#150Palabras: A Veces los Deseos Más Oscuros, Son Los Más Sanos

No sé si el hecho de haber elucubrado esta historia casi a las doce de la noche ha influido en mi inspiración, vosotras juzgaréis.. 
El caso es que también se la podría dedicar a Marta que dice que no hay forma de que se quite las sombras moradicas de debajo de los ojos, si es que esta chica…
Bueno, que paso al tema.. que no me enrollo.. que os dejo con la historia de esta semana con 150 palabras y entre ellas están Luz  Tele  Deseo
¡¡Allá va!!

Dormir Descansar Soledad Oscuridad Deseo Placer

Se había ido la luz hacía un minuto, en todo el edificio, y de
pronto su mayor deseo era meterse en la cama, echarse la colcha por encima y
dormir… la excusa era tan perfecta que parecía irreal. Hasta el día
siguiente, del tirón.
¿Cuánto tiempo hacía desde la última vez que lo consiguió? Le
asomo la sonrisa a la cara.
Echó la llave a la puerta, se puso el pijama a la luz de las
velas, se acostó, se arropó y cerró los ojos.
Los abrió de golpe cuando empezaba a adormecerse, saltó de
la cama como un resorte y casi a tientas fue hasta el salón y desenchufó la
tele. No sabía si estaba apagada o no pero no quería arriesgarse a que ese artilugio
la despertara de pronto, después de no sé cuántas noches de guardia.

Se volvió a la cama. Todo perfecto. Ahora sí. Hasta
mañana

4 opiniones en “#150Palabras: A Veces los Deseos Más Oscuros, Son Los Más Sanos”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

16 + 15 =