Yo También Elijo Vidrio Desde Hace Tiempo

Que hay que cuidarse es una frase hecha pero no por ello deja de ser real.

Que tenemos poco tiempo, también es una realidad, eso es indiscutible y aún menos tiempo si además somos mamás.
Y que a veces tenemos soluciones al alcance de la mano pero no se nos había ocurrido ponerlas en prácticas, es otra de las verdades irrefutables de nuestra vida.
¡Hoy estoy que no me tose nadie! jejejejeje.. debe ser porque es viernes y hay ganas de fin de semana, pero ya veréis como os gusta y mucho lo que os voy a contar.
¿Cómo andáis en casa de frascos de vidrio?

Soy fan declarada del vidrio en la cocina, lo sabéis, os lo he contado en otros posts.
Cada día compro menos plásticos para conservar y almacenar alimentos porque me he dado cuenta de la versatilidad que tiene el vidrio para eso en mi cocina. 
Si cocinamos alguna ración de más: se guarda en la nevera en un frasco de vidrio.
Si toca preparar purés para varios días: se congela en frascos de vidrio.
Si se tiene pinta de que se nos van a estropear esas peras (por citar sólo un caso verídico..): se hace compota que se envasa al vacío en un frasco de vidrio y al armario de la cocina.
Había visto hasta ensaladas para llevar de picnic o para comer en la oficina (algo que hice hace tiempo, en otro trabajo, pero que ahora, no me toca por trabajar tan cerquita de casa) pero no me había atrevido a prepararlas, sí… quizás falta de fe, puede ser.
Así que el otro día cuando FriendsOfGlass nos invitó a unas cuantas blogueras a conocer un poco más las posibilidades del envase de vidrio y nos contó el secreto de “las ensaladas de bote” me quedé encantada.
Fue una tarde estupenda en la que Belén Rodríguez Doñate, dietista y nutricionista, nos habló de la alimentación equilibrada y completa.
Una tarde en la que los peques prepararon galletas y zumos mientras sus madres aprendíamos a preparar y guardar en un frasco una estupenda, fresca y obviamente sana ensalada.
Por supuesto, la masa de las galletas y el zumo, lo guardaron en vidrio para poder cocinar y consumir en casa. 
¿Cuántos frascos de vidrio podréis reciclar de los muchos que compramos a diario con distintos productos?
¿Cuántas veces podemos reciclarlos?
¿Cuánto dinero ahorramos dejando de comprar otros contenedores si utilizamos los frascos de vidrio reciclados?
¿Cuánta huella ecológica podemos “suavizar” cambiando este pequeño hábito de consumo?
Pensadlo solo un poco… y ya me decís.

La Alimentación Sana y Equilibrada

Hace mucho que no hablamos de alimentación en el blog desde la estupenda entrevista que tuvo a bien concedernos Juan Revenga y al que estoy esperando como agua “de mayo” para una próxima colaboración.. sí, es que una es muy insistente con algunos temas, sobre todo los que me preocupan.
Mientras Juan encuentra la hora veinticinco de sus días…jejejeje, hoy hablamos de nutrición, de alimentación y de peques que no dejan de crecer y que necesitan cubrir todas sus necesidades fisiológicas cuandos e sientan a la mesa.
Estaréis conmigo en que no son las mismas las necesidades nutricionales de un niño de 2 años, otro de 6 o uno de 11, por poner sólo tres ejemplos.
Los peques crecen.. ¡¡cómo debe ser!!


Y su apetito crece con ellos.
Yo tengo dos ejemplos claros de ello en casa.
La diferencia de cuatro años entre ambos se nota a la hora de comer, aunque hay cosas en las que suelen y deben coincidir y algunas de ellas, las decide aquí su SantaMadre porque en el fondo sé que deben ser así que por algo soy la adulta más responsable de esta familia…sí, ¡¡la más!!

Y dada mi sensatez, estas cookies las hacemos en casa y nos salen… mmmmm….

