Cocina. Libros Para Cocinar y Comer Más Sanos.

Más de una y más de dos veces mis
hijos se han metido conmigo en la cocina, siempre que los tentáculos de la PLAY
les han soltado un poco…todo sea dicho.
Es que siempre he pensado que la cocina para un niño se parece muchísimo a un laboratorio bajo la atenta vigilancia de un adulto, eso por supuesto.
Un laboratorio en el que mezclan distintos
productos hasta conseguir crear algo suyo. Esa sensación de orgullo por haber
creado algo, es una sensación que se les nota en la sonrisa cuando terminan.
Eso sí, lo de terminar es complicado
situarlo a gusto de todos ¿no os pasa a vosotras?
Sí, ya me explico…

Soy de las que dejo claro que la
cocina, la elaboración de la comida, la cena o lo que tengamos entre manos,
termina cuando se ha recogido todo lo que se ha manchado. ¡Ojo que no digo que
quede todo limpito! Digo recogido… y me doy por satisfecha.
Mis hijos sin embargo piensan que terminan cuando
han acabado el plato, cuando ha terminado la receta y cuando pueden desaparecer de la cocina con la sensación del deber cumplido y yo por ahí como que no…
Y dejando claro ese punto, la verdad
es que lo pasan bien cocinando.
Perdón, lo pasamos bien cocinando juntos, para ser sinceros.
hojaldre postre cocina niños
Este lo hicimos con mermelada de albaricoque y árandanos rehidratados
Nuestro último descubrimiento es la
versatilidad de las planchas de hojaldre congeladas. Es algo comodísimo y que
da mucho juego.
Por ejemplo, el fin de semana pasado,
con una de esas planchas, ElCanijo se entretuvo en extender algo más de la
mitad de uno de los potitos de Smileat que nos trajimos de su presentación,
mientras yo partía en láminas una manzana. Cuando terminó de extender el puré, colocó concienzudamente las lonchas de manzana encima de ese puré de manzana y pera de Smileat, por el
centro fundamentalmente. Cerramos haciendo una especie de sobre y lo metimos al
horno espolvoreando un poco de azúcar moreno por encima. 
Está mal que yo lo
diga pero nos quedó muy rico, rico el invento como postre para una cena informal. 
A veces no, a veces no les da ni
tiempo a entrar en la cocina pero disfrutan como niños de lo que preparo por
ejemplo para el desayuno, sí… los bizcochos son un recurso sencillo y delicioso
para desayunar. El último fue de naranja y bañado de chocolate por encima.
¡Delicioso!
Está mal que yo lo diga pero es que es
así…
O uno de yogur de limón y con
arándanos por encima.
Incluso me gustó más que el de
chocolate… y estamos hablando de chocolate…que ya sabéis que en mi caso son palabras mayores.
Bizcocho chocolate naranja
Nuestro bizcocho de naranja cubierto con chocolate
Hablando de cocina y de comida y de hacer platos ricos con los peques en la cocina o al menos para comer en familia, resulta que hace unos días nos llegó a casa uno de
los libros más bonitos que he visto últimamente sobre cocina y encima de esos
que unen a la perfección la belleza de la maquetación con lo apetecible de las
recetas. Porque hay que reconocer que con las preciosísimas fotos que tiene el
libro, las recetas son tremendamente apetecibles, todas, así… en general.
Y es que encima son recetas de platos
que no parecen demasiado complicados, ni demasiado caros, así a priori aunque
hay que reconocer que algunos de los ingredientes parecen un pelín complicados
de encontrar en el súper de la esquina.
niños cocina libros recetas alimentación
Es precioso por fuera y por dentro…
Uno de los apartados más prácticos y
sensatos es sin dude el que recoge distintas recetas de platos que se pueden
preparar a partir de las sobras de otros platos (de los que también tiene la
receta) eso os podéis imaginar que ¡me ha encantado!
Sí, es el libro de cocina de IKEA,
seguro que lo habéis visto ya entre las manos de muchísimas blogueras, se
titula “Nuestra Comida ¡es natural!” y sirve para presentar las nuevas
albóndigas vegetarianas que han comenzado a ofrecer en los restaurantes de sus
tiendas. Albóndigas preparadas exclusivamente con verduras, con vegetales y con
legumbres, con garbanzos.
Comida cocina niños
Y encima sensatez, la verdad es que es de esos libros que alimentan…
Es una forma de que los peques coman
verduras cuando salimos de casa, por ejemplo, aunque yo no sea muy amiga de
escondérselas habitualmente.

Las tenemos que probar cualquier día
de los pasemos por IKEA ¿os apuntáis?

2 opiniones en “Cocina. Libros Para Cocinar y Comer Más Sanos.”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

16 + veinte =