Viajar: Cáceres. Un Viaje por la Historia y la Memoria.

Nos escapamos
un fin de semana, de sábado a domingo. Sólo una noche fuera de casa y sin
embargo, la aventura fue tan completa que regresamos con la sensación de que llevábamos
fuera mucho más tiempo y la verdad es que nos organizamos y conseguimos hacer
muchas cosas juntos, que es lo más importante.Nos escapamos
a Cáceres y recorrimos la ciudad, de día y de noche o mejor dicho, primero de
noche y después de dia.De ese
recorrido os hablo en este post porque fue de lo más especial y sé
positivamente que a mis hijos les gustó, no sé si tanto como a mí o al SantoPadre
pero seguro que más de lo que esperaban y les quedó en la memoria, mucho más de
lo que ellos mismos piensan.

Para que os
pongáis en antecedentes, Cáceres es una de las quince ciudades españolas
declaradas por la UNESCO patrimonio de la humanidad, en este caso fue en 1986.
Fue declarada
primero Monumento Nacional en 1949 por su magnífico conjunto amurallado, su
plaza mayor y alguna otra construcción extramuros.
Y en 1968 Cáceres
recibe el título de 3er Conjunto Monumental de Europa.
Todos estos
reconocimientos y muchos más que no voy a numerar aquí y ahora, son más que
merecidos y cualquier visitante puede darse cuenta de ello con un paseo por el magnífico
centro histórico.
Mamá Full Time Escapada Viajes Cáceres
Rincones y callejones que le ponen puertas al tiempo.
No hace falta
haber buscado información previamente para darse cuenta de que se está haciendo
un viaje al pasado pero como siempre, si vamos bien acompañados, el viaje es
mucho más intenso, divertido y sobre todo interesante.
Nosotros
viajamos en una compañía genial.
A las ocho de
la tarde bajo el Arco de la Estrella que da acceso al centro histórico, nos
reunimos casi un centenar de personas para recorrer juntos la ciudad con unos
guías de lujo.
Arturo (el
serio y sensato del grupo) se encargaba de contarnos lo que veíamos y por qué
lo veíamos, nos contó historias, anécdotas y realidades de otra época que
engarzan con la actualidad, que formaban parte de nuestra propia historia como
país y por tanto con nuestro presente.
Desde datos
históricos a artísticos, desde desmentidos hasta comentarios más relajados,
desde injusticias históricas hasta reivindicaciones, una forma de ver la ciudad
cargada de verdad que nos abrió mucho los ojos.
La cuestión
es que de vez en cuando, la sorpresa venía de la mano de dos personajes, dos
juglares que eran tres, cuatro… o los que hicieran falta. 
Patxi y
Vicente ponían la piel y la voz, el resto lo ponía la historia y la magia de
Cáceres y las ganas de aprender y de divertirnos juntos, todos los que
formábamos este extenso grupo.
Escapadas Mamá Full Time Cáceres
Los juglares en plena acción y el público disfrutando de cada palabra.

Porque a
veces les veíamos a ellos pero otras veíamos claramente al acompañante del
juglar ciego y al propio juglar que nos contó la terrible historia de la Torre de
Bujaco después de hablarnos de lo que les pasó a tooooodos los perros del mundo
que se bañaban en el río Marco.
Nos reímos
con las desdichas del San Jorge enamorado que se olvidaba de sus promesas y
empatizamos con la hija del Caíd y su terrible destino, engañada por un
enamorado que no era sincero ¡cómo para fiarse! 
Todo ello
mientras recorríamos las calles, callejuelas, plazas y callejones de una ciudad
que huele a historia y que reúne en esa historia convivencia y violencia a
partes iguales. Una ciudad creada y diseñada por romanos, árabes, judíos y
cristianos. Una ciudad que como el propio país a veces convivía y otras se
desangraba, que salió a ultramar a buscar un futuro que en casa le era incierto
y que exportó lo mejor y lo peor de cada casa. Una ciudad y unos habitantes que
se temían y se respetaban dependiendo del momento. Una ciudad que refleja una
sociedad quizás más preocupada por una espiritualidad un tanto fingida que por
una convivencia sana y enriquecedora para todos.
San Jorge Dragón Viajar Mamás Full Time
San Jorge (con sus finos y femeninos rasgos) asesinando al dragón

Es complicado
para nosotros pensar por ejemplo que se puede vivir en guerra durante más de
noventa años con el río Tajo como única frontera con el enemigo ¡y cuánto me
alegro de que a mis hijos les cueste entender un concepto como este! pero así
era Cáceres, así se vivía…

Lo dicho, que
si podéis no lo dudéis y preguntad por la gente de Juglar por Juglar para
recorrer Cáceres bajo la luz de la luna, saltando del presente al pasado casi
por arte de magia y si tenéis que cantar el “ñigoñigo” para hacer los
coros… pues se canta… que seguro que peores músicas habréis cantado y sobre
todo mucho menos divertidas que esta, eso casi que os lo aseguro.
Escapadas Extremadura mamás full time
Cáceres y sus torres, desde las alturas se ve aún mejor el paso del tiempo.

Y eso fue por la noche.

Al día siguiente, recorrimos algunos de los lugares que nos recomendaron los expertos con nocturnidad y alevosía pero que obviamente dada la hora, estaban cerrados al público.
La mañana del domingo sirvió para subir a las torres y poder ver Cáceres desde las alturas, para recorrer el Palacio de las Veletas e imaginarnos como era la rutina diaria de las gentes de ese palacio en torno a ese aljibe. Para pasear el barrio judío y para escuchar a los magníficos músicos que tocaban la guitarra y las flautas dulce y travesera en la Plaza frente a la escultura de San Jorge matando al dragón (un San Jorge con un rostro delicado y muy femenino… que para estas cosas de matar bichos es de sobra conocida la pericia que tenemos las mujeres y ya si se trata de una madre ¡ni os cuento!) o el quejío más flamenco justo delante del Palacio de las Veletas mientras ElMayor y ElCanijo bebían agua en la fuente por enésima vez.
Obviamente sentarse en una de las terrazas, al insinuante sol de febrero que anuncia que por el camino viene la primavera y tomarse un vino de la tierra, es de obligado cumplimiento y forma parte de la cultura de este país y de esta familia.
Más que recomendable, como veis recorrer Cáceres con toda la pausa y la tranquilidad que podáis reunir, para masticar sus rincones y los tesoros que humildemente guarda.

Viajar Cáceres Extremadura Escapada palacio veletas
Precioso Palacio de las Veletas, con una balaustrada también preciosa en la terraza.

3 opiniones en “Viajar: Cáceres. Un Viaje por la Historia y la Memoria.”

  1. Es que Extremadura es mucha Extremadura..y bonita….y la zona de Cáceres más aún….y el Jertr,Gata…cada sitio tiene su aquel…mira que voy a Cáceres 3 ó 4 veces al año,si tengo ocasión preguntaré por Juglar x Juglar…jeje…besos guapi…espero que disfrutases de ese solecito jeje

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

3 + seis =