Por ejemplo os cuento algunas de nuestras cenas más habituales, por si os pueden “inspirar”:
– En esta casa podemos cenar perfectamente “sandwiches calentitos” (de la sandwichera, de pan integral y pavo o jamón york y queso) con una estupenda ensalada de tomate y dos kiwis de postre, por ejemplo. ¿Por qué? Pues porque los carbohidratos del pan integral les ayudan a tener un sueño mucho más tranquilo, por aquello de la asimilación lenta de los glúcidos (creo que se llaman), porque el tomate y el kiwi vienen cargaditos de vitamina C y fibra natural para levantar las defensas y ayudarles a visitar el baño a diario.
– La verdura nos acompaña un día sí y otro también, aunque dependerá de si hubo o no verdura en la comida del comedor. Si comieron verdura en el cole puede que la tengamos o no en la cena, si en el cole no la comieron entonces la cenamos sí o sí. Las judías verdes y el brécol tienen éxito asegurado en la mesa. ElMayor adora el brécol y ElCanijo se pirria por las judias verdes, así que alternamos un día elige uno y otro el otro.. Además, como os decía, el tomate en ensalada es una constante.
– La textura de la lechuga no les gusta mucho pero su madre que es una detective ingeniosa y muy, muy concienzuda, ha descubierto que si en el aliño de la ensalada añadimos queso batido al aceite de oliva virgen o una cucharada de guacamole, la lechuga no se ve.. ergo sabe mejor.. no sé si me explico.. jejejeje

Que no todo iba a ser verdurita para cenar.. también hacemos magdalenas para desayunar..

– No somos de empanados, la verdad. Los filetes de pollo o pavo se toman prácticamente a la plancha.. son más sanos y ante mi falta de tiempo, son más rápidos de hacer.. además, siempre podemos hacer también a la plancha el calabacín y la berenjena, que en esta casa tienen muy buena acogida. Lo que sí está permitido es que cada uno en su plato se ponga un poco de salsa barbacoa si quieren.. ya veis que no, no somos perfectos.
– Los yogures son caseros, no tiene ningún mérito por mi parte ni me quita tiempo hacerlos. Me parece que son bastante más sanos y los hacemos un poco a gusto del consumidor. Se puede poner un poco de mermelada en la base o después añadirles un poquito de miel o de azúcar morena o de cereales y no necesitamos endulzarlos o fideos de chocolate o… uff!!
– De las cremas de calabaza y calabacín ya os hablé en su momento en ESTE post tan nutritivo como facilita de preparar es la crema e incluso las sopas de cocido, de fideos como dice ElCanijo, nos acompañan cuando aprieta el frío pero ahí no tengo nada que decir porque ya sabéis que como la de una madre… pues eso.. A las cremas, les añadimos normalmente un huevo duro picado a modo de “barquitos”, así hacemos plato único bastante completo.
– Sí, de vez en cuando hacemos empanadillas caseras o pizzas también caseras, pero es de vez en cuando y sobre todo cuando tenemos tiempo para que los ayudantes se enfanguen bien a gusto… no sé si me explico…

Y poco más que añadir a nuestras cenas.
Comemos poco pescado, eso es verdad.. no sé si deberíamos mejorar este pequeño detalle, últimamente tengo mis dudas al respecto pero casi mejor eso lo hablamos en otro post..

¿No había mencionado los bizcochos de chocolate que preparamos? ¡Qué cabeza la mía!

Desayunos y Meriendas

Con una tremenda discreción llegó el otoño al centro de la península y ya sabemos lo poco que dura esta estación por estos lares.
El otoño lleva implícito toda una serie de aspectos que le hacen diferente del verano. La temperatura, la duración de los días, las rutinas y en mi casa… ¡¡la puesta en marcha del horno!!
Esto es así.
En verano lo evito todo lo que puedo y más y la temporada de hornear cositas ricas empieza ahora, con la caída de las hojas… jejeje… ¿poesía? no, más bien practicidad típicamente maternal.
Ya os conté en este post, que lo de ir poniendo el horno a trabajar estaba tomando forma en mi mente y en mi menú.. jejeje..
Bueno pues.. ¡¡llegó la hora del desayuno!!.. o la merienda.
¡A ver qué os parece!

Empiezo con una receta de unas magdalenas que le voy a plagiar a Carmen sin ningún disimulo, tienen una pinta bárbara y además, coincido con ella en que para que a las magdalenas le salga copete hay que colocar los papelitos en moldes metálicos, que sino se desparraman y no quedan igual.
De paladar pueden estar deliciosas pero.. si no nos entran por los ojos pues como que no es lo mismo..
Así que en una de estas tardes otoñales, mi horno va a tratar de imitar las magdalenas de “bizcocho de chocolate” siguiendo al pie de la letra su receta, por supuesto, que mira que estupendísimas le quedan a ella…

