Siempre queremos lo que no tenemos (o casi siempre…) y en Madrid por lo menos no solemos tener demasiada nieve a lo largo del año, así que despertar por la mañana y verlo todo cubierto de nieve nos invita a jugar con la nieve.

Ha sido todo un plan de esos que molan a grandes y pequeños porque, también es verdad, que hemos tenido la suerte de no tener que salir de casa que lo de moverse por las calles con nieve es de lo más complicado y aún más con dos niños pequeños.

Mi hijo sí ha tenido cole aunque hoy su madre haya decidido que no iba y lo ha pasado genial, la nieve le encanta (como a casi todos los niños) y ya simplemente salir a la calle y poder pisarla es toda una aventura.

Eso si, hemos salido preparados con gorros, manoplas y botas para que nadie coja frío ni haya resbalones complicados y tampoco ha sido toda la mañana, más o menos hasta que no nos quedaba más nieve con la que jugar.

Os pongo las fotos de la nieve en casa porque los peques y yo no hemos salido en todo el día, que andamos con mocos y toses y no es plan de ponernos pachuchos ahora que empiezan las fiestas y encima contagiárselo al resto ¡menudo peligro!

Esta es la nieve que se ve desde mi ventana, sobre los tejados de las casa de enfrente y en las hojas de los árboles, la verdad es que es una estampa muy bonita, quizás por lo poco que se deja ver por esta zona.

¡Qué frío han pasado los juguetes que duermen en el jardín! El camión de bomberos, la moto scouter, el balón de fútbol y el flotador azul que nos hemos olvidado del verano pasado y que sigue esperándonos sentado en una silla.

Da frío ver las imágenes ¿verdad? Bueno pero es que hoy ya es invierno oficial y oficiosamente así que no hay mejor manera de empezar una estación como esta con una capa de nieve como la que hemos tenido.

Ya es invierno del de verdad y no como el otoño que nos ha dejado con unas temperaturas tan suaves que más parecía una primavera descarada que un otoño tardío.

El invierno viene pisando fuerte y hoy nos ha invitado a jugar con la nieve así que no podíamos rechazar su invitación y eso encima estando casi a las puertas de la Navidad ¡es un plan de esos que nos gustan a todos!

Las macetas están completamente cubiertas de nieve como los poyetes de los muros y las farolas, todo es blanco y huele a invierno, a frío y a limpio ¿no os pasa a vosotros también que os huele el ambiente distinto después de que haya nevado?

Y el toque cálido lo ponemos dentro de la casa ¡cómo es lógico! Nos hemos cambiado de ropa, nos hemos secado, nos hemos preparado una taza de leche calentita (bueno, yo un café con leche, todo sea dicho) y nos hemos tumbado en el sofá con una mantita por encima. Por cierto, esta es nuestra puerta y ya veis lo guapa que está y lo navideña que la hemos puesto.

Este ha sido nuestro plan de hoy, jugar con la nieve todo lo que hemos querido y podido.

Y ya sabéis lo que dice el refranero: «Año de nieves… año de bienes» ¡No estaría nada mal que se cumpla la sabiduría popular en el año que llega que falta nos hace a todos! ¡¡¡Feliz Navidad!!! ¡Qué juguéis mucho juntos todo lo que podáis haya o no haya nieve!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos
Responsable Pilar Fonseca +info...
Finalidad Gestionar y moderar tus comentarios. +info...
Legitimación Consentimiento del interesado. +info...
Destinatarios Automattic Inc., EEUU para filtrar el spam. +info...
Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos. +info...
Información adicional Puedes consultar la información adicional y detallada sobre protección de datos en nuestra página de política de privacidad.

12 − once =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.