes
tibetanos creo que se llaman, dejándose caer por las tirolinas, cruzando por
cuerdas y escalando por rampas… ¡una paliza con la que disfrutaron como niños!
Para que os hagáis una idea, casi eran
las cuatro cuando llegábamos al Restaurante Helio, en Cercedilla, junto a la
estación de la RENFE y poniendo nuestra cara más tierna pedíamos que nos dieran
de comer a los ocho si no era mucho pedir…
La verdad es que fueron tremendamente
amables, se desvivieron porque estuviéramos a gusto, cómodos y nos pusieron
unas judías y unas sopas que los intrépidos aventureros devoraron con ansia
viva y más hambre de la que han tenido en toda su vida.

Dos sitios a los que volveremos, sin
duda, de visita a Cercedilla, el primero para hacer deporte y soltar estrés y
el segundo para recuperar fuerzas y disfrutar gastronómicamente hablando.
¡¡Planazo!!
* Notas de la Autora: 
– Si me preguntáis por edades, sólo puedo deciros que llevábamos dos niños de 7 años y uno de 11 y se lo pasaron genial los tres por igual, no sé si aún más pequeños disfrutarán tanto, supongo que dependerá de la osadía y la naturaleza del niño. 
– Además, nosotros fuimos en este ver-oño que nos ha regalado el clima en la Comunidad de Madrid, pero la zona es fresca así que a finales de la primavera estamos dispuestos a volver.
– ¡¡Ah, se me olvidaba!! No, no es un post patrocinado (ya habéis visto que no lleva la etiqueta “1,2,3..probando”) pero ya os digo que ¡¡no me importaría que el próximo lo fuera!! jejejejeje