Capturada directamente de su página web.. hasta huele y todo.. mmmm…

Y sí, en esta casa todo aquello que lleve chocolate tiene mucho, pero que mucho, mucho ganado. Así que después de las magdalenas, pues habrá que ponerse con las galletas.
Ya sabéis que nuestra especialidad son las “RokasForestales” que está mal que yo lo diga pero las bor-da-mos.. una cosa espectacular, como nos salen.
Así que vamos a cambiar un poco pero no mucho y nos vamos a lanzar a la piscina con estas Galletas Americanas del blog de Velocidad Cuchara, algo así como la “biblia culinaria” de los que tenemos thermomix.. Todas, todas, todas las recetas son más que apetecibles pero es que las recetas de galletas, bizcochos y repostería en general… no tengo palabras.
No os pongo fotos porque aún no las hemos hecho.. pero en cuanto las hagamos, si me da tiempo a hacer fotos os las enseño..
Y de momento nada más… ¿os he dicho que estábamos a dieta en esta casa? Juajuajuajua

Galletas de Navidad

¡Qué gusto!
Se me acumulan los asuntos y los temas de los que os quiero hablar y tengo que andar ágil con la caña para que no se me despisten. Como este.
¿Cuánto tiempo hace que no preparamos galletas en este blog, o lo que es lo mismo, en esta casa?
Pues al tema.
Nos ponemos a recopilar recetas de galletas por supuesto cargadas de Navidad… y ¡a ver qué sale!
Porque en Navidad sí, ¡yo quiero galletas! además de polvorones, panettones, turrones, roscón de reyes… y todas esas cosas tan ricas…


No sé si sabré decorarlas tan bien como las de la foto, os voy a ser sincera… a mí es que el talento pinctórico aún no se me ha despertado pero no pierdo la esperanza… ¡quién sabe!
Lo que sí quiero es que sean facilitas para poder hacer con los peques y que estén rebuenas porque así además, podremos utilizarlas como regalo DIY que hace mucha ilusión en estas fechas.
Hay que estar en todo y maximizar tiempos y esfuerzos, que no estamos para derroches.

Empiezo por esta que es de Kireei pero viene de Pimienta Rosa, su blog de cocina, aunque yo me la he econtrado en el blog de “El Comidista” ¡qué recorrido se ha pegado la receta!

Me parece sencilla y está ya especialmente indicada para hacer con los peques así que estas Navidades seguro que compraremos pocas galletas, al menos mientras nos duren estas… que no sé por qué pero me da que nos van a durar poco.
NOTA: Lo de cortar las galletas con formas navideñas es uno de los entretenimientos que más felices les hace, a los dos, da igual la edad de los “pinches”

Y estas otras galletas, pues es que también tienen muy buena pinta por dos cosas:
1º.- A mí lo de hacer las masas en la thermomix me parece de lo más cómodo y sencillo, o sea que una parte ya me tiene ganada
2º.- ¿Habéis visto que facilito parece que es lo de decorar en la receta? Vamos que hay que atreverse a prepararlas ¿no?

Bueno, dos propuestas divertidas, entretenidas y sanas…
Por cierto, os cuento otra cosa más sobre galletas aunque no sean sólo navideñas.
Resulta que ya no compramos las galletas rellenas de Mercadona porque ya sabéis que no me gustan sus grasas.
¿La alternativa?
Pues además de preparar nosotros las galletas con recetas como las que traigo hoy lo que hacemos es: comprar galletas María y untarlas de Nutella ( y sí he dicho Nutella con conocimiento de causa… no, no he dicho Nocilla, porque tampoco me gusta nada la grasa que utilizan en su composición… ¡si es que me lo leo todo…)

¡Encendemos el Horno!

Ya hace fresco, que no frío, aún no hace frío, frío del de verdad, del que seguro que aparece así de repente en un par de días máximo. Eso es lo que dura el otoño en Madrid ¿no?

Pero ya sí apetece algunas tardes cocinar y ¡¡encender el horno para hacerlo!!

