Semana de caos, esto es así.
De verdad de la buena que yo lo tenía más o menos organizado, como casi siempre pero… una cosa llevó a la otra y… ¡¡se me descuadró el planning!!
Ni ayer ni antes de ayer me dió tiempo de publicar nada y hoy, hoy tenía que hablaros de él..
Prometo no ponerme pesada.. no mucho al menos, bueno lo voy a intentar.
Prometo no abrumaros con chorrocientos posts sobre el mismo asunto pero.. al menos uno o dos.. es inevitable..
Señoras y señores, sí.. hoy he venido a hablar de mi libro.. ainsss…

Allá por el mes de Agosto de 2012 comenzó este embarazo.
Que sí, que yo venía dándole vueltas pero cuando me decido a sentarme delante del ordenador, a organizar los temas por capítulos y estos por sub-capítulos fue en ese mes.
Luego ya pues lo típico.. algunos van más “solos” otros parece que se atascan algo más.. pero al final fui terminándolos todos.
Cuando ya tienes lo de dentro, toca a ponerse a pensar en “lo de fuera”.. y mis dotes artísticas para el mundo de la pintura y/o la ilustración dejan mucho pero muchísimo que desear, así que había que buscar a alguien que tuviera talento.
Mi amiga M. fue la primera a la que llamé pero la mujer estaba más liada que nada con su curro y su familia (qu está a  punto de aumentar en un miembro más en sólo unos días…) y todas esas cosas.. así que seguí buscando más.
Y muy cerca estaba N. un papá primerizo también por esas fechas que para colmo de dificultades, antes de terminar el proyecto se ha ido con su reciente familia a París.. estas cosas del trabajo y de la investigación en este país..
Pero ya estaba la portada y además N. se curró unas ilustraciones super-chulas y me las escaneó desde París y me las envió y… empezamos a armar el castillo de naipes.
Una noche hasta las mil, entre el SantoPadre y aquí la que suscribe.
Maquetando, cortando de aquí, midiendo los libros de la librería del salón para ver qué tamaño queríamos que tuviera este… volviendo a cuadrar páginas y márgenes e ilustraciones. Configurando la portada, las solapas, los textos…
Y salió…
Siempre me ha gustado escribir, siempre, desde pequeña.
Ficción, poesía… Pero lo de ponerte y organizarte y empezar y seguir una estructura y ver como va cogiendo cuerpo y apretar más en algunos puntos y mezclar sentido del humor con anécdotas más que reales y tratar de no ofender a nadie con los comentarios, con las formas, con los mensajes. Todo eso requiere su tiempo, la verdad.
Así que aquí lo tenéis.
Ya no es mío, es vuestro.
Y espero, de corazón que os guste, que os haga recordar con una sonrisa si es que vuestros peques ya son grandes o que os haga adivinar lo que se os viene encima, si vuestros peques aún son pequeños o.. están a punto de llegar.
Lo que está claro es que si tenéis alguno o vais a tenerlo, bienvenidas al club de las
“Mamás Full Time”

14 thoughts on “La Culpa de Todo es de…”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

1 × 2 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.