Pues ya están todos los personajes, ya conocemos a Carmen a Nicolás y a sus madres.
Al menos ya las conocemos a partir de hoy…
Hoy toca el octavo capítulo de esta historia. Los primeros contactos ya están hechos, los siguientes vendrán en las próximas semanas… si os apetece seguir leyendo estas “Primeras Historias de Amor” a la que sí, creo que tendré que cambiarle el título un día de estos..

Le mira
tropezar con sus trastos siempre
tirados en la entrada y se da cuenta de que hacía tiempo que ya no leía esas
historias de dragones que tanto le
gustaban cuando era pequeño. Cuando era pequeño. ¿Cuándo había crecido
así?
¿Cuándo se había convertido en ese adolescente que acababa de descubrir en
el descansillo saludando a esa nueva vecina, tan tímida como él?
Es evidente
que la vida gastaba esas bromas y
que los hijos crecían sin piedad y sin pedir permiso.
– Pero… ¿tu quién crees que eres?¿un acróbata del Cirque du Solêil? – le dijo
a su hijo cuando se lo encontró haciendo no sabía si estiramientos o
acrobacias, aún no lo tenía nada claro.

Lo que estaba
claro es que su niño había desaparecido debajo de un flequillo y un cuerpo de
preadolescente que en momentos como este, le sorprendía y le cogía la garganta
casi por sorpresa.

8 thoughts on “150 Palabras. Primeras Historias de Amor VIII”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

10 + 7 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.