Jugar. Juguetes que Entretienen Demasiado Poco Tiempo

A veces hay juguetes que son muy
interesantes, mucho, quizás durante no demasiado tiempo eso también es verdad,
pero durante ese tiempo, se convierten en todo un descubrimiento.Ahora que después.. ¿qué hacer con el juguete?¿qué utilidad tiene?¿cómo volver a jugar con él?No sé si eso os pasa a vosotras con
vuestros peques, seguro que sí.A nosotros nos ha pasado hace poco con
un juguete en concreto del que ya os imagináis que os voy a hablar con todo lujo de detalles en el siguiente posts… a ver qué os parece.

No recuerdo si fueron los Reyes Magos
o Papá Noel quien le trajo un invernadero-ecosistema a uno de mis chicos,
tampoco podría asegurar si fue a ElCanijo o a ElMayor, ya veis como tengo la
cabeza…
El caso es que después de unos meses
sin sacarlo de la caja, una tarde, hace unas semanas, decidimos que era el
momento perfecto para ver que escondía ese invento del ecosistema y nos pusimos
manos a la obra.
ecosistema invernadero mamás full time
Plantando las semillas, colocando las compuertas y poniendo el termómetro en su sitio.
La verdad es que es sencillo, empapar
bien los discos de abono, desmenuzarlos y echar las semillas por encima.
Nuestro ecosistema, como veis en la foto, tiene una especie
de lago en el centro y unos arbolitos de plástico que hacen de esclusas para
que el agua fluya por los distintos sectores en los que se divide.
Es circular y tiene unas paredes
transparentes sobre las que se puede poner una especie de tapa con la que hacer
lluvia abajo mediante la condensación.
Es entretenido, se pone hielo por
fuera y la condensación hace que llueva dentro, se puede seleccionar que llueva
sobre los sectores de tierra con las semillas o sobre el lago central.
Ya veis que es sencillo.
naturaleza ecosistema ciencia juguete
Hielo en la superficie, agua en el interior. Aprendemos lo que es la condensación sobre el terreno.
La primera tarde nos llevó sólo un
ratito, después simplemente había que esperar un par de días para que empezaran
a brotar las semillas.
Los críos estaban emocionados, volvían
del cole y pasaban a ver si ya habían nacido.
Sí me gusta que es un juego con el que
han aprendido cosas, no sé si las habrán memorizado pero sí que las han
aprendido, algo que seguro que después trabajaran en clase pero que ya llevan “puesto”
sin darse ni cuenta.
No me gusta que es un juego para
observar, no interactúan demasiado con él pasada la primera fase. Quitar algún
árbol para que fluya el agua o colocar hielos sobre la “tapa” para que llueva
son las dos acciones que pueden hacer, el resto es observación.
No me gusta que hay que buscar un
sitio en la casa para dejarlo “puesto”, donde haya suficiente luz aunque no le
debe dar el sol de manera directa.
Así que sí, es divertido pero… sólo un
ratito.
vida naturaleza aprender jugar mamás full time
Y en un par de días… ¡la sorpresa!
Una vez que las semillas han salido
¿qué hacer con la hierba que crece y crece sin parar? 
Podemos cortarla, es
cierto pero poco más. Además, en el libro de instrucciones ya se dice
claramente que NO se debe plantar en el exterior o echar al campo.

No tengo claro que merezca la pena la
inversión… quizás podríamos haber hecho lo mismo con unas herramientas y una
maceta en el jardín o en el patio o en la terraza…. 
No lo sé, la verdad.
No terminan de convencerme los juguetes por muy educativos que sean con los que puedes jugar sólo una vez, porque podemos cambiar las semillas, quitar toda la hierba que nos ha salido, buscar más abono o compost o tierra y plantar otra cosa.. pero no hay sorpresa, va a ocurrir siempre lo mismo ¿no?
Pues eso que ahí estamos, dándole vueltas al invernadero que tenemos instalado en casa…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dos × 5 =