Hay
una leyenda urbana que dice que cuando entras en una tienda de IKEA es
materialmente imposible salir sin haber comprado algo, lo que sea, aunque sea
algo pequeñito, una vela, una planta, una alfombra, una cama como andaba
buscando Blanca el otro día… y sí, Jorge me lo confirmó, es cierto.. no se puede.. y si lo dice él, habrá que creerle.
Yo
el otro día descubrí que a veces, cuando vamos a IKEA, deberíamos pensar en que
no podemos salir sin comprar una cosa, concretamente: un peluche
El que queráis
grande o pequeño, caro o menos caro, un elefante o un brécol. 
Da igual, pero
hasta el 9 de Enero no se puede salir de IKEA sin un peluche bajo el brazo
¿Os
parece exagerado por mi parte?¿Os preguntáis el por qué?
Ahora
mismo os lo cuento…

Hasta
el 9 de Enero IKEA se sumerge en una iniciativa que según me contaba Jorge,
miembro del equipo de trabajadores de IKEA, les ilusiona, les motiva, les
anima, les llena de ganas, de sonrisas y de energía porque no se trata de que
vendiendo peluches se suban los beneficios de una tienda como esta… no seamos
ridículos. Se trata de algo mucho más importante. Infinitamente más.
Se
trata de 11 millones de niños que hasta ahora han recibido gracias a IKEA a “Save
the Children” y a “UNICEF” la oportunidad de romper el círculo destructivo de
la pobreza, la culpable en la mayoría de los casos de la falta de acceso a la
educación de estos y de los otros 57 millones de niños que a día de hoy aún no tienen
acceso a la escolarización.
De
cada peluche que se venda en cada una de las tiendas que IKEA tiene en el
mundo, la empresa dona 1€ a estas dos organizaciones. Da igual el precio del
peluche, ellos siempre van a donar 1€ por peluche, eso me gustó la verdad. Me
gustó porque es más “verdad”, es fácil donar 1€ si el peluche cuesta 6€ por
ejemplo, pero es más sincero donar 1€ si el peluche vale 0’99€ ¿no os parece? 
A
mí sí.
Por
eso no hay excusa.
“Peluchespara la Educación” lleva funcionando 12 años y ha recaudado más de 67 millones
de euros en todo el mundo que han llegado como os decía antes a las vidas de 11
millones de niños en forma de educación de calidad para niños y niñas
vulnerables en países en vías de desarrollo, un total de 99 proyectos
educativos en un total de 46 países en todo el mundo.

Me
parecen cifras a tener muy en cuenta y por las que merece la pena implicarse, a
fin de cuentas ¿quién no puede regalar un peluche esta navidad a su hijo, su
nieto, su esposa, su marido, su vecino, su compañero de trabajo, su
amigo?¿seguro que tú no quieres formar parte de esto?


7 thoughts on “Educación contra la Pobreza: Trabajo en equipo IKEA, UNICEF, Save The Children y tú..”

    1. ¡Muchas gracias a vosotros por invitarme a participar!
      Este post es sólo para presentar la campaña, me faltan dos para hablar de la labor que hacéis vosotros y Save the Children con ese dinero que llega de la mano de los peluches de IKEA.
      Espero que también os guste.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

11 + 19 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.