Sí, durante el verano lo he tenido muerto de asco (el horno digo…) y no porque no esté limpito y reluciente, no confundamos las cosas. Es que en verano no se puede cocinar nada asado, bastante asados estamos todos como para encender el horno…. ¡¡puff!! ¡¡qué sofoquina!!
Pero ahora ya sí así que toca… ¡¡buscar recetas de galletas!!
Nuestras RokasForestales ya son un clásico por lo que tendré que buscar nuevas recetas, nuevas inspiraciones “galletiles”.
De momento me he encontrado con un artículo muy divertido, como siempre de Mikel Iturriaga alias “el comidista” sobre uno de los grandes enigmas de nuestro país: ¿por qué demonios están tan incomibles la mayoría de los croissants que se hacen en España? AQUI podéis leerle a él y a los expertos con los que habla sobre este tema.
Si habéis estado alguna vez en tierras galas, sin duda coincidiréis conmigo en que uno de los mayores placeres es el gastronómico y su pan no tiene parangón y tiene una fama más que merecida de gran calidad, de delicioso sabor, de mejor textura, de delicioso aroma y como dicen en Ratatouille, de sonido evocador. Bueno pues sus croissants están a la misma altura, estratosférica, son una delicia. Yo creo que es el único bollo que le puede hacer sombra al chocolate en mi lista de “Dulces y Bollitos Preferidos” pero el de verdad, el croissant croissant, no el que se vende, se compra y se come en la mayoría de los establecimientos españoles.
Lo mismo un día de estos me animo y preparo unos croissants… habrá que buscar una receta y sobre todo tener mucho tiempo por delante para mimar la masa…

Los croissants aún no los he trabajado, lo reconozco, pero lo que sí hemos hecho en casa varias veces han sido magdalenas caseras y aunque no siempre consiga que salgan con el copete típico de la magdalena, la verdad es que de sabor siempre (y digo siempre…) me han salido espectaculares, para que os voy a engañar.

Las mías las podéis ver en ESTE post un poco antigüillo pero muy aparente y con unas fotos muy chulas que dan buena prueba feaciente de la pintaza con la que me salen a mí las magdalenas ¡qué feo está esto de presumir! ¿verdad?
Y las magdalenas de los padresfrikerizos, cargadas de chocolate las tenéis AQUI. Ellos ya no las llaman magdalenas, ellos son más modernos y han vajado y han estado en New York y todo… y están actualizados como es lógico con las últimas novedades y tendencias, ellos las llaman “cupcakes de pueblo” y sobre esto, sobre las cupcakes que no sobre el pueblo… me encuentro con un post estupendo que también os traigo a esta entrada para que no dejéis de pasar un buen rato leyéndolo y… lo que se tercie. AQUI tenéis el enlace.

¡¡A disfrutar que de momento leer es gratis y no engorda!!… ya lo de las magdalenas, es otro cantar…

La Radio por Dentro: Visitamos Radio Nacional y sus “Asuntos Propios”

programa radio directo visita

Bueno, llega el momento de hablaros de nuestra excursión a Radio Nacional.
¿Por qué aparecemos en un programa de radio en directo con dos cajas de cookies con trocitos de chocolate?¿Por qué se nos va la pinza? Puede que sí.. ¿Por qué “nos invitan”? Pues un poco también..
He intentado por todos los medios cortar el audio para poneros justo los momentos en los que hablaban con nosotros pero el programa que tengo no sabe hacerlo… o lo más probable, yo no sé hacerlo. ¡Vaya dos patas para un banco! que decía mi abuela.
Así que os pongo los audios y os digo más o menos, en qué punto entramos ¿vale?

Primero fue por teléfono, el 1 de Mayo, los miembros del equipo de “Asuntos Propios” nos llamaron para hablar de “Las Rokas Forestales de Gael” (AQUI teneis el enlace precisamente a ese podcast, justo después de las “Inculteces” una breve entrevista telefónica…) y ya puestos, para pedirnos “sutilmente”, con esa “sutileza” que les caracteriza, que les hicieramos llegar unas cuantas de esas nombradas y renombradas galletas…. y a nosotros no nos pueden decir eso…

directo Toni Garrido Radio

Pasados unos días, “mi pinche” y yo nos pusimos manos a la obra y preparamos un par de cajitas para llevárselas a todo el equipo de “Asuntos Propios”, nosotros pensábamos que con un par de cajitas íbamos a ir más que sobrados pero entre que son muchos los miembros del equipo y que fuimos a la hora de la merienda… pues, qué os voy a contar… casi hacemos corto de “Rokas Forestales de Gael”.

