Lo siento pero hoy no os voy a hablar de algo precisamente agradable.
Inevitablemente desde que tengo peques corriendo por casa, me pongo con mucha facilidad en la piel de una madre cualquiera, de una madre tipo, de una madre como yo… y noticias como la que leía el otro día en la prensa me ponen los pelos de punta.
No quiero ni imaginar vivir una situación como esta, aquí, en mi país.
Sí, el tráfico de niños de manera ilega, la compra como la definen algunos, se produjo aquí, en nuestro país y hace menos años de los que nos imaginamos…
No puedo escribir más sobre ello… pero por favor no dejeis de leerlo AQUI, no podemos volver la cabeza ante realidades tan terribles, tan crueles como estas.
Gracias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

5 × 1 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.