Seguro que habréis oído aquello de “De Madrid al Cielo…” ¿no? Es una frase hecha casi tan antigua como la propia ciudad.
Bueno, pues en los últimos días de vacaciones, en esta casa hemos descubierto: El Cielo de Madrid, gracias a uno de los inventos-artilugios de los que se puede disfrutar en este ciudad: el Teleférico.

El Teleférico viene funcionando en Madrid desde 1969, no es un invento nuevo precisamente y sin embargo, quizás por tenerlo ahí siempre, nunca nos habíamos planteado utilizarlo, dar un paseo… hasta el otro día y la verdad es que: ha merecido la pena.
Las vistas desde una de las cabinas del teleférico son (como os podéis suponer) espectaculares.
Esa cabeza es la del peque-peque asomándose por la ventana para ver el río Manzanares, una vista estupenda ¿verdad?

Aquí tenéis la M-30 con algún que otro coche y rodeada de árboles, estaría bien que la naturaleza “asfixiara” a la ciudad ¿no?

Y en esta otra vemos un mar… ¡de árboles! en el entorno de la Casa de Campo. ¿Quién dijo que en Madrid no había playa?

Una vista también de las vagonetas del teleférico que no paran de subir y bajar por los cielos de Madrid, no es que sean muy modernas… pero tienen un encanto especial, además la idea del audio de las vagonetas es de lo más interesante… pero no quiero desvelaros todas las sorpresas…

El Palacio de Oriente, la Ermita de San Isidro, el río Manzanares, la Casa de Campo, el Parque de Atracciones,… son alguno de los protagonistas de este recorrido tan espectacular por los cielos de Madrid, si necesitais más información para animaros AQUI os dejo el enlace a la web del Teleférico de Madrid. De verdad que ha sido de lo más interesante, un rato divertido en el que hemos disfrutado por igual grandes y pequeños.

One thought on “Por los Cielos de Madrid”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

3 × tres =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.