Nuestra alimentación se ha convertido de un tiempo a esta parte en un motivo más de preocupación, pero desde la llegada de nuestros hijos, muchos de nosotros hemos decidido informarnos aún más sobre este asunto.
Nos preocupa la clidad de vida de nuestros hijos, por eso nos preocupa su alimentación. Y no se trata sólo de que coman verduras o fruta cada día, de que tengan el suficiente aporte de proteínas en su dieta o de que tomen fibra, se trata de saber realmente lo que comen. La grasa de los alimentos, la temida grasa industrial se ha convertido para muchos padres en un caballo de batalla que escondida en diversos y sobre todo atractivos productos no deja de acosarnos, ahora nos ataca en forma de “grasas trans”. En este artículo publicado por el grupo Eroski os cuentan detalladamente como incluso los lactantes se ven afectados por un tipo de grasa que hiere nuestro corazón, nuestra salud y por supuesto la de aquellos a los que más queremos: nuestros peques.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 × 5 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.