 

Llegamos a Radio Nacional, a la Casa de la Radio, en Prado del Rey, en Pozuelo, en Madrid… el 15 de Mayo, día de San Isidro, nosotros no vivimos en Madrid ciudad así que los peques tuvieron cole y después del cole nos fuimos para allá. 
Nos recibió Paula, un encanto, y nos llevó hasta el estudio… Estas cosa como siempre al principio parece que son muy serias, muy oficiales y muy oficiosas. Nos dijo que entráramos en silencio y que cuando acabara la sección en la que estaban en ese momento y empezaran con la de “Las Rokas Forestales” pues que ya nos daba paso Toni Garrido…
radio nacional visita programa
invitación programa radio nacional

Pues luego… la realidad no se pareció mucho a lo que nos había contado Paula con su mejor intención.
Según entrábamos por la puerta….

Bueno mejor escuchadlo vosotros mismos porque AQUI teneis el audio de ese programa (de la primera hora del programa).
Según entrabamos por la puerta nos hicieron partícipes del programa, así que pasados los primeros 15-20 minutos aparecemos nosotros con nuestra galletas, bueno… yo no que casi no dije ni mú…
Lo pasamos genial, sobre todo los peques.
El peque-mayor se sentó en la mesa junto a los siete colaboradores del programa que participaban en ese momento (ya os digo que con dos cajas de galletas ¡¡casi hacemos corto!!) y se quedó muy serio y muy calladito, quizás un poco impresionado por ver allí a tanta gente…
El peque-peque… estaba a su rollo, primero sentado encima del director del programa, Toni Garrido, luego repartiendo galletas a unos y a otros y comiéndose de vez en cuando alguna él que para eso las había hecho su hermano…
Eso sí, siempre pidiendo primero permiso a su madre… este chico sabe perfectamente “quien corta el bacalao” en la radio y en casa… ¡faltaría más!… je,je,je.
Toni Garrido y todos los colaboradores fueron encantadores con los peques, desde el “sueco” Tom Kallene hasta “el yonyi”, Xosé Castro y por supuesto “el pregonero Sánchez” que tiene un acento muy andaluz menos cuando habla por teléfono que presume de una dicción perfecta, yo diría que del monasterio de Yuso por lo menos…
programa director asuntos propios
Todos muy bromistas, de muy buen rollo, con un gran sentido del humor y con un ambiente de lo más agradable que me hizo añorar lo mágico que tiene trabajar en la radio, contar historias, hacer compañía, sorprender, entretener, cautivar,… Nunca se sabe lo que nos depara el destino, sin duda es una de las facetas de esta profesión, la de periodista, a la que no me importaría regresar…

Yo Quiero Galletas: Saladitas, Saladitas

Bueno, bueno, bueno….

¿Un picnic?
¿Una merienda informal?
¿Una salida al campo?
¿Una excursión?

Traigo el ingrediente perfecto…
¡¡¡Galletas!!!
¡¡¡Galletas de Queso y Sésamo!!!
AQUI el enlace al blog mumhug donde con muchísimo gusto y con una presentación exquisita, teneis la receta de estas magníficas galletas.
No me digais que no es perfecto el plan: una cesta de picnic, una deliciosa tortilla de patata, una ensalada alemana (por ejemplo…) y estas deliciosas galletas de aperitivo… PLANAZO.
Sólo hay que ponerse manos a la masa… si es que están diciendo ¡¡cómeme, cómeme!! como en el cuento de Alicia y con menos efectos secundarios… todo sea dicho…

Yo Quiero Galletas: Sin Excusa…

Sí, hoy no podemos ponerle ninguna excusa… se trata de hacerlas, no de comerlas así que ni la de la “operación bikini” se puede aplicar en esta ocasión…
Hoy no traigo una receta… ¡¡¡hoy traigo dos!!
Y no traigo una receta así en plan… escrita… con alguna fotito…¡¡demasiado tradicional!!
Hoy os traigo nada menos que ¡¡dos vídeos en los que se puede aprender super-mega-fácilmente!! a preparar deliciosas y sencillas galletas caseras…
¡¡Cuánta modernidad!!.. je,je,je…
Y como el movimiento se demuestra andando: ¡¡Vamos con la primera receta de galletas de hoy!!

Ya habeis visto que no tiene ningún misterio… salvo la cartela “pseudo-subliminal” con la que anuncia el blog la autora o autor del video… en fin…
Pero lo bueno es que la recetea es tremendamente sencilla.
¡Vamos a complicar un poco más la cuestión “galletil”!!
Falta por aquí… ¡¡el chocolate!!
Pues dicho y hecho, aquí teneis la segunda receta para hacer unas galletas con chips de chocolate que están para quitarse el sombrero… de cowboy, of course!!