Había que ir a verlas, es un clásico en estos días. Las luces de Navidad en Madrid son más que la decoración del momento, forman parte del protocolo navideño de miles de familias de la ciudad, de la comunidad y de las provincias más cercanas.

La crisis ha marcado la tendencia, se reciclan las luces de navidad del año pasado y se apagan antes.

No son malas ideas desde el punto de vista de ahorro económico y energético, seamos sensatos y sinceros que ahora toca serlo.

Lo que no sé si fue una buena idea fue seleccionar composiciones «navideñas» como un cubo colgado de acera a acera.

Algo tan original que muy navideño lo que se dice muy navideño pues no nos pareció, la verdad, no había por donde pillar la idea, al menos a nosotros no se nos ocurrió qué relación podía tener el cubo con la navidad, pero lo mismo es que tenemos poca imaginación para estas cosas ¡qué sé yo!

Los árboles cargados de bombillas de colores, con ese toque de luz, de color y de calor gusta a mayores y a pequeños sí nos pareció una buena idea y sencilla también.

A esos cuatro «pastorcillos» que pasaban por allí y que se ven un poco oscuros en la foto les gustaron y disfrutaron un montón de todo el recorrido.

Los árboles navideños, tan modernos como poco típicos no están mal, al menos a nosotros nos parecieron interesantes.

Este por ejemplo está cerca de Atocha, subiendo por el Paseo de Recoletos y lo ha diseñado Modesto Lomba.

Son triángulos blancos, como podéis ver en la foto y da frío verlo pero no sé porque no chirria con la Navidad, está bien integrado en la decoración de la ciudad aunque estas cosas siempre depende del gusto del que mira, claro.  

¿Es una estrella navideña? ¿Es una flor de Pascua? Lo mismo es un satélite o no, no se sabe bien qué es pero ¿qué más nos da? Esa composición tuvo sus defensores y sus detractores en nuestro grupo.

Y este árbol está en el centro de la Puerta del Sol y el diseño es culpa de Agatha Ruiz de la Prada.

Los colores son los típicos de la Navidad el rojo y el verde, los corazones son los típicos de Agatha y lo mejor de este árbol ¡es entrar dentro!

Algunos se preguntaban que qué tenía de navideño un árbol como este pero nosotros nos preguntábamos y qué no tiene de navideño un árbol como este. La idea de entrar dentro simplemente nos divirtió mucho y eso en Navidad es fundamental.

Merece la pena pasar una tarde por Madrid y disfrutar de las luces de Navidad que iluminan la ciudad, parece que le sacan una sonrisa a la cara más seria de Madrid y eso, de verdad, que merece mucho la pena.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos
Responsable Pilar Fonseca +info...
Finalidad Gestionar y moderar tus comentarios. +info...
Legitimación Consentimiento del interesado. +info...
Destinatarios Automattic Inc., EEUU para filtrar el spam. +info...
Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos. +info...
Información adicional Puedes consultar la información adicional y detallada sobre protección de datos en nuestra página de política de privacidad.

catorce − cinco =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.