“150 Palabras” : Lágrimas – Huella – Caminar

Me apunto de nuevo al reto.
Y me ajusto más que la primera vez pues… como que me las salté un poco, sin querer ¡qué conste!
Aquí os traigo mi historia con: Lágrimas  –  Caminar  –  Huella
A ver qué os parece…

No quería que nadie lo viera pero sí, se le caían las
lágrimas, despacio iban dejando una huella húmeda en sus mejillas.
No acababa de frenar el tren y ella no dejaba de
caminar junto al andén mirando por todas y cada una de las ventanillas de todos
y cada uno de los vagones.
Un año sin verla. Un año sin la ropa tirada sobre la
cama, sin fotos pegadas a un corcho que no dejan de caerse cada vez que abre la
ventana de su habitación, que la sigue abriendo. Un año sin su niña que conisguió
un trabajo “de lo suyo” a varios
miles de kilómetros.
Ahí estaba. Mirándola desde la escalerilla de un tren
que por fin se detenía.

Y ahora las dos lloraban y las lágrimas sabían a
infancia, a niñez, a amor incondicional. Las lágrimas sabían a regreso y esas
son siempre las mejores.

10 opiniones en ““150 Palabras” : Lágrimas – Huella – Caminar”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

5 − 5 =