Pues oficialmente fue antes de ayer pero me vais
a perdonar, en esta casa/ blog los domingos no se trabaja/ escribe.
Además, dadas las circunstancias, creo que
reivindicar el papel de la mujer en la sociedad es una tarea diaria en la que
muchas estamos implicadas de lunes a domingo.
Hoy es un buen día para hablar de ello.
Tan bueno como mañana o como dentro de una
semana, un año o un mes.
Y hoy no habrá fotos y discursos vacíos, de
personas que no creen lo que dicen y que no hacen nada nunca para demostrar que
las palabras que componen esos discursos, tienen algo de vida fuera del papel.
¿El día de la mujer trabajadora? ¿Pero es que hay otras mujeres?

¿Un día?¿Y el resto del año?

Día Internacional Mujer Trabajadora
Hay fotos por las que parece que no pasa el tiempo…
No, no soy de celebrarlo. No le veo motivos de
celebración a recordar la muerte de 146 mujeres por reivindicar sus derechos.
Le veo motivo de orgullo y de respeto eso sí,
pero de celebración no, ninguno.
Y menos cuando veo lo mucho que queda por hacer,
lo poco que hemos avanzado desde 1908, cuando se produjeron esas muertes.
Sí, obviamente hemos avanzado, eso es innegable
pero peleando cada uno de los logros como si escaláramos una montaña sin
piolets, sin escarpines y sobre todo, sin líneas de vida. A pelo. Dejándonos la
piel en cada tramo y con cada conquista.
Y dando pasos para atrás cuando las
circunstancias políticas y económicas vienen mal dadas, como llevan viniendo
desde hace años en este país.
Según las estadísticas las mujeres estamos mejor
preparadas que los hombres teniendo en cuenta los resultados académicos de unas
y de otros, de hecho por esos resultados deberíamos cobrar un poco más que
ellos desempeñando los mismos puestos, en torno al 2% más que los hombres, que no digo que sea justo o no, sólo
señalo lo que dicen las estadísticas. 
Pero por el contrario, las mujeres
cobramos un 19% menos desempeñando el mismo trabajo que nuestros compañeros
masculinos ¿por qué?¿cuál es la razón?
La discriminación por razones de género, no hay
otra ¿o sí la hay?

¿Por qué no rascar un poco más?
Día Internacional Mujer Trabajadora
Mismo empleo, mismo salario, mismo respeto.
No todas las ideologías ponen el mismo énfasis
en la igualdad de género, históricamente no todas las ideologías han apoyado el
desarrollo profesional de la mujer e incluso la educación de las mujeres como
colectivo. No, todas no. 
Ahora eso sí, todas las ideologías redactan manifiestos
para días como el de ayer y todas las autoridades, elegidas democráticamente en
este país, los leen con toda la pomposidad y el boato del que son capaces,
delante de personas, ciudadanos, votantes que incluso les creen. 
Es tan fácil
creer y da tanta paz hacerlo. 
La capacidad de creer en algo o en alguien, como
la capacidad de razonar y analizar, es personal e intransferible. En el fondo
es un acto voluntario de cada uno y ese acto voluntario a algunos y a algunas
las lleva a definirse como “femeninas y no feministas” o “ni machistas ni
feministas”
y claro… no todo es igual.
Pero os lo dejo a vosotras porque insisto, es una reflexión
personal de cada una. 
Yo sé de dónde voy y donde quiero ir en esto de la
igualdad de género y por eso no celebro días como el 8 de Marzo, no es una
fiesta, no es un orgullo. 
Es un toque en el hombro, una llamada a la acción, un
despertador, una alarma porque cuanto más tardemos más perderemos por el
camino. No hay ni un solo derecho que se haya conseguido sin luchar y sí, hay
una única mujer en la historia que mediante su lucha consiguió que en este país
las mujeres tuvieran derecho a votar, fue Clara Campoamor. 
Hay mucho que leer
de nuestra historia antes de hablar de fiesta en 8 de marzo y antes de pensar en felicitarnos por los logros conseguidos, porque esos logros se han conseguido con la sangre y los golpes que se han llevado unas pocas para el beneficio de todas.
Pero hace unos días, Cata desde MamáTambiénSabe (y mucho añado yo..) me animaba a buscar en mi
entorno nada menos que a ocho mujeres a las que admire por su lucha, su
trabajo, su actitud ante la vida, su reivindicación diaria… 
Y encontré tantas que no puedo poner nombres porque son muchas y seguro que en más de una y más de
dos vosotras os veis también reflejadas, os cuento las mías:
Día Internacional Mujer Trabajadora Mamá Full Time
Mujeres valientes, sin duda… esas y tantas otras…
– Yo admiro a la mujer que se reinventa, que
decide estudiar o dedicarse algo por vocación pero que sabe readaptar su vida a sus
circunstancias sin borrarse, sin difuminarse. 
La mujer que saca fuerzas cada
día para amanecer de nuevo, haya o no haya salido el sol.
— Yo admiro a la mujer que sale de su casa cada
día con una sonrisa en el alma, que tiene una hora de transporte público hasta su trabajo,
que hace lo que sabe lo mejor que puede, que vuelve a casa y organiza su vida y
la de sus hijos y puede que la de su pareja cuando llega. La mujer que hace
familia sin perderse en ella.
— Yo admiro a la mujer que pelea por lo que
considera justo a la que se involucra, se implica y se empeña aunque no vaya
con ella la pelea. La que defiende sus ideas y las expone públicamente y se
envuelve con ellas como con una bandera, como una única bandera por la que merece la pena combatir la desigualdad, la usura y la injusticia.
—- Yo admiro a la mujer que ama y lo demuestra y
se llena de luz por ello, que ama sin preguntar y sin medias tintas, que ama
hasta desconocerse a sí misma o precisamente reconocerse en ese amor incondicional.
—– Yo admiro a la mujer que
pelea junto a quien quiere, por lo que consideran justo juntos, a la que no le
asustan las balas de las habladurías ni de las malidencias. Admiro a la mujer
que sonríe a la envidia y que sabe que está siempre por encima de ella.
Ya veis que hay muchos perfiles que se adaptan a estas descripciones en mi familia, en mi entorno, entre mis amigas… y ellas lo saben mejor que nadie. Ellas son un ejemplo a seguir todos los días y no sólo un día al año… 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 + once =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.