Un culpable maravilloso

Aquí está el culpable de las laaaaargas vacaciones que nos hemos tomado…. se llama Ariel y es un bichillo y un amor, como todos los bebés.
Ya estamos de vuelta, a partir de ahora a vernos y a leernos mucho, gracias por seguir ahí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dieciocho − quince =