Pues debe ser que andabais un poco despistadillas y claro, si no habiais leído las primeras entregas, no os enterabais de qué iba la historia de Carmen y Nicolás.
La semana anterior recuperaba el Capítulo 1 y el Capítulo 2 junto con el capítulo correspondiente de la semana, ¡faltaría más!
Y esta semana hago lo mismo…

Capítulo 3 (publicado allá por el 16 de Febrero de 2015):
“-  Mamá ¿quieres que saque la basura?

     No podía creer que fuera la voz de su hija la que había oído tras el cristal de la puerta.
–    – ¿Te pasa algo Carmen?¿Estás bien?
–    – ¡Mamá!
–    –  Perdona… ¡Sí, claro que quiero!¡Y más si no tengo que pedírtelo yo! Déjame que saboreo este extraño momento..
Su madre se levantó burlona de la silla y fue a ayudarla a cerrar la bolsa de basura. Carmen se puso el abrigo, se atusó el pelo y se colocó un gorro que se había comprado hacía unos días.
Bajó las escaleras de dos en dos con la bolsa en la mano.
Junto a los cubos estaba el parque. El paseaba a su perro a esa hora todas las noches.
Una mirada furtiva, una sonrisa cómplice, un amago de saludo y vuelta a casa.


Tampoco estaba tan mal lo de sacar la basura, a esa hora.”

Y después el Capítulo 4 (publicado un 23 de febrero de 2015)

“Se oía a su madre y a más gente en el descansillo que no conocía
–    – Nicolás ¿puedes salir, por favor? – le llamó su madre desde allí
Esto de cambiarse a un nuevo edificio, a un nuevo barrio, a una nueva ciudad, le estaba pareciendo de lo más cansado y aburrido. Salió y justo en ese momento se apagaron las luces de la escalera.
Encendió y vió allí, sonrientes, a sus nuevos vecinos, bueno realmente los nuevos eran ellos y su madre se había empeñado en hacerle un bizcocho a la vecina de enfrente. Le había explicado mil veces que se hacía al revés, pero ella es francesa y en Francia hacen las cosas a su modo, le decía testaruda.


Tras las presentaciones, no se acordaba de su nombre pero le gustaron sus zapatos y empezó a prensar que no tenía por qué ser tan aburrido el cambio de casa.”

Y ya, se acabó el revival y llega el momento del capítulo de hoy… ¿preparadas?

“¿Cómo decías que
se llama?
– Nicolás
– No es un
nombre francés
– Ah, no claro…
¿cómo se llama ese político casado con Carla Bruni?
– ¡Qué burra
eres Laura!
– Bueno pero
sonará distinto… ¡digo yo!
– Claro, sonará
en francés pero será Nicolás de todos modos
– Sí, claro
Laura cuando le llama su madre no suena igual que cuando le llaman sus amigos
– ¿Conoces ya a
sus amigos, Carmen? – con ese tonillo de burla que pone Laura cuando hablamos
de chicos, sobre todo de chicos que no le gustan a ella…
– Nooooo… pesada…
sólo somos vecinos.
– Sí, claro.
Vecinos de casa y vecinos de mesa
– Pero en un par
de clases nada más, en sciences y en lengua, creo..
– Y en francés
– Sí, también
– ¡Qué estáis
todo el día juntos en el cole!

– ¡Venga tía eres
una plasta!”

One thought on “150 Palabras: La Credibilidad y la Amistad. Amores Adolescentes.”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

once − 9 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.